ARTES Y LETRAS

Domingo 26 de Noviembre de 2006

MUESTRA.. Individual.
Descubriendo la trampa

Ruff reproduce la fachada de una vivienda precaria en un vestido.

DANIELA ROSENFELD

Hay que seguir los pasos de Carolina Ruff. Su descontaminado trabajo se caracteriza por ser astuto y sagaz. En la creación de sutiles percepciones engañosas, sin estruendo, opulencia ni parafernalia alguna, el resultado de su paciente prudencia aparece por aquí y por allá, en espacios públicos, en galerías comerciales y no tanto, o donde quiera que surja el contexto adecuado para la conciliación de sus propósitos.

Por esa misma razón, sus obras son tremendamente pensadas, se nota en ellas un largo tiempo de reflexión, de ajuste de cada detalle, de darle vuelta una y otra vez, de mucho análisis y también de síntesis. Casi como una obsesión por la perfección y la delicadeza, por la elegancia y la economía de recursos, sus propuestas emergen convertidas en un aparato casi poético pero a la vez elemental, que ha reducido toda anécdota a su guiño más decidor y significativo.

Actualmente expone en Galería Metropolitana (Félix Mendelssohn 2941) la muestra titulada TOMA. En ella exhibe un tema que viene materializándose hace algún tiempo en el bordado de ciertos vestidos cuyos "diseños" se funden con el entorno donde se ubican.

En este caso reproduce una sección de la fachada de una vivienda precaria en el atuendo bordado que, luego de vestirlo ella misma, reemplaza la fracción real de la casa con su propia presencia humana. La fotografía del desenlace articula el ejercicio, quedando sólo allí transparentado su rostro y extremidades, como testigos silentes del proceso.

Siempre imperceptible a la primera mirada o al vistazo atropellado, la puesta en escena invita a descubrir la trampa, a desenmascarar el efecto ilusionista, a detectar los bordes para dilucidar donde comienza la sustitución de una superficie para deslizarse al irredento territorio de la otra.

La obra es tan simple pero a la vez tan cargada de significados, asociaciones y posibles lecturas como el tema femenino, el camuflaje, el maquillaje, el recubrimiento, el simulacro, el disfraz, y por otro lado las diferencias sociales, la casa, la supervivencia. Y lo que singulariza su propuesta es el empleo de objetualidades cuyas ortodoxias reinterpretativas se engranan con la contingencia, con las preocupaciones y contradicciones que remecen nuestro tiempo, y que, curiosamente, las hacen más patentes, más ávidamente denunciadas y explicitadas.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Y su descontaminado trabajo.
Y su descontaminado trabajo.
Foto:Ruff


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales