NACIONAL

Domingo 5 de Junio de 2011

Destaca la gastronomía, arquitectura y buenos precios:
Ahora le toca a Viña del Mar: The New York Times alaba los encantos de la Ciudad Jardín

El diario norteamericano, que en enero escogió a Santiago como el mejor lugar para visitar este 2011, califica al balneario viñamarino como uno de los grandes complejos turísticos de Sudamérica, menos costoso que otros destinos y de ambiente familiar.  
HERNÁN CISTERNAS Guillermo Miguel Valdivia Zúñiga, de 23 años de edad, nunca se imaginó que el local de comida casera que hace dos años abrió en su propia residencia, al fondo de un pasaje de la calle 6 Norte -a la altura del 353-, a dos cuadras de la avenida San Martín, en Viña del Mar, iba a ser mencionado en el influyente diario The New York Times y, menos aún, que "Donde Willy" sería considerado como uno de los "semiocultos placeres culinarios" que no se pueden perder al visitar la Ciudad Jardín.

Estudiante de tercer año en la carrera de Administración de Empresas, no deja de sorprenderse de que una cazuela de vacuno y un plato de merluza frita, preparados a partir de recetas de su madre, hayan agradado tanto al periodista norteamericano Luongo Michael, quien permaneció varios días en el balneario chileno interiorizándose de "los encantos de Viña de Mar", que fue el título del reportaje publicado hace un par de semanas en el suplemento de viajes del diario neoyorquino.

Califica a la Ciudad Jardín como uno de los más grandes complejos turísticos en la costa sudamericana del Pacífico. Junto con destacar que es menos costosa que algunos otros balnearios conocidos de América del Sur, como Punta del Este, Uruguay, señala que los argentinos y brasileños acuden a Viña del Mar por su ambiente familiar.

Como gancho para atraer a sus lectores, el reportaje señala que Viña del Mar es "la versión chilena de la Laguna" (ciudad del condado de Orange, en el estado de California, donde se inició el deporte de skimboarding), sólo que aquí el agua es fría y los skimboarders "tienen que utilizar más la técnica que en California" para desplazarse en tabla sobre las olas.

Tras resaltar la cercanía de Viña del Mar con Santiago, la capital del país, considera a la Ciudad Jardín como ideal para partir desde aquí a otros atractivos, como el centro de esquí de Portillo, distante a dos horas de viaje, y a los viñedos y bodegas del valle de Casablanca, a 45 minutos.

El reportaje reconoce que los turistas de Estados Unidos y Canadá -en particular quienes llegan a bordo de cruceros-, a menudo apenas están un día en Valparaíso y Viña del Mar. Afirma que "si se duerme en Viña del Mar, se ven más cosas", independientemente de la época del año en que se visite.

The New York Times invita a interiorizarse y conocer la arquitectura local. Resalta al Castillo Wulff -torreones germánicos de granito, situado en una punta rocosa, en la Avenida Marina- y a las construcciones del Cerro Castillo.

Valora además la existencia de parques -la Quinta Vergara-, los paseos junto al mar, la práctica de footing por el borde costero y los eventos artísticos y culturales que se desarrollan a lo largo del año en la ciudad.

También destaca la variedad de opciones que ofrece la vida nocturna, como el Casino, la disco Ovo y el bullicio del Spartako Bar. Tampoco deja de lado al Café Journal (en Agua Santa con Álvares), que describe como silencioso durante el día, pero un lugar ideal en la noche para disfrutar los clásicos del rock de los años 70, 80 y 90.

El reportaje recomienda y sugiere los principales hoteles y establecimientos gastronómicos de Viña del Mar, pero también lo que en Chile conocemos como "picadas", entre ellas el novel local "Donde Willy" -del estudiante Guillermo Miguel Valdivia- y "La Gatita", establecimiento gastronómico de pescados y mariscos, con 14 años de existencia, popular en la caleta Higuerilla, camino a Concón, donde el público que no alcanzó a ocupar una de las 18 mesas disponibles se anota para asegurar su silla apenas se desocupan.

El garzón Pablo Mella, que está feliz por la mención que The New York Times hace del local, recomienda el plato de la casa -La Gatita-, que sobre una base de lechuga tiene dispuesto locos, colas de camarones, carne de jaiba y machas a la parmesana, mezcla de productos fríos y calientes por $7.500. Una corvina o congrio margarita con agregado cuesta $5.000.

 Autoridades: a la caza del turismo norteamericanoEn Viña del Mar -que recientemente se ha visto enfrentada a críticas por problemas de seguridad en el entorno del Casino y por el cierre del camino costero a Concón, uno de los atractivos turísticos de la zona-, sus autoridades recibieron con satisfacción el reportaje del diario norteamericano.

La alcaldesa Virginia Reginato indicó que la publicación de The New York Times refuerza el propósito local de ampliar el turismo viñamarino a otros mercados y que se motive al público norteamericano a conocer Viña del Mar y sus encantos.

Gabriel González, presidente de la Cámara de Turismo, señaló que luego de las campañas realizadas en los últimos años en ciudades argentinas diferentes a Mendoza -como Córdoba y Buenos Aires- y en Brasil, el objetivo apunta ahora al norteamericano y al europeo, "porque confiamos en que después de la baja que se produjo como consecuencia de la situación económica de esos lugares, ésta va a repuntar".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p>El Castillo Wulff (arriba) y el restaurante

" >

El Castillo Wulff (arriba) y el restaurante "Donde Willy" de Guillermo Valdivia (izquierda) son dos de los lugares destacados por el NYT.


Foto:CLAUDIO BUENO


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales