VIDACTUAL

Sábado 14 de Abril de 2012

 
Confesiones de una (anónima) estrella de rock, Carlos Fonseca

De la mano de Manuel García, el histórico mánager de Los Prisioneros ha recuperado el sabor de una profesión dura, extenuante, pero siempre entretenida. A punto de celebrar sus 30 años como difusor de la música chilena, alaba la creatividad de Jorge González, declara su orgullo por su pasado con Los Prisioneros, asegura que Claudio Narea debería estar feliz de haber estado en ese grupo seminal, se refiere a las dificultades de la profesión para formar una familia y se declara convencido de que su nuevo ahijado musical todavía no alcanza el techo artístico que le corresponde. Felipe Rodríguez  
 "Cuando volví a Chile, a comienzos de los 80, hice conciertos. Acá no pasaba nada, mientras en Buenos Aires había conciertos todas las semanas. Fui al Café del Cerro y no me gustaba la música. Me chocó harto que sólo se tocaba jazz y eso no era lo que la juventud quería"."Conocí la historia de Claudia, la ex mujer de Claudio. Estaba loca por Jorge y él no la pescó porque estaba con Jacqueline. Claudio se puso de novio con ella y quedó embarazada. Fue todo muy a la fuerza. Después, Claudio se excedió. Creo que peleas por mujeres entre amigos pasan siempre y no puedes estar armando un lío toda tu vida"."La costumbre de escuchar música no se me ha quitado nunca. No memorizo nombres, pero me gustan grupos como Atlas Sound, Fleet Foxes, Foster The People, Beach House, Bon Iver y Cass McCombs. De Chile, escucho a Gepe, Fernando Milagros y Astro. Creo que la música está mejor que nunca". Los Prisioneros"Desde que lo escuché molestar a una profesora (en la Facultad de Artes de la U. de Chile), Jorge González me cayó bien. Ella se equivocó en algo que estaba explicando y Jorge le llevó la contra y dejó en evidencia su error. Después vi sus letras y me pareció genial. Siempre supe que podía hacer algo grande".

"En San Miguel existía toda una onda con el rock. En las fiestas del Miguel León Prado tocaban a los Cars, The Clash, Gary Numan y, además, radio Concierto tenía un programa que se llamaba 'La Hora Cero' donde estrenaban discos completos. Eso le sirvió mucho a González".

"Cada vez que escucho a Los Prisioneros, siento orgullo. No me gusta escucharlos por mi cuenta porque me traen muchos recuerdos. Hicimos cosas que nadie hizo y eso me llena de satisfacción".

"En 1984, unos tipos nos amenazaron de muerte en una discoteque en Quintero llamada Waikiki. Me conseguí que cantaran y todo el mundo alucinó. Nos alojamos en un hotel del dueño de la disco y, tipo tres de la mañana, entra este tipo con tres personas más. Le molestó que yo tuviera acento argentino y nos mostraron una pistola. '¿Se creen protegidos porque son argentinos?'. El Jorge se había quedado en otro lugar con la Jacqueline (Fresard, su primera mujer). Apenas amaneció, salimos con las zapatillas en las manos y nos fuimos. Ahora me causa risa".

"Cuando Jorge (González) grabó su primer disco solista fue alucinante. Había mucha plata en 1992. EMI y Warner se pelearon a Jorge y negociamos en Estados Unidos e Inglaterra. De hecho, firmamos el contrato en Londres. Viajamos en primera clase, me quedé 35 días en el Hilton de Los Angeles, ocupamos los mejores estudios. Nos pagaron 150 mil dólares por disco y 35 mil por cada video. El problema fue que en Chile criticaron mal el disco y Jorge no lo quiso trabajar".

"Cuando Álvaro Henríquez se sumó a la gira por México de Los Prisioneros junto a Café Tacuba, Jorge se peleó con él. Álvaro fue poco profesional, fue a puro carretear, no iba a las pruebas de sonido. No estaba ni ahí. De todas formas, Jorge no se fue en mala con Álvaro. Sólo porque era el líder de Los Tres".

Sus inicios en la música"Viví en Argentina desde los 10 años porque mi papá trabajaba en una empresa multinacional y lo trasladaban. De hecho, nací en Perú. En el colegio, era el tipo de la música. Grababa discos, fui DJ en las fiestas. Un gran amigo conocía a un tipo que iba a poner una disquería en el centro de Buenos Aires y yo quería hacer lo mismo. Me paraba en la calle Florida para mirar cuántas personas salían con bolsas de las disquerías. Hasta que convencí a mi viejo".

"Nunca me interesó tocar instrumentos. Estudié flauta traversa y guitarra, pero me aburría: prefería escuchar música. Me gustaba difundir. Hinchaba a mi papá y a mi hermano para que escucharan música conmigo. A veces me pescaban y a veces no".

"Toqué primero que nadie a todas las bandas legendarias como The Cure, Depeche Mode, The Smiths, Charly García y Los Prisioneros. Era un programa que tenía en la radio Beethoven desde el 82 al 85. Me llegaban revistas como Melody Maker y Rolling Stone, y ahí me enteraba de las bandas que la llevaban en su momento".

______

"Cuando volví a Chile, a comienzos de los 80, hice conciertos. Acá no pasaba nada, mientras en Buenos Aires había conciertos todas las semanas. Fui al Café del Cerro y no me gustaba la música. Me chocó harto que sólo se tocaba jazz y eso no era lo que la juventud quería".

Charly García y Calamaro"A través de un amigo de mi hermano conseguí en el 83 el dato del mánager de Charly García. Los contacté y me invitaron al Gran Rex a ver su show de 'Clics Modernos'. Una persona lo quería traer a Chile, pero yo le caía mucho mejor, pero me achapliné. Había que invertir plata y ya estaba con Los Prisioneros. Me equivoqué. A Charly le fue súper bien en Chile ".

"Las tres primeras veces que vino Charly García a Chile me llamaba para que saliéramos. Era pelacable, divertido y todo lo que decía era ley. Una vez, nos fuimos a mi disquería (Fusión) a escuchar música y Charly andaba con un sobretodo. De repente, lo abre y tenía dos botellas de Chivas Regal. Era un clásico".

" Andrés Calamaro pasó una etapa muy oscura. Se fue a negro. Estuvo en mi disquería y nos encontramos en Amnesty en Mendoza. Andaba pintando el mono todo el rato y me aburrió. Hablaba bien de Los Prisioneros y el Jorge (González) lo trataba mal. Le decía 'soi pintamonos, estái borracho y drogado' . Pero debo reconocer que Calamaro era un tipo muy creativo".

El paso por EMI"Llevaba tres años en el sello EMI, me estaba yendo bien y me fui porque contrataron una persona con la que me llevaba pésimo. ¿Quién? Alejandro Sanfuentes. Fue mi asistente de La Ley, le di una oportunidad porque estaba peleado con todo el mundo y me levantó al grupo. No lo toleraba".

"Los contratos chacrean las relaciones. Es como casarse. Firmé con Anita Tijoux, los Teleradio y con otros no. Me fui una semana a Colombia con Los Prisioneros y cuando volví, La Ley me muestra una carta de renuncia. Se iban con Sanfuentes. Perdí seis millones de pesos en 1991 por no tener nada firmado".

"Me fui el 97 de la EMI y tuvieron su mejor año el 98. Sacamos discos antes que nadie en la región. Backstreet Boys y Spice Girls salieron antes en Chile que en México. Lo mismo que Radiohead y Blur. Hicimos un trabajo alucinante".

La relación de González y Narea"El libro de Narea ('Mi vida como prisionero') me pareció feo. No lo leí, pero me contaron algunas cosas y creo que hizo una crítica muy subjetiva. Debería estar contento de haberse topado con Jorge en la vida. Él siempre hizo toda la pega".

"Claudio (Narea) cuestionaba mucho a Jorge en la etapa final de Los Prisioneros. Pensé que era porque se había puesto bueno pa' tomar. En una gira a Colombia, Claudio lo criticaba mucho y se peleaban. Miguel (Tapia) estaba con Claudio. Recién cuando se fue supe toda la historia".

"Narea quería componer cuando volvieron a juntarse y creía estar al mismo nivel que Jorge. González le dijo que compusiera y le dio un plazo largo. Tres, seis meses. Claudio no hacía nada y no le gustaban las canciones nuevas de Jorge. Le contraté hasta un estudio y no avanzó. Y le decía a todo el mundo que las canciones de Jorge no eran buenas. Llegó un momento que Jorge dijo 'hay que echarlo'. Y lo echó".

_______

"Conocí la historia de Claudia, la ex mujer de Claudio. Estaba loca por Jorge y él no la pescó porque estaba con Jacqueline. Claudio se puso de novio con ella y quedó embarazada. Fue todo muy a la fuerza. Después, Claudio se excedió. Creo que peleas por mujeres entre amigos pasan siempre y no puedes estar armando un lío toda tu vida".

Su presente"Estar metido en este ambiente es difícil para formar familia. Siempre me tuve que mover mucho, viajar y tuve que relacionarme mucho con gente que no lleva una vida normal. Es todo muy difícil si quieres tener una pareja".

"Ahora existe mucho menos locura que en los 80. En los 90, la gente se tranquilizó. Las bandas, cuando comienzan, sólo quieren carretear. Cuando te haces famoso, las drogas llegan y te encuentras con eso. Hay algunos que las prueban y pasan y otros se quedan pegados. Siempre pasa lo mismo".

"He estado trabajando con una periodista para escribir un libro. Me lo sugirieron de una editorial. Pero hemos hecho pocas entrevistas. Me gustaría que saliera en 2013. No quiero que sea puro cahuineo porque no me interesa, pero tendré que contar buenas historias. De lo contrario, no le importará a nadie".

_______

"La costumbre de escuchar música no se me ha quitado nunca. No memorizo nombres, pero me gustan grupos como Atlas Sound, Fleet Foxes, Foster The People, Beach House, Bon Iver y Cass McCombs. De Chile, escucho a Gepe, Fernando Milagros y Astro. Creo que la música está mejor que nunca".

El trabajo con Teleradio Donoso y Manuel García"Teleradio Donoso era una banda gigante. Fue una estupidez que Alex Anwandter separara a la banda. Cuando fui su mánager, me tenía agotado su ego, era muy divo, muy autosuficiente. Es genial y tiene un control de calidad muy alto de su música, pero necesita ayuda, que lo cuiden".

"Mis expectativas con Manuel García son elevadas. Desconozco su techo y creo que puede llegar alto. No sé si para conquistar todos los mercados, pero sí puede ser un aporte para la cultura chilena y latina. Como tiene más de 40 años, es fácil trabajar con él. No hay que andar diciéndole cosas. Sabe lo que es ser profesional porque todo le ha costado".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir



[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales