CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Domingo 2 de Septiembre de 2001


La Corta Vida de la Productora que Creó las Teleseries Nacionales

Protab fue la primera realizadora privada para TV que se formó en el país. Allí trabajaron desde Moya Grau a Vicente Sabatini. Con pocos recursos, registró muchas imágenes que hoy son históricas.
En sus comienzos, la televisión chilena dependía de la buena voluntad de los vecinos. Por ejemplo, de las personas que vivían en los alrededores de Tarapacá 752 en Santiago Centro. Ahí estaban los estudios de Protab, la productora que comenzó con el negocio en el país y que es responsable de varios hitos televisivos. Entre ellos se cuentan las primeras telenovelas que se produjeron en el país, como "El socio" - dirigida por Helvio Soto- , y comedias como "Juani en sociedad".

La importancia de los vecinos está ligada a los "ruidos molestos" que podían interrumpir en cualquier momento las grabaciones de los programas. Varias personas que trabajaron en Protab recuerdan los cantos de un gallo, que obligaba a repetir las tomas. Porque entre fines de los 60 y casi toda la década del 70 - el tiempo que existió Protab- los recursos eran mínimos y eran compensados por mucho ingenio.

"Los estudios eran en realidad unos galpones, muy helados en invierno. Por eso de repente hacíamos fuego en las chimeneas que salían en las teleseries para calentarnos", cuenta Eduardo Domínguez, director de "Oveja negra", que comenzó su carrera como asistente en Protab.

Domínguez no es el único de los que trabajaron en Protab que sigue ligado al medio televisivo. Entre quienes fueron sus ejecutivos se cuentan Ricardo Miranda (ex director de las áreas dramáticas de Canal 13 y Megavisión), Alfredo Escobar (director ejecutivo de Megavisión) y Juan Agustín Vargas (señal internacional de TVN).

La lista se amplía aún más al hablar de quienes comenzaron su trabajo en Protab. Nombres como el cineasta Silvio Caiozzi, el director de teleseries Vicente Sabatini, el realizador de "La tierra en que vivimos", Sergio Nuño y muchos técnicos que hoy laboran en televisión se formaron en los estudios de calle Tarapacá.

La historia de Protab está indisolublemente ligada a las series dramáticas. En sus estudios se crearon telenovelas como "La colorina", "J.J. Juez" y "María José", estas dos últimas dirigidas por José Caviedes (ver recuadro). "Ningún canal de los que existían entonces (Canal 13, TVN y el canal 9 de la Universidad de Chile) estaba en condiciones de hacer una teleserie, porque requería dejar un estudio reservado especialmente para eso. Por eso fueron nuestros programas más exitosos", comenta Ricardo Miranda.

De acuerdo al ejecutivo, Protab consiguió alejar a las teleseries chilenas de los parámetros del género en México o Venezuela. "Desde un principio les imprimimos un tono más de comedia, lo que ha sido una característica de la telenovela chilena y que, por otro lado, impidió su comercialización en el extranjero".

Pese a la incesante actividad en los galpones de Protab, la productora "vivía en permanente estado de quiebra", comenta Eduardo Domínguez. Todos los temores sobre su fin se concretaron en 1978, fecha en que llegó a Chile la televisión a color.

La situación se complicó para Protab, cuyos equipos trabajaban en blanco y negro. No obstante se quiso continuar trabajando con equipos a color de segunda mano, el intento falló y la productora cerró. Aunque sólo formalmente, pues quienes se trabajaron en Protab siguieron mayoritariamente ligados a la televisión y sus imágenes son parte de la historia audiovisual en el país.
Soledad Gutiérrez

El Director Olvidado

El realizador de algunas de las teleseries más conocidas en los años 70, José Caviedes, vive hoy en Cochabamba, Bolivia. Y de sus actividades actuales es poco lo que se sabe. De hecho, su último trabajo en el país fue como coordinador de la carrera audiovisual en la universidad Uniacc.

Sin embargo, es posible conocer su labor recordando el trabajo que desarrolló en teleseries como "J.J. Juez" (de 1975), escrita por Arturo Moya Grau. En esos tiempos las telenovelas se grababan de una sola toma, de un bloque comercial a otro. Los camarógrafos y los actores cambiaban de set, sin que se pudiera dejar de grabar y, al menor error, la toma se repetía desde el principio. Con ese exigente método, Caviedes grabó varias teleseries, hasta que a mediados de los 70 se radicó por un tiempo en Ecuador, junto a su esposa de entonces, la actriz Ximena Vidal.

Al regresar dirigió "Anakena" (1982), su última teleserie. Después de esta primera producción nacional en Isla de Pascua, que no tuvo los mejores resultados de audiencia y de crítica, Caviedes sólo reapareció en la TV chilena en 1995, cuando dirigió un capítulo de la serie "En el límite", transmitida por TVN.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Arturo Moya Grau, Jael Unger y Yoya Martínez, en una escena de
Arturo Moya Grau, Jael Unger y Yoya Martínez, en una escena de "J.J. Juez", teleserie nacional de 1975.
Foto:El Mercurio


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales