CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Miércoles 26 de Septiembre de 2001

Dos exposiciones:
Patricia Israel renueva sus imágenes

Desde hoy, la artista presenta, en la Posada del Corregidor, una muestra junto a Carolina Saquel. El 2 de octubre inaugura otra en el Bellas Artes.
Más audaz visualmente, reflexiva y experimental, la obra de Patricia Israel poco a poco se sumerge en tendencias de arte conceptual. La riqueza del gesto, la gráfica y la pintura - que antes lucían más cerca de la tradición- ahora son signos de un texto y reflejo de toda una investigación previa. Las imágenes son quebradas y articuladas sobre las telas como las huellas de un tránsito interior e intelectual.

Así ocurre en la muestra "Materias de Hecho", que exhibe entre hoy y el 18 de octubre en la Galería Posada del Corregidor (Esmeralda 749). La serie es parte del proyecto gráfico "El Arte de la Excavación", hecho el año pasado a partir del encuentro "fortuito" con una rara edición del expediente sobre la muerte de Manuel Rodríguez. El texto escrito en 1895 - 76 años después del deceso- la motivó a indagar en torno a este episodio aún sumido en el misterio. Si fue realmente asesinado y en qué lugar de Til Til está el cuerpo del caudillo, son incógnitas que la llevaron hasta el lugar, acercándose a la leyenda, su gente, un territorio, así como a nociones de arqueología y medicina legal.

"Al mismo tiempo que esto ocurría, descubrían los cuerpos de detenidos desaparecidos, todas coincidencias relacionadas por un tema común: la excavación de la memoria", precisa Israel. Serigrafías, imágenes históricas, dibujos, manchas, raíces, ramas, tierra y arena, son indicios gráficos que representan diagramas arqueológicos, técnicas de exploración, residuos y antecedentes fragmentados de un informe.

La manera de organizar el dibujo en el espacio es el nexo simbólico entre los distintos textos que se cruzan, metáfora de un cuerpo o relato por reconstituir. Y es ese modo de jugar con los recursos visuales como ideas dislocadas, la conexión con sus obras más recientes, que exhibirá como "El Deseo de Antígona" desde el 2 de octubre en el Museo de Bellas Artes (Parque Firestal). La tragedia de Sófocles es el texto inicial de esta muestra donde grandes telas redundan en el vacío y la ausencia.

Antígona sufre entre cumplir las leyes humanas o divinas, debiendo sepultar a su hermano Polínice contra el mandato del rey Creón. De aquí las lecturas políticas de una obra que trabaja en torno a la ciudad como territorio de cuerpos y rastros sin memoria. Pero también otras series temáticas son sugeridas en imágenes sintéticas, que apenas intervienen las amplias zonas de lino puro, haciendo más perpleja y potente la presencia del gesto.

- Frente al peso teórico de las imágenes, ¿qué pasó con la experiencia sensible de la pintura?

"Ahora es más importante la idea que la cantidad de pigmento que utilizo, y cómo esa idea se organiza en su representación en el soporte, cómo se desplazan las imágenes, los cortes que hay. La serigrafía no sólo ilustra la historia, sino la desilustra. Juego con el lenguaje y con los textos en que me involucro. Quiebro la experiencia sensible de la obra, porque no me basta. Es un desarrollo hacia una pintura más conceptual".

Dos creadoras, dos lenguajes

Junto a la obra de Patricia Israel en la Galería Posada del Corregidor, Carolina Saquel muestra una serie de obras gráficas que funcionan como bocetos y registros de un proceso de trabajo. Son fotografías, textos, grafismos y diagramas ordenados en un azar aparente, que introducen conceptualmente las imágenes del video "A Plomo".

Egresada el año pasado de la Facultad de Arte de la UC, su producción se ha desarrollado desde el grabado, la fotografía y el video, presentándose ya en espacios reconocidos. "Lo que me interesa es el trabajo con la imagen detenida o en movimiento - precisa la autora- . A pesar de que son lenguajes tan distintos, hay relaciones desde los referentes y ciertas nociones de la representación que manejo, muy vinculadas a la tradición pictórica".

Ella misma arma las escenas que registra, como bodegones de paños, pelos y cuerpos, que luego deconstruye a través de cámaras lentas, acercamientos máximos e imágenes reventadas. "Es algo muy barroco, donde las imágenes llegan a perderse y quedar sólo como texturas y zonas de cuerpos, con mucha abstracción y sugerencia, aludiendo también a la materialidad del video. En mi trabajo el relato es inventado, no hay narración predeterminada. Busco o encuentro los materiales, y luego aparecen los conceptos".

Ambas continúan así con el ciclo "Cruces", donde un artista consagrado presenta a otro emergente. En este caso, con vinculaciones en "la manera de articular el discurso visual, donde la representación es la construcción de un relato", dicen las creadoras.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
EL DIVÁN DE FREUD.-   Distintos temas son puestos en escena en
EL DIVÁN DE FREUD.- Distintos temas son puestos en escena en "El Deseo de Antígona", a través de imágenes de mesas, sábanas, cuerpos, citas a la historia, a la literatura y al imaginario psicoanalítico.
Foto:Patricia Israel


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales