ARTES Y LETRAS

Domingo 17 de Agosto de 2008

EXPOSICIÓN En busca de un nuevo lenguaje:
Voluspa Jarpa indaga en la visualidad de la histeria

Un inquietante trabajo inaugura el próximo jueves, en Sala Gasco, Voluspa Jarpa. La artista, una de las más creativas de nuestra escena, no presenta pintura, ni escultura, ni instalación, sino una obra flotante que desconcierta y seduce.

CECILIA VALDÉS URRUTIA

Hizo a mano 55 mil pequeñas imágenes de mujeres histéricas, basadas en fotografías del gran neurólogo francés Jean Martin Charcot. La ayudaron en la ardua tarea, durante dos meses, día y noche, sus alumnos de arte de la Universidad Católica. Finalmente, junto a 1.800 hilos de pesca de diferentes tamaños, Voluspa Jarpa (1971) terminó de montar lo que reconoce como su obra más sensorial y arriesgada: "Plaga: la histeria y los bordes de la histeria", que inaugura el próximo jueves 21 en Fundación Gasco.

La artista, reconocida como una de las más creativas y sólidas de nuestra escena, sobrepasa aquí los límites acostumbrados de su arte y de su esquema más intelectual. Partiendo de una larga investigación sobre la historia de la histeria -aquella patología que dio tanto que hablar en el siglo XIX- da origen a sugerentes "nubes" con cientos de imágenes de histéricas (en el espacio y la pared) que semejan insectos o pájaros, se filtran por los rincones y toman algo de la pintura, de la instalación, del objeto y la escultura, sin ser ninguno de ellos.

Claves para el público

-¿Cómo debiera enfrentar el espectador esta compleja y rica metáfora visual?

"De la manera más básica y visceral. La primera impresión de la obra apela a eso. De ahí su título algo inquietante e indescifrable. Al respecto, la primera reacción que ha suscitado esta obra han sido exclamaciones sobre los elementos que la integran: algunos piensan que son moscas, nubes de insectos, etc. Me interesa esa pregunta porque tiene que ver con el arte mismo".

-¿Juega con los sentidos?

"¡Totalmente! De todos mis trabajos, éste es el más explícito y visceral".

-¿Trabajó el suspenso?

"Sí, aquí no hay desenlace. No hay relato".

Mujeres histéricas

-¿Por qué la histeria?

"Trabajo la histeria desde 1994, después de encontrar dos fotografías del siglo XIX, que daban cuenta de la dimensión corporal de la histeria. Me impresionó y por curiosidad visual me puse a investigar. Leí a Freud. Y desemboqué en Charcot, quien dice que la histeria es una enfermedad por representación, lo que asocié a la pintura misma. Planteo que la mujer transforma esa enfermedad en síntoma corporal, la somatiza. Mis primeros trabajos buscaron entonces hacer un relato cuyo hilo narrativo se aprovechara de lo que hace la histérica ante aquello que no puede decir. Junta cosas, las invierte y proyecta una imagen indescifrable".



-¿Estas figurillas de histéricas son sacadas directamente de Jean Charcot?

"Sí, porque cuando se me empezó a desarmar la teoría de Freud tomé la teoría de Charcot, médico neurólogo, padre de la psiquiatría moderna, quien llegó a hospital de la Salpetriere cuando el 90 por ciento de los casos de histeria eran de mujeres y había allí cinco mil quinientas pacientes. El mal aún no tenía explicación. Se mezclaban prostitutas con enfermas mentales. Él las empezó a tipificar a partir sólo de la observación visual. Les sacó fotos, cuando recién se había inventado la fotografía. Hizo visible la histeria, hasta entonces sólo literaria".

"Seguí investigando. Dejé atrás la teoría de Freud y llegué a pensar que las histéricas en ese tiempo eran probablemente víctimas también de un contexto social, porque eran mujeres que querían entonces estudiar y no podían; eludían casarse con alguien por imposición. Ante ello, las acusaban de insania moral. Pero ellas no tenían un lenguaje para expresarse, sino un malestar. Esta es la historia que me interesa de la histeria".

Como un díptico

-En el montaje, las dos salas se comunican formando una gran obra...

"Sí. El trabajo -integrado esencialmente por la intervención en las paredes y la volumetría con figurillas que cuelgan- está montado en las dos salas y funciona como si fuera un díptico. Así, la segunda parte de la obra está en la sala poniente, donde está la gran volumetría formada por esas pequeñas figuras de mujeres, que luego proyectan sus sombras en la pared formando otra obra. Las imágenes que están más próximas se proyectan dibujadas, y las que están distantes del muro se vuelven borrosas y semejan una plaga".

"La sala oriente, en tanto, representa la primera parte de la obra. Es como su origen. Ahí trabajo la bidimensionalidad y timbré el muro creando la ilusión de una especie de masa compacta, como una gran mancha pictórica en negro".

-Las miles de imágenes de histéricas, visualmente confusas, constituyen el centro.

"Es cierto. Este trabajo me apasiona mucho, justamente porque algunos ven en esas imágenes ángeles, otros moscas... Estas figuras de histéricas que tienen contorsiones de cuerpo son, además, muy frágiles. Al acercarse, uno se percata que son hechas en plásticos de mica timbrados de 10 centímetros, sin volumen y transparente. Pero en su conjunto se invierte su fragilidad y se transforma en esa nube flotante".

-¿Qué busca producir

?

"Una imagen que es una paradoja y que tiene que ver, quizá, con un dolor colectivo. Se relaciona con la sensación que produce cuando se juntan una enorme cantidad de pájaros y peces que se sienten amenazados. Es la sensación del pánico en relación con el dolor colectivo e histérico".

-¿Cuál es su objetivo visual

?

"Creo que encontré una manera de recuperar en el arte la histeria. Porque esta obra no es volumen, es volumetría. Es muy grande, pero flota. Invierte todo".



"Me desborda"

-¿Asumió riesgos?

"Muchos. Este trabajo se desborda y me desborda. Es muy retiniano, pero es una invención".

-Es demasiado ambicioso.

"Finalmente entendí que el arte es inventar un lenguaje. No es sólo reflexión, algo muy mío. Sino que es inventar algo que no tiene clasificación y que tenga sentido para el resto".

-Usted siempre ha trabajado en los límites del arte.

"No creo mucho en las instituciones del arte. La única institución es la historia del arte. No creo en los diferentes géneros del arte: puedo tomar cualquier discurso e inventar un lenguaje. El arte es inventar lenguajes".

-¿Qué ejemplo le seduce en la historia del arte?

"Duchamp me seduce profundamente, pero no el que inventó el ready made. Me parece una reducción muy ignorante sobre su obra. Me gusta el Duchamp de "L Etrant Donnés", esa obra que hace en secreto y que se mira por una rendija de la puerta. Que no es instalación, ni objeto, ni pintura, pero tiene de todas ellas. Uno no diría jamás que corresponde a su discurso antirretiniano". La mudez de la pintura

-Su pasado pictórico está presente aquí.

"¡Siempre! Incluso en el trabajo volumétrico al proyectar las sombras, con ayuda de las luces. Es trabajo del claroscuro".



-¿Qué está pintando hoy?

"Unos hielos de cerca. Son pura pulsión, en telas enormes. Y lo hago porque necesito pintar. Me gusta la mudez de la pintura, la ausencia de pensamiento".

-¿Cómo relaciona estos dos últimos trabajos

?

"Es el mismo sentimiento: las imágenes de histéricas se relacionan con la frialdad de los médicos. Y los hielos están vinculados a la frialdad como emoción retiniana, con los problemas fríos del color".

EXPOSICIÓN

"Plaga"

Lugar: Sala Gasco

Dirección: Santo Domingo 1061

Fecha: desde el 21 de agosto al 3 de octubre.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Parte de la gran masa volumétrica integrada por más de cinco mil figuras de histéricas, con sus contorsiones corporales, que semejan una enorme plaga de pájaros o insectos y que en la pared forman otra obra. La muestra estará abierta en Gasco hasta el 3 de octubre (Santo Domingo 1061).
Parte de la gran masa volumétrica integrada por más de cinco mil figuras de histéricas, con sus contorsiones corporales, que semejan una enorme plaga de pájaros o insectos y que en la pared forman otra obra. La muestra estará abierta en Gasco hasta el 3 de octubre (Santo Domingo 1061).
Foto:VIVIANA MORALES


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales