DEPORTES

Lunes 23 de Septiembre de 2013

Marco Cornez, arquero cruzado en 1988, desmiente que la UC se dejara perder frente a U. Española el día en que descendió la U:
No hubo sobornos; yo era el capitán de Católica

René Valenzuela, quien jugó en ese 3-1 que salvó a los hispanos, reconoce que "pasaron cosas raras ese día".  
Andrés Lalanne Torrealba "Era un partido que Unión necesitaba ganar. Se pagó un dineral para la época. Y claro, resultó perfecto: ganamos". Con esas palabras, Jaime Ramírez abrió la polémica ayer en "El Mercurio" al asegurar que en el fútbol chileno ha habido sobornos. En el ojo del huracán siempre ha estado el 3-1 con que los rojos vencieron a la UC en San Carlos de Apoquindo el 15 de enero de 1989. Con ese triunfo, los hispanos se salvaron y la U selló su descenso.

Marco Cornez recibió los tres tantos de Unión Española. "Nada de eso ocurrió. Unión pasó por arriba de nosotros; fue inapelable el triunfo", asegura el ex arquero, quien además agrega que "nunca escuché nada sobre sobornos, y estoy seguro de que no existió, porque yo era el capitán. Lo tengo bien grabado, porque en ese partido le tocó doping a un amigo, y se fue del estadio".

-¿Está diciendo que escapó del doping?

"No me acuerdo bien cómo fue... Hay que investigarlo".

-¿Era compañero suyo?

"No, era de Unión Española. No recuerdo cómo se llamaba".

Más detalles tiene René Valenzuela, defensor hispano en aquel encuentro.

"Hubo cosas raras ese día. Por ejemplo, lo que me pasó a mí. Me tocó el doping, pero me habían puesto DecaDurabolin, una inyección para aumentar la masa muscular. Los dirigentes me dijeron que me fuera del estadio, y mandaron al test a Richard Valenzuela; como los dos éramos R. Valenzuela".

De paso, no descarta el supuesto soborno. "Se habló de eso, pero si se hizo algo, fue a nivel de dirigentes, y tú entenderás que los jugadores no podíamos andarnos metiendo ahí. Pero sí, se habló de eso", confiesa Valenzuela, ex zaguero cruzado que esa temporada defendió a los hispanos.

Valenzuela también da fe de otro hecho confesado por Ramírez: drogas en los camarines. "No puedo hacerme la 'mosquita muerta'; lo hice alguna vez. Había una pastilla que le decían 'La rubia de ojos azules', porque era amarilla y azul. Había otros que preferían tomar Ritalín, y cosas así, pero en Unión Española existía mucho la cuestión de la cocaína". Sin embargo, aclara: "Nunca vi dirigente, técnico o médico obligando a consumir. Cada uno es dueño de sus actos".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
U. Española visitó a la UC en enero de 1989 con la obligación de ganar para no descender: venció 3-1 en un dudoso partido.
U. Española visitó a la UC en enero de 1989 con la obligación de ganar para no descender: venció 3-1 en un dudoso partido.
Foto:EL MERCURIO


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales