ACTIVIDAD CULTURAL

Lunes 16 de Febrero de 2004

Galería Animal:
Nuevos cuerpos del arte chileno

El 10 de marzo, cuatro jóvenes retoman un tema inconstante pero significativo en la plástica local: la figura humana.
CAROLINA LARA B.

En el arte chileno se ha abordado con sospechosa mesura el tema de la figura humana, emergiendo un imaginario culturalmente revelador, pero de hitos aislados.

Artistas como Gracia Barrios, Rodolfo Opazo, Ricardo Yrarrázaval, Eduardo Vilches o Patricia Israel han trabajado con la presencia de cuerpos anónimos sobre la tela, para referirse en acertadas metáforas a contextos políticos conflictivos, o al estado de un individuo maniatado por las convenciones colectivas.

Estos autores han sido de los pocos que aquí han trabajado con un género ya clásico en la historia del arte, de gran espesor psicológico y social en la medida que necesariamente se refiere a la condición humana. Pero, salvo excepciones que vienen más bien de la acción de arte, los creadores locales no han llegado al tono desgarrado y existencialista de célebres figurativos internacionales, como Francis Bacon, Lucian Freud o la joven Marlene Dumas.

Atrofiada expresividad

En una revisión del arte chileno contemporáneo, Justo Pastor Mellado realizó un fino análisis sobre el tema del cuerpo en la pintura, proponiendo que ha habido una cierta fobia a la representación de la carnalidad. El crítico de arte conecta obras de Barrios, Vilches e Israel, creadas -respectivamente- a principios de los años setenta, en pleno régimen militar y a mediados de los noventa.

En su ensayo Historias de cuerpos, Mellado apunta a la manifestación de la figura humana como huella, modus operandi muy ligado al desarrollo del grabado y sus desplazamientos conceptuales.

El cuerpo en sus contornos, como sombra, latencia o ausencia, se transforma en un pretexto para reflexionar sobre el lenguaje, pero sobre todo en referencia del cuerpo desplazado, del órgano social, o de la historia callada de los cuerpos desaparecidos.

Aunque el tema sigue siendo clave en una sociedad acusada de ocultamientos sistemáticos y de atrofiada expresividad, la generación neoconceptual que surgió en los años noventa no evidencia una preocupación por trabajar el género, y sólo hechos tan polémicos como el desnudo colectivo que provocó el fotógrafo Spencer Tunick en 2002, ha revelado la urgencia de un ámbito no resuelto.

Sin embargo, el cuerpo en exposición se volvió un lugar común y, sin sustento reflexivo, en camino seguro a los récords de rating.

Desde lo cotidiano

Con una postura eminentemente analítica, en Galería Animal (Alonso de Córdova 3105) irrumpen cuatro artistas que retoman el tema de la figura humana como pretexto para tensionar los respectivos lenguajes, y enfrentarse críticamente a la historia de la representación del cuerpo. En Humanos en Animal, que abrirá el 10 de marzo, Carolina Saquel (video), Alejandro Muñoz (pintura), Francisca Sánchez (pintura) y la periodista Carolina Delpiano (fotografía), comparten una mirada que quiebra el estatus clásico del retrato, proponiendo al espectador experiencias de cuerpos que no por falta de descaro y carnalidad son menos significativas.

Primeros planos de personas bostezando, modelos que figuran de espalda, un acucioso ensayo audiovisual sobre el retrato y el paisaje, así como un par de novios que - a escala natural- parecen embadurnados en crema de torta, relativizan las expectativas convencionales frente al tema, así como el espacio de lo público y lo privado en un encuentro mediatizado.

Son cuerpos que invitan al contagio, y el visitante puede terminar bostezando también, o dando la espalda a un retrato que no lo observa.

Los cuerpos vuelven a ocultarse en operaciones lingüísticas, buscando su evidencia con un pulcro realismo que los vuelve presencia perpleja en el ámbito de lo cotidiano.

Otros cuerpos

Dentro de las oleadas de realismos que han azotado a las conciencias de postguerra, surgieron en el mundo las obras de artistas tan relevantes como Francis Bacon (1909-1992) y Lucian Freud (1922), dos grandes retratistas del ser contemporáneo. Mientras en Chile nos preparamos para ver este año una serie de grabados del autor británico, la pintura del nieto de Sigmund aparece recurrentemente en publicaciones o páginas web especializadas. Entre los jóvenes que han hecho de la figura humana un relato inagotable y revelador de la condición actual, están Marlene Dumas, con sus aguadas que esbozan cuerpos tan tétricos como difusos; Elizabeth Peyton, que no para de retratar a sus propios amigos o a estrellas pop con irónica simpleza gestual, y los hermanos Chapman, que hasta mediados de marzo están en la Saatchi Gallery de Londres, con sus engendros escultóricos de distorsionado erotismo.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Carolina Delpiano presenta una serie que resultó de la selección de 50 retratos de distintas personas en pleno bostezo.
Carolina Delpiano presenta una serie que resultó de la selección de 50 retratos de distintas personas en pleno bostezo.


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales