NACIONAL

Miércoles 12 de Mayo de 2004

Coletazos de reunión privada:
El caso MOP divide a los supremos

A algunos ministros les molestó que Libedinsky diera como cierto el desmentido del ministro de Justicia, Luis Bates, y que después se supiera que se juntó en su casa con la jueza.

R. SCHIATTINO y C. CARVAJAL

Una nueva versión sobre el encuentro en casa del presidente de la Corte Suprema, Marcos Libedinsky, con la ministra en visita del caso MOP, Gloria Ana Chevesich, surgió ayer entre los supremos.

Algunos ministros consultados desmintieron que la jueza hubiera sido presionada, e indicaron que Libedinsky le transmitió la inconveniencia de las filtraciones a la prensa.

Esta versión confirmó, en todo caso, que en el encuentro del 5 de marzo sí se trató el caso MOP, justo cuando la ministra se adentraba en lo más complejo de su causa: el posible desvío de fondos públicos con fines políticos. No se trató sólo de un té por la amistad que los une, como había insistido Libedinsky.

Los nuevos antecedentes no calmaron del todo los ánimos en la magistratura, ya que un grupo de ministros ya estaba molesto con Libedinsky por su encuentro de la semana pasada con el ministro de Justicia, Luis Bates, en la oficina del primero.

En esa reunión, Bates aseguró al presidente del máximo tribunal que nunca dijo lo que dijo. Se había referido a la jueza Chevesich como "la señora MOP", en una entrevista a un matutino, y sus palabras estaban grabadas, pero Libedinsky le creyó.

En círculos judiciales se volvió a hacer referencia a lo politizado que se ha tornado el caso MOP después de que la jueza dictara hace tres semanas un nuevo auto de procesamiento en el que deslizó el posible uso de fondos públicos en campañas políticas, con una detallada explicación de los sistemas para recaudar fondos, aunque sin hacer referencias explícitas.

Autonomía latente

Para algunos supremos, magistrados y jueces, las informaciones sobre el té de Libedinsky con Chevesich son un nuevo bochorno para el Poder Judicial, en medio de las negociaciones con el Gobierno para obtener la ansiada autonomía.

Entre los supremos, los más duros no están dispuestos a transar en nada para conseguir ese objetivo, que consideran legítimo, mientras que otros - entre quienes estaría Libedinsky- tienen una postura más flexible.

Los primeros creen que fue un error creer a ojos cerrados el desmentido de Bates, ya que al día siguiente se supo que sus dichos eran ciertos.

Además, se considera poco apropiado reunirse con una subalterna en su casa, porque deja la sensación de que se podría haber tratado de presionarla y el Poder Judicial ha intentado erradicar ese tipo de prácticas para evitar suspicacias.

El escándalo bajó un poco de tono porque, según se dijo, el presidente de la Suprema no habría intentado presionar a la ministra del caso MOP, como señalaban versiones periodísticas. Por el contrario, habría dicho a la jueza que evitara las filtraciones porque podrían afectar su investigación.

Esa versión coincide con los análisis dentro del Gobierno, donde crece la preocupación porque consideran que la ministra Chevesich ha estado filtrando sus pasos -citaciones, procesamientos, líneas investigativas- a la prensa.

La soledad de Chevesich

La ministra Gloria Ana Chevesich no ha querido referirse públicamente a su encuentro en casa de Libedinsky, pero sus cercanos le han oído referirse acerca de la soledad que siente por el caso MOP y los conflictos que ello conlleva.

Tras los dichos del ministro de Justicia, Luis Bates, quien la llamó "señora MOP", la magistrada manifestó a sus cercanos que se sentía sola y que resentía el escaso apoyo de sus pares, quienes supuestamente no han querido inmiscuirse por lo delicado del tema.

A diferencia de otros magistrados, en todo caso, Chevesich ha hecho lo que se llama una "carrera interna" como relatora de la Corte Suprema y no como jueza del crimen. Por eso cuenta a su favor que los supremos conocen de cerca su trabajo y entre ellos es respetada.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Solitaria se ha sentido la ministra Chevesich en el caso MOP, pero cuenta con el respeto de sus superiores.
Solitaria se ha sentido la ministra Chevesich en el caso MOP, pero cuenta con el respeto de sus superiores.
Foto:EL MERCURIO
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales