ARTES Y LETRAS

Domingo 27 de Mayo de 2012

EN ALTO JAHUEL Protagonistas del grabado nacional:
Museo Andino revive los pasajes del emblemático Taller 99

El más importante taller de grabado en Chile -fundado por Nemesio Antúnez- es el motivo de la exposición que hoy abre sus puertas al público en el Museo Andino, ubicado al interior del parque de Santa Rita. La muestra contiene una mirada histórica y otra visual con obras de la mayoría de sus protagonistas, como Delia del Carril, Roser Bru, Ricardo Yrarrázaval, Eduardo Vilches, y los artistas que trabajan hoy.  
CECILIA VALDÉS URRUTIA A algunos puede resultar sorpresivo que un maestro de la historia del arte como Rembrandt, protagonista del Barroco, fuera conocido primero por su trabajo en grabado. Para él, este género constituía una creación en sí: ahí llevaba los más profundos sentimientos de sus retratados, reflejaba el ambiente de los ricos comerciantes holandeses y también de los mendigos, en composiciones que calaban.

Más recientemente, en nuestro país, el artista Eduardo Vilches ha creado escuela en diversas generaciones a través de una creativa y original obra gráfica, minimalista y fuerte. En su caso, incorpora hasta la fotocopia al grabado. Cualquier medio es válido.

Nemesio Antúnez fue más tradicional en su trabajo. Hacía ediciones limitadas y abordaba las técnicas acostumbradas (litografía, aguafuerte). Alcanzó muchos de sus momentos más brillantes en este medio de las artes visuales. Para muchos, sus grabados superan, incluso, su pintura.

Su hermano, Enrique Zañartu, también era apuntado, en París, como un eximio grabador y un pintor que llegó en un momento hasta a superar a Matta. Él era partidario del grabado único.

Nemesio y Matta; mejores años

Tanto Zañartu como Antúnez se iniciaron en el grabado en el famoso taller de William Hayter, en París y en Nueva York. Allí acudían a trabajar los más grandes del arte de entonces. Muchos habían llegado a Estados Unidos arrancando de la Segunda Guerra, como Miró y Gorky . Matta, también en Nueva York, desarrolla entonces su mejor período creativo, a fines de los años 30 y los 40, cuando experimenta con la multiplicación de los planos y la noción de los 'grandes transparentes' en sus cuadros. Una de sus más famosas pinturas, "El vértigo de eros" (de propiedad del MoMA) es de 1944. Hechos que explican en gran parte el alto precio de la obra, también de 1944, que batió récord esta semana en una subasta neoyorquina, superando los cinco millones de dólares.

Nemesio compartía mucho con Matta, su amigo arquitecto y pintor, en Manhattan. Lo había seguido en la ruta. Nemesio nos relató, en una oportunidad, cómo había aprendido a trabajar en el mítico taller neoyorquino, a compartir impresiones, siendo ayudante de emblemáticos artistas. "Miró recogía un pedacito de papel o una madera y lo transformaba en una obra en grabado. Conversábamos, intercambiábamos ideas y salíamos a comer", recordaba.

Este sistema de enseñanza fue el que trajo a Chile y buscó instaurarlo en el Taller 99, en la casona de Guardia Vieja, a fines de los años 50. Invitó a trabajar a grandes artistas, como la Hormiga (ya separada de Neruda), Roser Bru, Dinora Doudchitzky... Desde esa casa en Providencia, salieron los emblemáticos y vigorosos caballos de Delia del Carril, esas profundas composiciones visuales de Roser y la poesía visual de Nemesio, entre muchas otras.

Un homenaje a ellos y una revisión de los períodos del Taller contiene la muestra que se abre hoy al público en el Museo Andino, ubicado al interior de la Viña Santa Rita, en Alto Jahuel.

"Estaciones" del Taller

El director del museo, Hernán Rodríguez, buscó a través de un cuidadoso montaje poner en contexto las distintas etapas del Taller 99. La exposición -parte de la cual se mostró en París- incluye un registro histórico y visual de sus principales pasajes: los años en Guardia Vieja y en la Escuela de Arte de la UC. El impulso especial que le dio Carmen Waugh en "La casa larga", entre 1985 y 1989; y los años en las sedes de Melchor Concha 153 y ahora en Zañartu 1016.

"Actualmente seguimos vinculados a artistas de gran tradición con el taller, como Lea Kleiner, Eduardo Garreaud, Ricardo Yrarrázaval, Patricia Velasco y Roser Bru, quien hasta hace un mes venía todos los miércoles a trabajar aquí", agrega la grabadora y una de las encargadas, Isabel Cauas.

El Museo Andino exhibe grabados de series de Nemesio como su "Multitud en la Plaza" y "La Noche del baile". Hay piezas de la Hormiga, Bru, Florencia de Amesti, Dinora Doudchitzky, Eduardo Vilches, Jaime Cruz, Santos Chávez y Ricardo Yrarrázaval. También están todos los originales de la carpeta "Las estaciones 2011", una modalidad que hacía Antúnez con los artistas del taller y que esta vez contiene grabados de cerca de 30 creadores que continúan vinculados al taller: Isabel Cauas, Adriana Asenjo, Eduardo Garreaud, Carmen Valbuena, Irene Domínguez, Patricia Velasco y Gonzalo Cienfuegos, entre otros, quienes recrean de distintas formas el tema de las estaciones.

Aparecen estilos diversos: abstracción, figura, geometría y paisaje. Hay piezas desarrolladas en calcografía, serigrafía, litografía, fotolitografía, aguafuerte y punta seca. Antúnez defendía la calidad y el tiraje limitado del grabado y, por cierto, la libertad temática, lo que se refleja en sus series "vividas", a las que volvía cada cierto tiempo y en las que cruzaba sus temáticas de camas con los bailes, el paisaje chileno y los manteles de cuadrados en París, las multitudes, la lluvia y el Estadio Nacional.

La exhibición -montada en este museo y en un entorno que en sí mismos valen una visita (ver recuadro)- estará abierta un año, en lo que es una oportunidad para internarse en este género de las artes visuales, bajo la mirada de un histórico taller.

 En medio de un histórico parqueUna construcción contemporánea de hormigón y piedra es la sede del Museo Andino. En su exterior, a pocos pasos, se encuentra una histórica casa del siglo XVIII , hoy convertida en restaurante, donde habría vivido la patriota Paula Jaraquemada. Y en medio de todo ello se despliega un parque con centenarios tilos, araucarias y plátanos, donde se ubica la tradicional casona construida por sus primeros propietarios, los Fernández Concha .

El marco no puede ser mejor. Pero su interior también: el Museo Andino alberga una colección permanente patrimonial de la Fundación Claro Vial, integrada por más de 200 mil valiosas piezas arqueológicas y etnográficas , montadas en vitrinas con una precisa museología, a cargo del historiador y arquitecto Hernán Rodríguez .

"La muestra temporal del Taller 99 -precisa- ocupa dos grandes salas, lo que ha permitido mantener en exhibición la colección permanente". Los horarios de visita son martes a domingo, de 10.30 a 17.00 hrs. Parte ahora, además, desde el Gam un bus un sábado al mes. La entrada es gratuita . Más información al 3622524.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b> Antúnez. Creador del Taller 99, quien cruzaba sus series de las camas, con el paisaje, las multitudes, la lluvia..." >
"EL MUNDO DE LOS SUEÑOS" Antúnez. Creador del Taller 99, quien cruzaba sus series de las camas, con el paisaje, las multitudes, la lluvia...
Foto:TALLER 99


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales