NACIONAL

Lunes 23 de Julio de 2012

Feminización de las atenciones en los centros asistenciales es una tendencia a nivel mundial
La salud está en manos de las mujeres: hoy son siete de cada 10 funcionarios

Los cargos médicos y directivos son su desafío pendiente, lo que podría cambiar por su alta participación en la matrícula de educación superior.  
René Olivares y Macarena Toro Entre los médicos más veteranos es extraño encontrar a una mujer. Si el corte se hace a los 40 años, ya son muchas más las facultativas ejerciendo. Y bajo esa edad, la proporción con los hombres es casi igual.

A nivel global la balanza se inclina hacia las mujeres: hoy son siete de cada diez funcionarios que trabajan en hospitales y consultorios. Y las cifras del Ministerio de Educación muestran que Medicina es la única carrera del área donde todavía son minoría, aunque esos mismos datos muestran que la tendencia podría romperse durante los próximos años.

El dato lo corrobora la información del Ministerio de Salud sobre el género de quienes trabajan en el sector público. Ahí, las mujeres duplican en número a los hombres trabajando en todos los estamentos, desde el área administrativa hasta los profesionales. Pero existen aún dos excepciones: los cargos médicos y los directivos.

Sin embargo, su avance ha sido rápido. El año 1996, la médico Dolores Tohá se transformó en la primera directora de un hospital público, y el 2000, Michelle Bachelet fue la primera ministra de Salud. Hoy, el 37,9% de todos los cargos directivos son ocupados por mujeres (ver infografía).

"Heroínas"

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, cree que la incorporación de la mujer en los cuidados de la salud viene determinada por el origen de los hospitales en Chile, que en sus inicios estuvieron bajo la tutela de congregaciones de monjas. Luego, "hay carreras que tradicionalmente han sido femeninas, como la enfermería o la tecnología médica. La principal barrera ha estado en Medicina, y por eso personajes como Eloísa Díaz -la primera chilena médico- son heroínas".

Mañalich cuenta que luego, avanzado el siglo XX, hubo barreras culturales, donde "el Estado creía que invertir en los estudios de una mujer era más riesgoso", porque estaban expuestas en mayor medida al cuidado de la familia, cosa que podía obligarlas a dejar de ejercer".

Sin embargo, hoy en día esos juicios están desterrados. El gerente general de Trabajando.com, Álvaro Vargas, explica que los cambios estructurales en la sociedad han facilitado su inserción en el trabajo. Ahí nombra políticas como la masificación de las salas cuna y el posnatal de seis meses.

Agrega que, además de en la salud, ya se comienzan a notar con fuerza en la banca y telecomunicaciones, mientras que aún tienen un gran desafío en los sectores de la minería, transporte y construcción.

Por si fuera poco, en los próximos años la tendencia podría revertirse, porque actualmente en las carreras de la Salud, las mujeres también son mayoría, y en ascenso. Del 66,2% que representaban de la matrícula en estas carreras en 2005, ya saltaron al 69,4%. Y en Medicina, que es la única carrera donde no son mayoría entre todos los estudiantes, cada año son más, sumando 924 nuevas estudiantes en 2011, lo que representa apenas 221 cupos menos que los hombres.

 La directoraCuando en 1993 llegó como química farmacéutico al Hospital del Salvador, María Elena Sepúlveda tenía a su cargo cuatro hijos y 1.770 funcionarios, como directora del recinto. Dice que en sus casi veinte años en el recinto ha notado cómo las mujeres han ido tomando más protagonismo y poder. Que en el hospital haya sala cuna y jardín infantil ha ayudado mucho al género, destaca, porque así no tienen que elegir entre su desarrollo profesional y la familia. Enfatiza que en la salud marcan la diferencia porque "el escuchar es algo que tenemos muy desarrollado las mujeres, así como ofrecer soluciones y tratar de resolver los problemas".

La decanaEl empoderamiento de la mujer en Salud es lento, pero casos como el de Cecilia Sepúlveda, decana de Medicina de la U. de Chile, muestran la apertura del sector.

Cuenta al respecto: "Cuando me titulé de médico, había un cargo en un hospital y cuando me presenté, había dos candidatos: un hombre y yo. Y me dijeron 'nosotros vamos a preferir al hombre porque tú te vas a embarazar'". Sin embargo, cree que el proceso de incorporación de la mujer ha sido constante y hoy se da naturalmente, y afirma que compatibilizar trabajo y familia fue una tarea conjunta con su marido.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir



[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales