NACIONAL

Lunes 9 de Septiembre de 2002

George Munro:
Fotógrafo pide rapidez a Corte de Apelaciones

Proceso por estafa y apropiación indebida lleva un año y medio.
Un año y medio espera en la Corte de Apelaciones de Santiago el expediente del juicio del fotógrafo George Munro Pinochet contra su medio hermano Marcelo Townsend Pinochet y su suegro, el empresario Rodolfo Skalweit Waschmann.

El juicio data de 1994, cuando, según cuenta, se asoció con su medio hermano en una planta conservera. Descubrió que éste traspasó a Skalweit la empresa, de la que el fotógrafo era dueño del 50%. La jueza del 6º Juzgado del Crimen de Santiago, Olga Pérez, cerró el sumario determinando la responsabilidad de los inculpados y procesándolos por estafa y apropiación indebida.

La demanda es por $2.000 millones, incluyendo una indemnización por perjuicios, lucro cesante, daños morales e intereses.

Munro dice que para un artista es difícil seguir creando, dada la compleja situación económica en la que ha quedado, pues antes financiaba la edición de sus libros, mientras que hoy debe recurrir al auspicio de empresas a las cuales agradece su confianza, pues su situación financiera se ve reflejada en Dicom. Por ello, espera la asignación de sala y un rápido pronunciamiento del tribunal de alzada.

Cristián del Fierro, abogado de Skalweit, subraya que "nuestro cliente no ha cometido ningún delito. Además, estimamos que el procedimiento está viciado. Lo que está pendiente es una resolución respecto de una nulidad de procedimiento, porque el tribunal amparó la solicitud presentada por Munro y solicitó la declaración de varios parientes directos de nuestro representado".

Según plantea, a esos familiares no se les advirtió la posibilidad de no declarar en este proceso "y lo peor de todo es que se les tomó juramento. Sumado a esto, el querellante se tomó las atribuciones del tribunal y él dirigió los cuestionarios, con preguntas a los testigos y al propio querellado, hecho que la ley no permite". Para el abogado, las declaraciones de testigos están viciadas.

Agrega que "Munro, en el fondo, dirige su acción en contra de Skalweit porque él es el único que tiene bienes para recuperar".

Del Fierro desmiente, asimismo, una acción fraudulenta en la compra de maquinarias por parte de su cliente a Townsend en 1994. "La compra fue real y así se demuestra en la escritura y estudios de títulos de abogados de Talcahuano que señalaron que la compra estaba en regla, y a consecuencia de eso se inició la acción en contra de mi cliente", señala el profesional.

El abogado resalta que "aparece que los hermanos se prestaron plata, pero a nosotros no nos consta que los dineros se entregaron".




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales