ACTIVIDAD CULTURAL

Viernes 10 de Noviembre de 2006

Recreación de ambientes y anécdotas:
Para viajar al corazón de la historia

Hasta el 26 de noviembre estará el Segundo Salón de Anticuarios en el Centro de Exposiciones Apoquindo 3300.El evento reúne a los profesionales del rubro de las antigüedades y del coleccionismo más importantes del país.
MAUREEN LENNON ZANINOVIC

Un imponente automóvil MG rojo de 1936 recibe al público del Segundo Salón de Anticuarios, que hasta el 26 de este mes estará en el Centro de Exposiciones Apoquindo 3300.

"Acá hay verdaderas joyas que perfectamente se pueden apreciar en cualquier importante museo del mundo (hay seguros compremetidos y guardias de seguridad las 24 horas). Cada anticuario realizó una cuidada ambientación de su stand, lo que permite que el público interactúe mejor con los objetos exhibidos. Ahora la entrada es gratuita, pensando en un panorama para toda la familia. Muchas veces estos objetos no están al alcance de todo el público, porque no se exhiben en centros comerciales, por eso verlos en este salón es una oportunidad única. Los anticuarios, además, son verdaderos guardianes del patrimonio", señala Francisco Javier Court, director de la Corporación Cultural de Las Condes.

Autos de culto

En el salón, que reúne a los profesionales del rubro de las antigüedades y del coleccionismo más importantes del país, participan la Casa de Remates Enrique Gigoux Renard, las casas de antigüedades Nagel y Enrique Gigoux Cabello, la casa experta en arte patrimonial Monge, Besa, Edwards; los anticuarios Gabriel Carvajal, Patricia Eugenín, Patricio Guerra, Juan Eduardo Salinas, Mario Velasco y Hernán Swett.

Los espacios recrean ambientes de época y como se trata de un salón y por el alto valor patrimonial de los objetos, sólo algunos están a la venta.

Enrique Gigoux Renard revivió en el entrepiso todo un ambiente marino, con timones, escafandras, relojes de navegación y maquetas de barcos del siglo XIX. Como novedad, este año incluyó motos y autos:

"Mi fuerte es la parte náutica, pero ahora incorporé autos. El MG de la entrada es un coche de culto para los amantes de los carros de carrera. También tengo un Amilcar de 1926, que corrió en el Sporting de Viña del Mar, avaluado en unos US$ 40 mil (más de $20 millones), y motos Harley-Davidson. Incluso, hay una sidecar (avaluada en $9 millones) que usaron periodistas y fotógrafos de El Mercurio para salir a reportear en la década del 30, cuando Guillermo Pérez de Arce era gerente del diario. Las motos eran los vehículos más veloces de esa época, muy útiles para la prensa y los servicios de Carabineros", señala Enrique Gigoux Renard.

Para los amantes del arte colonial, Monge, Besa, Edwards ofrece en el tercer nivel varias joyas virreinales, como un armario peruano con un hermoso nacimiento en su interior, de principios del siglo XVIII, avaluado en US$ 60 mil (más de $30 millones): "Perteneció a Carlos Sánchez García de la Huerta, uno de los grandes coleccionistas chilenos de arte barroco. También exhibimos sillas brasileras de ese período y una reja fabricada en España, muy destacada en todos los catálogos de cerrajería colonial. Ella integró la casa del Conde de Superunda (siglo XVIII), de ahí se trasladó a la casa-taller del pintor Rafael Correa y después integró la colección de la casa de la familia Elguín. Está avaluada en US$ 10 mil (más de $5 millones)", señala Francisco Monge.

Anécdotas poéticas

También en este stand hay un mascarón de proa del siglo XVIII: "Su historia es muy entretenida, porque Neruda cada vez que compraba mascarones, les sacaba la cabeza para esconderla en su maleta. Como sabía que no podía viajar con mascarones, esperaba que el cuerpo fuera requisado por la aduana y luego lo adquiría muy barato en un remate. Un señor descubrió esta argucia del poeta, se le adelantó, compró este mascarón descabezado y Neruda se quedó sin el cuerpo del delito".

Otro de los destacados ambientes de este local es un hermoso comedor imitación estilo virreinal, realizado por Mario Matta (hermano de Roberto), en los años 40. Cada silla (12 en total) vale unos $350 mil. La mesa cuesta $1 millón 100.

Cambios

Dado el éxito, en 2007 el Salón de Anticuarios se trasladará a la sede de la Corporación Cultural de Las Condes (Av. Apoquindo 6570). "Ya este año aumentamos de 11 a 15 stands, lo que demuestra la pasión que genera el mundo de los anticuarios entre los chilenos. Queremos seguir creciendo e invitar a más coleccionistas", explica Francisco Javier Court.

HORARIOS

DE LUNES a domingo, de 11:00 a 21:00 horas. Centro de Exposiciones Apoquindo 3300. Entrada liberada.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Este comedor fue creado por el reconocido decorador y mueblista chileno Mario Matta, emulando el estilo virreinal.
Este comedor fue creado por el reconocido decorador y mueblista chileno Mario Matta, emulando el estilo virreinal.
Foto:MATÍAS ESPINOSA


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales