REVISTA YA

Martes 19 de Agosto de 2014

Neva Milicic y el nuevo libro "Confiar en uno mismo"
Vitalidad y conexión consigo mismo: las claves de la autoestima

Neva Milicic dice que aún existen muchos padres y colegios poco informados sobre la importancia de los vínculos para una autoestima sana. Tras la publicación de su nuevo libro, ella y su coautora, Isabel Margarita Haeussler, explican que si bien se tiende a asociar la autoestima a la capacidad de valorarse y tener logros, en realidad tiene más que ver con la posibilidad de "desarrollar un verdadero yo", capaz de expresar y conectarse con los sentimientos negativos también.  
KARIM GÁLVEZ.  En la sala, los niños saltan, juegan, mueven los brazos y las piernas. El profesor logra hacer silencio. Les pide que se recuesten y relajen, que piensen en sí mismos. En tono suave les dice:-Respira con calma, piensa en tu cuerpo, piensa en tu cabeza... bien apoyada en el suelo, en tus brazos, a lo largo del cuerpo, en tu cuello, en tus hombros, tus manos, tus dedos. Piensa en tu estómago, tu espalda, tus piernas. Te sientes bien, estirado completo en el suelo. Relajado, tranquilo.Los niños pasan unos minutos en completo silencio, centrados en su propio cuerpo. Luego, el profesor les indica.-Ahora te puedes ir levantando de a poco, lentamente, a tu ritmo; siéntate primero, luego te pones de pie.Los niños, relajados, están listos para iniciar la sesión del día, en que escribirán dos características personales que les gusta de sí mismos. Aunque les dé un poco de vergüenza, más tarde las compartirán con sus compañeros. Será la primera unidad de un programa de autoestima que se describe en el libro "Confiar en uno mismo", que las psicólogas Neva Milicic e Isabel Margarita Haeussler desarrollaron para escolares y que puede ser guiado por profesores y padres.-Ya se aplicó en Guayaquil en 30.000 escolares y el libro también se publicó en España -dice Neva Milicic. El libro es una edición ampliada del que publicaron por primera vez a mediados de los noventa, incorporando esta vez las últimas investigaciones sobre autoestima junto con actividades prácticas, varias relacionadas con el mindfulness o atención plena. "Es necesario trabajar con los estudiantes el desarrollo de herramientas que les permitan volver a su centro, hoy están muy volcados hacia el exterior. La atención plena tiene un poder liberador porque muestra cómo las ideas y opiniones, atracciones y rechazos y los apegos pueden enceguecer y ser fuente de gran sufrimiento para nosotros y los demás", dicen las autoras.¿Qué tiene esto que ver con la autoestima? Muestra nuevas formas de control y de sabiduría basadas en la capacidad interna de relajarnos, ser conscientes y desarrollar una visión profunda de las cosas, señalan.Isabel Margarita Haeussler cita a la psicoanalista suiza Alice Miller, quien plantea que la construcción de una autoestima positiva implica disponer de espacio y tiempo para desarrollar un verdadero yo y no uno falso, y tener la posibilidad de permitirse, sentir y expresar sentimientos negativos conectándose con ellos sin temor a perder el afecto parental.-Históricamente se ha tendido a pensar que la autoestima es equivalente a valorarse, sentirse competente y tener logros. Sin embargo, lo central es tener la posibilidad de expresar y conectarse con los propios sentimientos. La autoestima se relaciona con el desarrollo de la conciencia de sí mismo y de la identidad, y surge a partir de las interacciones que el niño tiene con el mundo que le rodea, entonces es importante que el niño vaya haciendo una conciencia acerca de quién es, qué le gusta, qué quiere ser, que aprenda a tolerar sus frustraciones.-Si bien la autoestima es un tema del que se habla desde hace décadas, ¿por qué aún no se le releva lo suficiente?Neva Milicic responde: "Sucede lo mismo que con la educación, la segregación es brutal. Hay padres que poseen clara conciencia de la importancia de la autoestima en los hijos, de los vínculos y del buen trato, pero por otro lado hay una brecha enorme, con padres sin ninguna información, y eso se refleja en los altos índices de maltrato que siguen existiendo en el país". -El último informe del Observatorio Niñez y Adolescencia revela que 1 de cada 4 niños en Chile vive debajo de la línea de pobreza, ¿qué sucede ahí con la autoestima?-Existen estudios de familia en pobreza, y la verdad es que hay familias que igualmente logran excelentes resultados en el desarrollo de autoestima de sus hijos, lo que no justifica la pobreza, es importante dejarlo claro. Hay niños que obtienen la beca Presidente de la República con padres extraordinarios, pero nuevamente aquí tiene que ver con el vínculo. A los niños que les va bien en sectores de pobreza suelen ser muy resilientes. Pero es evidente que a nivel nacional los estudios muestran que los niños de sectores pobres tienen como grupo una autoestima más baja que los de sectores más acomodados, como también más bajos resultados en pruebas de lenguaje o matemáticas. -¿Qué es mejor para salir adelante, una buena autoestima o buena resiliencia?-No hay buena resiliencia sin buena autoestima. Tiene que haber una persona que te quiere de modo incondicional, un tutor de resiliencia que confía y cree en ti. Un adulto significativo que promueve la resiliencia siembra esperanza de futuro. Por el contrario, un contexto que mina la confianza actúa en el niño como una profecía autocumplida.Reconocen que la reforma educacional actual no valora prioritariamente estos aspectos emocionales."Lo que además es una disociación -señala Neva Milicic-, porque todas las investigaciones muestran que cuando se mejora el clima afectivo, mejora el rendimiento académico. Nos olvidamos que si a un niño le gusta la matemática o la lectura, tiene una vinculación afectiva con ello. Las emociones deben estar dentro de la sala de clases y de los contenidos". Isabel Margarita Haeussler dice que no hay conciencia de que lo emocional es condición básica previa de aprendizaje. "Mi visión es que en educación los énfasis cambiaron, centrándose en exceso en los logros académicos. Llevamos décadas poniendo objetivos de aprendizaje más y más detallados, sumando contenidos y aumentando las exigencias, pero los resultados probablemente no mejorarán si no hay una preocupación explícita por mantener y fomentar en los niños la curiosidad y el interés por aprender y por crear un clima emocional y de convivencia grato en la sala de clases y fuera de ella y acorde al mundo en que los niños viven hoy. Los niños están muy exigidos no solo en rendimiento sino también en conducta, en lo social".-Un ejemplo fue el video que se "viralizó" hace unas semanas, llegando a 50 mil visitas, donde un papá le lee el informe de conducta a un angustiado hijo porque le ponen puros cinco.-Está demostrado que una de las variables más relevantes en la autoestima es la crítica. ¿Qué se va a decir ese niño de sí mismo a partir de una experiencia como esa? -dice Isabel Haeussler.Lo central -opina Neva Milicic- es que los padres y los profesores se hagan la idea de que el niño a lo largo de su historia escolar se va haciendo una narrativa de sí mismo, en que se cuenta para qué es bueno, cómo se relaciona con los otros. Lo que hace el padre del video es entregar una pésima narrativa de sí mismo a su hijo. La crítica verbal no modifica conductas, sino que siembra imagen personal, es decir, si siempre le decimos que es desordenado, lo será aún más para responder a esa imagen. La relación entre crítica y alabanza debiera ser de uno a cinco; es decir, una crítica por cada cinco halagos. -¿Qué tanto marca el estilo de paternidad en la autoestima?-Los padres autoritarios son dañinos porque imponen patrones que conducen a los niños al malestar emocional, al miedo, en vez del bienestar, y aquellos que no son exigentes del todo, terminan descalificando a los niños, en el sentido que les dicen a sus hijos, por ejemplo: "Eso es muy difícil para ti, no serás capaz de hacerlo". Ciertamente hay que dosificar las exigencias y poner más a los niños en situaciones que tengan que ver con sus fortalezas. Nuestro enfoque tiene que ver con las competencias. No queremos que los Pablos Nerudas resuelvan ecuaciones de segundo grado, sino que escriban poesía. Que seamos capaces de mirar al niño desde sus fortalezas y en este sentido darle más oportunidades. En los otros aspectos, exigirle de modo razonable. Isabel Haeussler dice que uno de los grandes temas actuales es que los niños no son vistos como son. -Los padres quieren que sus hijos logren lo que ellos creen que tienen que lograr, independiente de lo que les muestre su hijo. Más que un estilo de paternidad, hay padres que no se conectan con quién es el niño que tienen enfrente, y el niño intenta funcionar según las expectativas de sus padres y profesores porque quiere agradar, pero a costa de sí mismo. La autoestima exige un cambio de mirada, de darse cuenta de que el niño no va a ser mejor mientras más le exijamos, que necesitan sentirse libres, no es que no requieran límites sino que no necesitan límites mal puestos. Neva Milicic dice que muchas veces los padres insisten en tener en un colegio a sus hijos, pese a que ven que es una tortura para ellos. -Es responsabilidad de los padres y del colegio crear para el niño un nicho ecológico para que pueda desarrollarse sanamente. De repente los niños son pájaros y lo metemos en una pecera. Nadie habla tampoco en la reforma educacional sobre el número de alumnos por clase. ¿Cómo te vas a preocupar de la narrativa emocional de cada niño si hay 40 en la sala? Es imposible conectarse con la realidad emocional de cada uno. Yo encuentro inmoral que colegios privados que cobran casi 400 mil pesos al mes tengan cursos de 40 niños. Hay que ponerles coto. Es inmoral porque significa no entender que la educación no es solo aprender a sumar, sino que es formar. Cuando uno tiene 20 niños en una sala, la conexión emocional entre ellos y con la profesora es completamente diferente.-¿Es cierto que un niño exitoso académicamente no tiene problemas de autoestima?-Yo veo niños muy exitosos académicamente, pero muy deprimidos por la sensación de no sentirse aceptados. Lo viven con mucha angustia. O a las adolescentes anoréxicas, en que si suben un gramo, sienten que no las van a querer. Yo les tengo terror al primero y al segundo del curso, porque funcionan en un nivel de competitividad y estrés en que no disfrutan las cosas. Por otro lado, en los niños con problemas de aprendizaje se ha descrito un círculo autoperpetuado, en que el fracaso produce sentimientos de falta de competencia. Este a su vez genera expectativas de fracaso, las que terminan disminuyendo los esfuerzos por los logros académicos, influyendo entonces en el rendimiento.-Ustedes se centran en los niños de enseñanza básica, pero qué pasa con los adolescentes, ¿hay poco que hacer a esa edad?-Yo creo que a los diez años el partido ya está jugado -dice Neva Milicic-, pero en general toda actividad prosocial que ayude a desarrollar un proyecto de vida en función de los otros es un programa protector. Lamentablemente hoy están muy ausentes en los colegios. Nos importa que un niño no solo tenga una autoestima en sí mismo, sino que ayude a desarrollar la de los otros. Quienes tienen la autoestima más baja probablemente son aquellos adolescentes payasos, que viven molestando a sus compañeros. Isabel Margarita Haeussler complementa: "En la adolescencia por su vulnerabilidad es igualmente importante preocuparse de la autoestima y no confiar en las apariencias. No necesariamente tiene una buena autoestima el bacán, el adolescente que se saca puros sietes y brilla por el mundo. A veces, bajo ese aparente éxito hay muchas exigencias y autoexigencias (para encontrar aceptación) y de un día para otro, ese niño puede sorprender con una depresión o una crisis que nadie ha visto venir y que puede ser difícil de manejar y superar".-¿Habría que sospechar del adolescente muy seguro de sí mismo?-Hay que diferenciar entre una buena autoestima y el narcisismo -explica Milicic-. Hay un cuento llamado "El Patito Bello", en que el pato se cree la muerte. Va donde el pavo real y le dice: "Qué plumas tan feas tienes", luego donde el cisne y le critica el cuello chueco. Se ríe del chancho porque está gordo. Al final se va quedando solo porque este patito es un narciso. Clínicamente, las personalidades que aparecen sobrevaloradas y descalificadoras con los demás suelen tener encubiertos profundos sentimientos de insuficiencia personal.La autoestima, señalan, finalmente es un proceso dinámico que evoluciona a lo largo de la vida.-La autoestima positiva implica tener vitalidad y conexión con el propio cuerpo y con el mundo interno. La seguridad en sí mismo requiere tener la posibilidad de acceder a los propios sentimientos más profundos y poder relacionarlos con las verdaderas necesidades personales. Este acceso, esta conexión, es una necesidad básica para una persona segura. Señales de autoestima negativaInvestigaciones muestran que la autoestima negativa se manifiesta a través de conductas como las siguientes:* Hacer comentarios descalificatorios de sí mismo.* Tener dificultades para aceptar elogios.* Rechazar el contacto social con niños y adultos.* Buscar excesivamente complacer o recibir atención de adultos o pares.* Incapacidad para identificar o aceptar en sí mismo rasgos positivos.* Necesidad compulsiva de llamar la atención.* Dificultad para decir no a otros.* Miedo a no gustar a los demás.* Actitud excesivamente quejumbrosa o crítica.* Necesidad imperiosa de ganar.* Temor excesivo a equivocarse.* Actitud perfeccionista.* Actitud desafiante y agresiva* Actitud derrotista.* Actitud complaciente.Señales de autoestima positiva* Actitud de confianza frente a sí mismo. Actúa con seguridad, se siente capaz y responsable por lo que siente, piensa y hace.* Es capaz de disfrutar con atención plena los momentos positivos que la vida entrerga.* Cuando tiene éxito, no se siente superior a los demás.* Es abierto y flexible y acepta a los otros como son, no los descalifica y les expresa valoración positiva.* Es capaz de ser autónomo en las decisiones y le es posible disentir sin agredir.* Su comunicación con los otros es clara y directa.* Percibe el éxito como resultado de sus habilidades y esfuerzos.* Piensa en el futuro como un lugar lleno de oportunidades.

Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
"A lo largo de su historia escolar, el niño se va haciendo una narrativa de sí mismo, para qué es bueno, qué le cuesta", dice Neva Milicic.
Foto:GETTYIMAGES


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales