WIKÉN

Jueves 21 de Noviembre de 2002


Y dale Bocca

A los 35 años, el bailarín argentino Julio Bocca está cada vez más volcado al repertorio contemporáneo, se muestra crítico con la situación en su país y ya habla de su retiro. Tras cuatro años de ausencia, desde el lunes vuelve al Teatro Municipal con su compañía, el Ballet Argentino.
Joel Poblete

El argentino Julio Bocca, el hombre considerado como el mejor bailarín de las últimas dos décadas, el favorito del público y de la crítica, está al otro lado del teléfono desde Bogotá. Suena relajado y cordial. Con la simpleza y calidez que, se sabe, lo caracterizan.

Anoche actuaba en la capital colombiana antes de seguir con la gira que, después de pasar por Perú, lo tendrá de vuelta en nuestro país tras cuatro años de ausencia. Julio Bocca, junto a la compañía que formó hace 12 años, el Ballet Argentino, vuelve desde el lunes al escenario del Teatro Municipal que tanto conoce, y el asunto lo tiene muy entusiasmado.

"Venimos llegando de la gira por Estados Unidos", explica con su inconfundible acento porteño. "Hasta ahora la recepción ha sido muy buena, incluyendo una enorme crítica muy positiva en el New York Times, y también en Miami, donde me dieron la llave de la ciudad".

- En el Municipal, te hemos visto desde bailarín invitado en títulos clásicos hasta solista en obras contemporáneas. ¿Te sientes más cómodo en esta última faceta?

"Por suerte creo que he ido creciendo humanamente y como intérprete. En esta oportunidad no bailaré nada clásico, sólo haré obras contemporáneas, lo que disfruto muchísimo a estas alturas, porque lo importante es que me sienta cómodo arriba del escenario... Las obras clásicas las dejo para los más jóvenes de mi compañía, porque en esta etapa de mi carrera yo sólo las estoy bailando con el American Ballet (la compañía neoyorquina de la que es primer bailarín desde 1986). Me sigue gustando el ballet clásico, pero los pas de deux, saltos y giros ya los hice, ahora prefiero que los haga gente joven".

- ¿Y en estos años has notado una mayor receptividad del público chileno a las obras contemporáneas?

"Sé que no a todos les pueden gustar las obras que yo hago, son difíciles, muy contemporáneas. Y eso pasa en todas partes, aunque para mí el público se está abriendo más a lo contemporáneo... La ultima vez que vine fue hace mucho (en 1998, Teatro Teletón), y no me pareció que el público estuviera muy abierto, aunque no quiero sonar descortés, porque tal vez no le gustaron justamente las obras que yo hice. Ahora sólo deseo que lo pasen bien con nuestro trabajo".

Aunque el ecléctico programa que el Ballet Argentino presentará en Chile incluye clásicos como el pas de deux de "Coppelia" y el pas de trois de "El corsario", es la contemporaneidad de "Ecos" (coreografía de Mauricio Wainrot sobre el célebre Adagio para cuerdas de Barber) o "Piazzolla tango vivo" de Ana María Stekelman lo que más llama la atención. Hasta hay lugar para la crítica a la sociedad actual: "Ángeles sin alas", una mirada a la sufrida niñez contemporánea.

- Además de esta coreografía, son conocidas tus labores benéficas para apoyar a los niños, y también la ayuda que das a los jóvenes en tu estudio y fundación en Buenos Aires. Pareces dar mucha importancia al rol social del artista.

"Sí, bueno, es la única forma en la que uno puede ayudar a estos chicos... Lo bueno es que la gente se va dando cuenta de que, aunque la Nasa nos diga lo contrario, en lo inmediato sólo tenemos este mundo y lo estamos destruyendo, y los que más sufren son los chicos.

Por ejemplo, cuesta creer que en un país tan rico como Argentina, donde basta con plantar una semilla para que salga algo, aun así mueran chicos porque no dan más, como hemos visto en estos días. Es imperdonable, ahí te das cuenta de que los políticos no están haciendo su trabajo. Siguen sin hacer nada, sin siquiera darse cuenta de lo que pasa en las calles. Prefieren seguir peleándose por las internas, por las fechas de las elecciones..."

- A pesar de la crisis y de lo bien que te va en el extranjero, tú sigues muy ligado a Argentina.

"Me gusta Argentina, vivo ahí a pesar de mis compromisos en el exterior. Y seguiré viviendo ahí. Una de las formas de ayudar al país es estando ahí, independientemente de que entiendo que haya gente a la que no le queda otra que salir".

El dulce porvenir

Pese a que a los 35 años mantiene un envidiable estado de salud, hace un tiempo que Julio Bocca viene anunciando su retiro, el que tiene programado para cinco años más.

Tal vez por eso está aprovechando el tiempo que le queda incursionando en otras áreas, en las que ha desarrollado nuevas facetas de su talento: en 1998 debutó en el cine con "Tango", filme dirigido por Carlos Saura y nominado al Oscar como mejor película extranjera, y el año pasado se presentó por primera vez en Broadway con "Fosse", el premiado musical inspirado en el estilo del célebre coreógrafo y cineasta Bob Fosse ("Cabaret").

"A la gente le podrá gustar o no mi trabajo, pero como artista siempre he tratado de dar lo máximo", comenta. "Busco renovarme, no quedarme sólo con lo que la gente espera de mí".

- Hace poco dijiste que ya puedes darte por satisfecho, porque cumpliste todos tus sueños.

"Más que cumplir mis sueños, he logrado todas las metas que me he propuesto. Incluso han aparecido cosas que ni siquiera soñaba. En cuanto al retiro, sé que los 40 es la edad indicada, es lo máximo a lo que puedo llegar, porque me gustaría terminar en buena forma mi carrera".

- ¿Y cómo sabes que es el momento?

"Porque ya he aprendido que la danza es una parte de mi vida, que hay otras cosas. Y antes la danza era toda mi vida".

"Julio Bocca y el Ballet Argentino"

Teatro Municipal (Agustinas 794, 463 1000). Lunes, martes y jueves. Entradas entre $3.000 y $30.000.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Julio Bocca en
Julio Bocca en "Fosse".
Foto:Gda / La Nación, Buenos Aires


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales