CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Lunes 4 de Noviembre de 2002

Galería Cecilia Palma:
Tres escultores unidos por la energía del material

Sólo el apego al volumen reúne las obras de Aura Castro, María Angélica Echavarri y Hernán Puelma en una misma exposición.
CAROLINA LARA B.

Sin conexiones formales ni conceptuales fueron reunidas por la Galería Cecilia Palma las obras de tres escultores nacionales. La muestra se inaugura hoy en Alonso de Córdova 2812 y permite un acercamiento a los trabajos recientes de dos reconocidos creadores - Aura Castro y Hernán Puelma- y de María Angélica Echavarri, autora que ha afianzado su producción durante los últimos diez años.

Una novedad ha sido en Castro el uso del cuero de vaca. Una empresa de calzado donó a Aura Castro el material hace dos años, debiendo aprender su manejo apoyada en la insistencia y en la experiencia de su padre, un ex artesano del cuero.

Héroes y artillería

Acostumbrada al metal y la piedra, la artista ha sabido doblegar las gruesas suelas, improvisando herramientas y sintiéndose profundamente tocada por la energía que porta el elemento animal. A través de este nuevo material, continúa trabajando los volúmenes austeros que le han servido para hablar de lo sagrado, como altares, tótemes, naves y formas arquetípicas. Pero - advierte la autora- el cuero ha impreso cierta carga tribal o una atemporalidad a este repertorio.

La obra que exhibe Angélica Echavarri es el resultado de cuatro años de trabajo en torno a la piedra. Después de un énfasis académico en la figura humana, la escultora ha generado abstracciones de líneas puras y formas geométricas, enormes volúmenes que "cobran presencia propia, más allá de la representación". Formada en talleres de escultura en Argentina, Echavarri entiende este oficio desde la reflexión formal, "no como catarsis emocional". Por esto su obra resulta muy pensada, con un manejo del material aprendido en canteras de Colina. Hernán Puelma exhibe "Artillería pesada", una reflexión - según precisa- en torno a la figura del héroe militar y a los poderes fácticos.

Aquí aparece parte del imaginario abordado en los años 80, como los pequeños generales, ciclistas y personajes históricos. Éstos circulan a través de esculturas en fierro y de una serie gráfica trabajada a través de distintos procesos: las obras partieron como collages digitales realizados con fragmentos de fotografías y pinturas del siglo XIX, más imágenes de obras propias que transforman con ironía las situaciones históricas y los rasgos de los próceres retratados.

A través de la serigrafía, el artista traspasó las escenas a telas que luego intervino con carboncillo, arenas y pigmentos.

A este recorrido, Puelma agrega una pequeña instalación, armada con una caja de acrílico o vitrina museal donde se exhiben objetos encontrados, las supuestas pertenencias de algún héroe del pasado.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
"Templo-totem" de Aura Castro.
Foto:Jorge Sánchez
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales