ACTIVIDAD CULTURAL

Domingo 18 de Marzo de 2012

El más solicitado es "El socio", de Jenaro Prieto:
Libros chilenos en el cine internacional

Isabel Allende, Antonio Skármeta y Ariel Dorfman son algunos de los autores nacionales que se han proyectado al mundo a través de las adaptaciones que el cine extranjero ha hecho de sus libros.  
Daniel Olave M. Si ya las adaptaciones de la literatura chilena en el cine nacional son escasas, las que se han hecho a nivel internacional son prácticamente casos aislados. Pero existen.

Aunque estamos lejos de los centros destacados de la industria cinematográfica, y no son muchos los autores locales de reconocimiento mundial, la literatura sigue siendo una atractiva fuente de inspiración para la obra audiovisual. Por esto, ha habido historias y universos creados por autores chilenos que han despertado el interés de productores extranjeros, quienes han visto en ellos el germen de una buena película.

Reconocido como país de poetas, no es extraño que Chile haya llamado la atención con uno de sus premios Nobel, Pablo Neruda, y que una novela sobre su vida sea una de las adaptaciones fílmicas de mayor éxito internacional. "Ardiente paciencia", de Antonio Skármeta, fue convertida en "Il Postino" en 1994, en una coproducción entre Italia, Francia e Inglaterra que dirigió el destacado cineasta británico Michael Radford. La película consiguió cinco nominaciones al Oscar y sólo en su exhibición en Estados Unidos ganó más de US$ 20 millones, quedando entre las 10 películas de habla no inglesa más taquilleras de todos los tiempos en ese país.

Si son los grandes bestsellers chilenos los que más fácilmente logran traspasar fronteras, el primer lugar lo tiene sin duda Isabel Allende. Su primera novela, "La casa de los espíritus", fue llevada al cine por el premiado director danés Bille August. Fue una coproducción entre Estados Unidos y Alemania y tuvo un elenco extraordinario, encabezado por Meryl Streep, Jeremy Irons, Glenn Close y Winona Ryder. De Allende también se adaptó al cine "De amor y de sombra", con Antonio Banderas y Jennifer Connelly, producción norteamericana dirigida por Betty Kaplan.

El éxito de Isabel Allende ha hecho que otros de sus libros sean opcionados para ser convertidos en películas. Los derechos de "Eva Luna", por ejemplo, fueron adquiridos por Robert Redford. Además, su trilogía de aventuras juveniles compuesta por "La ciudad de las bestias", "El reino del dragón de oro" y "El bosque de los pigmeos", está en manos de Walden Media, la misma compañía que produjo "Las crónicas de Narnia". Por último, Sony Pictures adquirió los derechos de su libro por encargo "El Zorro, comienza la leyenda".

También el trabajo de Ariel Dorfman fue llevado al cine por destacadas figuras internacionales, luego de que su obra teatral "La muerte y la doncella" fuera representada con éxito en Broadway y en los escenarios más importantes del mundo. Surgió entonces la posibilidad de una producción dirigida por Roman Polanski, y protagonizada por Sigourney Weaver y Ben Kingsley. Luis Sepúlveda, en tanto, otro bestseller en Europa, ha sido adaptado en Italia, con la versión animada de "La gaviota y el gato que le enseñó a volar", y en Austria, con "El viejo que leía novelas de amor", protagonizada por Richard Dreyfuss.

De Marcela Serrano se hizo una coproducción argentino-española con su novela "Antigua vida mía", que contó con la actuación de Cecilia Roth y Ana Belén. Mientras, Alberto Fuguet tuvo una adaptación hispano-peruana de "Tinta roja", que dirigió Francisco Lombardi ("Pantaleón y las visitadoras").

Aunque no siempre llegando a buen puerto, hay otros autores locales que han llamado la atención de cineastas extranjeros. Con su novela "El obsceno pájaro de la noche", José Donoso fue capaz de seducir al español Luis Buñuel y al italiano Michelangelo Antonioni, pero por diversas razones los proyectos con ambos nunca prosperaron.

Buñuel tampoco logró filmar "El lugar sin límites", de Donoso, como quiso hacerlo mientras estuvo trabajando en México. Los derechos estaban en manos de un productor de ese país, y finalmente la película se hizo en 1977 gracias a Arturo Ripstein ("El coronel no tiene quien le escriba"). El filme obtuvo dos premios Ariel de la Academia de Cine mexicano y el premio especial del jurado en el Festival de San Sebastián.

Sin embargo, el libro chileno que más veces ha sido llevado al cine es "El socio", de Jenaro Prieto. La obra tiene nada menos que seis versiones internacionales. La primera, con el título "The Mysterious Mr. Davis", fue realizada en Inglaterra por Claude Autant Lara, en 1936. Tres años después se hizo la versión italiana con el nombre de "Il socio invisibile"; y en 1946 se filmaron dos adaptaciones, una española titulada "Consultaré a Mister Brown", y otra mexicana llamada, simplemente, "El socio".

En 1979 fue el turno de Francia, con "L'associé", película que protagonizó Michel Serrault. Y en 1996, vino la versión hollywoodense dirigida por Donald Petrie ("Miss Simpatía"), quien la convirtió en una comedia para Whoopi Goldberg conocida como "The Associate". Curiosamente, ninguna de ellas es conocida en Chile.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
"Ardiente paciencia" , de Antonio Skármeta, fue convertida en "Il Postino" en 1994. En EE.UU. fue éxito de taquilla.
Foto:MIRAMAX


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales