NACIONAL

Miércoles 12 de Diciembre de 2012

 
Los otros Chicago boys

Por primera vez, alumnos de las universidades de Chicago y de Harvard que debían realizar su pasantía profesional, lo hicieron en Chile. Fueron meses trabajando en otro país, otro idioma, desvinculados de su entorno y sufriendo una burocracia que muchas veces no entendían. Pero el saldo es positivo. Tanto, que el programa "Prácticas para Chile" se extenderá a otros prestigiosos planteles de EE.UU. en 2013.  
RENÉ OLIVARES En una oficina del Ministerio de Hacienda se escucha una conversación formal en inglés. Los temas son detalles sobre diversos proyectos de ley vinculados a Vivienda, Salud y Educación. Pero no se trata de una reunión bilateral con algún emisario extranjero. Tampoco son asesores chilenos que manejan el idioma llamando al exterior.

El acento es típicamente estadounidense. El tono de voz da cuenta de que se trata de gente joven. Y es que los interlocutores son estudiantes norteamericanos de las universidades de Harvard y de Chicago que, como parte del programa "Prácticas para Chile", dejaron sus aulas para tomar un avión con destino a Chile y realizar sus pasantías profesionales en diferentes ministerios y organismos de gobierno.

¿Qué motiva a estos estudiantes de prestigiosas universidades extranjeras a hacer su práctica profesional no sólo en otro país, sino con un idioma distinto e incluso con un sistema político lleno de particularidades ajenas a las que encontrarían en su país de origen?

Para Marko Jurkovic, son varias cosas.

Shock cultural

"La experiencia de trabajar en un gobierno extranjero conlleva retos únicos. Hay que acostumbrarse al nuevo ambiente cultural y conocer y entender las diferencias de cómo funciona una oficina", explica Jurkovic, quien estudia Ciencias Políticas en Chicago.

Aspectos que para Nelson Auner, estudiante de Economía en la misma universidad, le exigieron un proceso de ajuste personal no menor. "Al principio era un poco incómodo ser extranjero, especialmente porque por primera vez en mi vida estaba en otro país no como turista", comenta.

Pragmático, Jurkovic asegura que todo tipo de trabajo requiere un proceso de adaptación. Sólo que quizás aquí es un poco mayor. "Pero mi experiencia trabajando en el Ministerio de Hacienda fue muy positiva, sobre todo por el apoyo que me entregaron los colegas del ministerio", resume.

Ayuda que debió necesitar para asimilar el choque cultural que supone un primer encuentro con el funcionamiento de nuestro sistema público. Burocracia excesiva, papeleos sin sentido, copias por triplicado, firmas para todo y visaciones de diverso tipo no sólo costaba entenderlas, sino que en algunos casos los obligaba a contar hasta diez.

"Conseguir y validar la visa para poder viajar a Chile fue un proceso que a veces puso a prueba la paciencia", admite Jurkovic, quien sin embargo reconoce que es un mal endémico: "La burocracia existe en todas partes. Les podría contar, por ejemplo, de mis malas experiencias al renovar mi carnet de conducir en los Estados Unidos".

Aunque vienen de las mejores universidades de Norteamérica, la experiencia de trabajar en un gobierno no sólo les dio la oportunidad de interiorizarse en materias de políticas públicas. También les deparó grandes sorpresas y no pocas emociones.

"En mi primera semana de trabajo en la Secretaría General de la Presidencia tuve la oportunidad de ver al Presidente Sebastián Piñera, al rey Juan Carlos de España y a Felipe Calderón, de México", recuerda María Fernanda Barragan-Santana, estudiante mexicana de Harvard.

Para Ben Raderstorf, compañero suyo en Harvard y quien realizó su pasantía en el Ministerio de Hacienda, la experiencia tuvo una fuerte carga cultural. "Además de proyectos bien interesantes y desafiantes, hemos tenido la oportunidad de conocer mucho de la cultura, la historia y la política del país, incluyendo visitas al Congreso, museos, universidades, La Moneda y otros ministerios", sostiene.

Barragan-Santana, en cambio, sintió que el desafío no sólo era cultural, sino también práctico. "Fue una gran oportunidad para aprender también los detalles y las habilidades que se requieren. Nunca había tenido que escribir correos electrónicos o cartas formales en español. En general, fue una magnífica experiencia en la cual aprendí muchísimo. Toda la gente en la oficina me trató excelente, y aprecio todo el apoyo recibido", asevera.

De Harvard es también Manuel Meléndez, quien no dudó en viajar a nuestro país como su mejor opción. "Como estudiante de Política Comparada Latinoamericana creo firmemente que Chile es el líder y ejemplo a seguir en la región en cuanto a la calidad de sus instituciones y el funcionamiento de su democracia. Por eso, conocer de primera mano al gobierno chileno me pareció una oportunidad inigualable de aprendizaje".

La evaluación de esta primera experiencia arroja un saldo positivo para el director del programa, Jorge Sahd, quien apunta a las proyecciones que ofrece a futuro. "Queremos seguir potenciándolo, de manera que nuestro país sea un verdadero polo de atracción de talento desde los distintos rincones del mundo", indica.

Tanto es así, que ya hay conversaciones en marcha con otras casas de estudios, como Standford, Oxford, Columbia y Berkeley, que se sumarían a los convenios suscritos con Harvard y Chicago. "Nos ha impresionado el interés de estas casas de estudios por conocer el trabajo que realiza nuestro gobierno, lo que demuestra el prestigio y reconocimiento internacional del que goza nuestro país", explica.

Agrega que también están apuntando en la dirección contraria: "Estamos explorando la posibilidad de generar acuerdos para que alumnos nacionales tengan la oportunidad de realizar pasantías en el extranjero".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>DESAFÍO.-</b>
DESAFÍO.- "La experiencia de trabajar en un gobierno extranjero tiene retos únicos", dice Marko Jutrovic, quien hizo su pasantía en Hacienda.
Foto:MINISTERIO DE HACIENDA


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales