ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sábado 18 de Diciembre de 2010

 
Autobahn: de tapizar vehículos a vender US$ 15 millones y franquiciar la marca

Su fundador, Juan Eduardo Neuenschwander, dice que pasó de ser "oveja negra" -se retiró en tercer año de ingeniería- a emprendedor. Partió en los años 80, se consolidó en los 90 y en esta década ya emplea a 300 personas.  
Carolina Ubilla Bornand Desde artículos deportivos hasta cortinas. Por un sinfín de rubros se movió Juan Eduardo Neuenschwander antes de definir el que lo llevaría a consolidarse como empresario: la venta e instalación de equipamiento tecnológico para vehículos.

El gerente general y propietario de Autobahn cuenta que, a los 18 años hizo su primera importación: cortinas. Pero desde mucho antes estaba inmerso en el mundo de la compraventa. "Hasta paltas vendía, siempre estaba haciendo algo para ganarme las lucas para el fin de semana", cuenta.

Dice que pasó de ser una "oveja negra" a un emprendedor, pues en su familia no estuvieron muy contentos cuando, en tercer año de ingeniería, decidió dejar la universidad para montar un negocio propio.

Al rubro automotor ingresó a principios de los años 80, comercializando radios para vehículos, pero no alcanzó a desarrollar plenamente el negocio, pues un viaje Europa lo interrumpió.

Regresó a Chile con la idea clara de abrir una tienda, dedicada a trabajar el interior de los autos. Junto a un socio -Cristián Prieto- y gracias a una inversión de US$ 6 mil, levantaron un negocio de tapizado de vehículos y de venta e instalación de radios. La bautizaron Autobahn. Neuenschwander recuerda que ellos mismos, con ayuda de familiares, pintaron y dieron forma a la oficina que arrendaron en Los Leones, la misma propiedad que hoy es la casa matriz de la empresa.

Al principio no fue fácil. Partieron en 1983, en medio de la crisis económica. "Trabajábamos los fines de semana. Los números al principio no eran muy atractivos, pero era nuestro negocio y nos gustaba", recuerda Neuenschwander.

Un gran despegue vino tras invertir $6 millones en arreglar la tienda y hacer una campaña publicitaria. "Eso atrajo clientes y nos transformó en una empresa más grande, pasamos de 10 personas a unas 30". Pese a ello, al área de tapicería le iba muy mal y decidieron no seguir. Resolvieron enfocarse únicamente al equipamiento.

En los años 90 quisieron profesionalizar la compañía y contrataron un gerente general. Con ello vino también la expansión: abrieron en Estoril, Costanera y Manquehue. También firmaron alianzas con automotoras, equipando los automóviles que ellos vendían. "Eso nos daba volumen de venta", dice. Sumaron productos a su oferta, varios de ellos enfocados en la seguridad.

Tras ello, Neuenschwander decidió comprar la participación de su socio, y en 1999 se hizo del 100% de Autobahn, lo que implicó un desembolso de US$ 2 millones.

En 2000 Autobahn dio un gran salto: logró aliarse a Falabella y, gracias a esa operación, hoy cuenta con doce puntos de venta al interior de las multitiendas. Ese mismo año, Neuenschwander fue destacado como emprendedor Endeavor.

Actualmente, la firma está avanzando hacia un modelo de franquicias. Este año cerrará con cuatro tiendas funcionando bajo esta modalidad, en Santiago y en regiones, y espera sumar unas cinco más en 2011. Con el crecimiento de la empresa también llegaron más trabajadores -hoy son unos 200- y mejores ventas: facturarán US$ 15 millones este año. "El desarrollo de tecnología para los vehículos no se detiene, es un nicho que avanza y Autobahn todavía tiene mucho que desarrollar", dice Neuenschwander.

 Sus HitosDejar la universidad

Fue una decisión compleja, pero no se arrepiente: "Me sentía perdiendo el tiempo, yo quería ir más rápido, era muy ansioso. Además no me estaba yendo muy bien porque estudiaba poco. Dije: éste es el momento de jugármela".

El nombre

Elegir un buen nombre es, según Neuenschwander, un paso clave en el éxito del negocio. " Autobahn significa autopista en alemán. Me quedó grabado desde una vez que hice dedo allá", relata.

Datos PersonalesEs fanático del deporte y pertenece al directorio del Comité Olímpico. Es casado, tiene cuatro hijas entre 13 y 21 años. Estudió tres años de ingeniería en la Universidad de Santiago y fue al colegio Craighouse.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Desde</b> radios hasta GPS pueden encontrarse en los locales de Autobahn.
Desde radios hasta GPS pueden encontrarse en los locales de Autobahn.
Foto:ALEX VALDÉS
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales