WIKÉN

Viernes 20 de Julio de 2007

El regreso del Carcuro de todos

Treinta años lleva Pedro Carcuro relatando partidos de la Selección.
POR SERGIO PAZ

Son las diez de la mañana en Chile y he contactado a Pedro - el amante del tango y Buenos Aires, las pastas, los viajes, los buenos trajes y las soberbias corbatas- en la habitación 903 del hotel Marriot Courtyard de Edmonton, Canadá.

Parece que lo estoy viendo. Impecable, a los 60 años, Pedro Carcuro se prepara otra vez para ir al estadio. Y entonces repasa el ritual de siempre: la corbata precisa, los zapatos lustrados, la prensa leída.

"Antes de que me llamaras - dice- estaba revisando 'The Globe & Mail' y hasta los canadienses, que no son muy enterados en materia deportiva, publican una nota sobre el castigo que se impuso a los futbolistas chilenos por estar borrachos. Qué vergüenza. Me da mucha rabia. He encontrado este incidente de Puerto Ordaz de una picantería increíble".

Vale la advertencia: esta entrevista es desde la república de la admiración. ¿Por qué no? Siempre serán pocas las crónicas que intenten escudriñar en su memoria: a fin de cuentas una de las más particulares de Chile. Más cuando, buscando en Wikipedia, encuentras descripciones tan injustas y pobres como ésta: "Sus relatos - se lee en Wikipedia- se caracterizan por ser subjetivos, con tintes emocionales más que de conocimiento futbolístico y muy apasionados, llegando por momentos a la histeria".

¿Broma? Nunca está de más hablar con Carcuro. Más ahora que, junto con el éxito de la Sub–20, recupera su sitial.

"Cuando yo empecé la gente echaba de menos a Sergio Silva. Así es la cosa. En esto no hay que creerse el cuento. Ahora, el punto es que yo estuve demasiado tiempo relatando partidos de la selección chilena. Para el Mundial del 74 transmitió Sergio Silva para TVN. Y después de eso, el 75/76, comencé yo".

- ¿Cuál fue el primer partido de la Roja que relató?

"De la selección no me acuerdo. Sí que mi primer partido fue, el 72, 73, una Copa Libertadores en Lima en la que jugaban la Universidad de Chile y San Felipe. Me tocó transmitir porque Sergio Silva no pudo viajar y entonces Gonzalo Bertrán y Augusto Olivares me fueron a buscar a la oficina de prensa".

- "Eres el elegido", dijeron.

"'¿Quieres relatar?', me preguntaron. '¡Pero por supuesto!', respondí. Y eso pese a que ni siquiera tenía pasaporte. Eso fue como a las diez de la mañana así es que me moví rápidamente para sacar uno. Y a las cuatro de la tarde ya lo tenía. Luego me embarqué a Lima".

- En Chile ha sido tema de foros y blogs. Pero quién mejor que usted para explicarlo: ¿qué cualidades debe tener un buen relator?

"En primer lugar, ser un buen periodista. Relatar no es otra cosa que contar una historia. Y el punto es contarla bien. En segundo lugar, hay que tener cierta cultura para emplear bien el lenguaje. Si un tipo ha leído, indudablemente tendrá más recursos para entregar elementos adicionales en el relato; como esos toques de emoción que uno pone y que tienen que ver con palabras o frases que te han quedado y que de pronto las reutilizas. Esas cosas que están en tu computador mental".

- Carcuro nunca menciona la palabra gol. ¿Es consciente de eso o simplemente se da?

"En algún minuto dije: para qué decir gol en un relato televisivo si la gente también lo está viendo. Mejor digamos otras cosas. Sobre eso, en algún minuto, Fernando Solabarrieta me dijo: 'Con eso nos cagaste a todos'. No usar la palabra gol ha sido una marca de fábrica. Un sello. Uno de los pocos aciertos en mi carrera".

- Un hito.

"Hay quienes tienen un montón de frases hechas para sus relatos. Yo no. Nunca he preparado una. Lo juro. Son cosas que nacen en el momento, cosas que siento y acuño. Cosas que en algunos partidos surgen y en otros no. Se da o no se da y eso tiene que ver con estados de ánimo".

- Fernando Solabarrieta lloró en Atenas. ¿Pedro ha llorado en algún partido de fútbol?

"No, no. Soy súper emotivo, harto llorón, pero en el fútbol no me ha tocado. Aunque sí me gustaría llorar con una Sub–20 campeona del mundo".

- ¿Extraña el "De Pé a Pá"? ¿No le gustaría volver a hacerlo?

"No, no. Es una página absolutamente cerrada. Se cumplió un ciclo de más de diez años y doscientos programas. Y para mí el saldo es absolutamente positivo. Aunque hay también cuestiones que no me gustaron".

- En otra ocasión me habló del alto costo personal que eso significó.

"Hay tres cosas. El costo personal fue muy grande porque requería una dedicación, una entrega muy grande. Lo segundo es que cuando te involucras con un programa que exige tanto trabajo, evidentemente que restas energía y posibilidades de estar al día en lo que es más tuyo: el deporte. La verdad es que yo me debilité como periodista deportivo por entregar mucha energía al programa. En tercer lugar, para no ser latero y sí claro, creo que cometimos errores y hablo en plural. Errores especialmente en la etapa final del programa donde nos farandulizamos demasiado. Caímos en esa tentación lo cual desvirtuó el sentido de 'De Pé a Pá'. Y eso me provocó incluso angustia".

- Los tres momentos futbolísticos más emocionantes en la carrera de Pedro Carcuro son...

"Están muy claros: el gol de Pato Yáñez en Asunción, cuando Chile virtualmente clasifica para el Mundial de España...".

- Pato Yáñez dijo que le había robado ese gol porque el relato había sido aún más emocionante.

"El Pato dice que le robé la mitad del gol".

- Un momento muy especial.

"Tantas frustraciones y de repente... No sé... Era un partido feo, estábamos como murciélagos colgados del travesaño. Defendiendo, aguantando a los paraguayos y de repente aparece el Pato y hace ese gol. Lo recuerdo perfecto. Muy lindo. Emocionante".

- Otros momentos Carcuro son...

"El partido de Chile frente a Italia en Francia 98, un partido muy emocionante, por el ambiente que había. Cuando no lo esperábamos nos encontramos con más de diez mil personas en las tribunas y aparte con ese partidazo. Luego los partidos de Chile en los juegos olímpico de Sydney, todos sensacionales, con un Zamorano inmenso, goleador del campeonato. Los dos últimos que pondría son las dos finales de Italia: la del 82 en España con el 'me pongo de pie' de Tardelli. Y la última final contra Francia. Que Italia sea campeón es parte de los afectos preferenciales".

- Imagino que tendrá su propio archivo con estas historias.

"Nada. No tengo nada. El 2009, dentro de dos años más, cumpliré 40 años en TVN y ojalá que entonces el canal me entregue un archivo como regalo".

- A Sudáfrica no vamos ¿cierto?

"No creas. Tenemos posibilidades. Jugadores hay. Y creo que el último remezón ha sido bueno. Esta crisis tiene que ser aprovechada positivamente. Es bueno limpiar la selección nacional, para que los que quieran estar de verdad se tomen el compromiso en serio. Es cosa de ver a los argentinos: Maradona jugó una vez con un tobillo como sandía. Maradona pagaba él mismo su pasaje para jugar por Argentina. Hay que aprender de eso".

- Carcuro, ¿maradoniano?

"Yo soy maradoniano a muerte. Soy devoto de él en todo sentido. Lo conozco y lo encuentro un tipo extraordinario. No me importan sus problemas ni sus enfermedades. Uno, a la gente, la quiere con sus cosas negativas incluidas".

- Pedro Carcuro, siempre cerca de los grandes.

"He visto a muchos. Tengo, incluso, un libro firmado por Muhammad Ali. Y tuve la suerte de conocerlo, de entrevistarlo, de estar con el boxeador más grande de todos los tiempos. He conocido a Pelé, en fin; en los últimos treinta, cuarenta años, he estado con la gran mayoría de todos los grandes".


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:Carla Pinilla


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales