ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Domingo 13 de Febrero de 2005

FINANZAS. "Hay que darles más autonomía a los fiscalizadores":
Álvaro Clarke dispara desde su nueva trinchera

El ex superintendente de Valores afirma que los organismos reguladores necesitan tener una independencia similar a la del Banco Central y postula que se establezcan mayores exigencias e incompatibilidades para el nombramiento de los integrantes de los directorios de las empresas públicas.

VALENTINA GIACAMAN H.

Por estos días se cumplen dos años desde que Álvaro Clarke dejara el cargo de Superintendente de Valores y Seguros, luego del bullado caso Corfo-Inverlink. Hoy ocupa un escritorio muy distinto. Junto a Jorge Palomas (ex gerente general de la Asociación de Fondos Mutuos) y Julio Bustamante (ex superintendente de AFP) montaron una Clasificadora de Riesgo, ICR, de la que acaba de ser nombrado presidente Durante todo el tiempo transcurrido desde el caso Inverlink, Clarke que fue también uno de los principales impulsores de la reforma del mercado de capitales, ha hecho asesorías tanto en Chile como en el extranjero.

"Es un tema absolutamente superado, me quedo con el apoyo de la institución y del mercado", comenta Clarke cuando se le pregunta si se sintió el "pato de la boda" del Gobierno tras la cuasi corrida de los fondos mutuos en el 2002, provocada por el caso Inverlink.

Tampoco ha dejado de lado su cercanía a la política. Es militante DC y es parte del equipo que apoya a Soledad Alvear.

-¿Por qué eligió como socio a Julio Bustamente para su clasificadora?

"Porque durante 10 años fue presidente de la Comisión Clasificadora de Riesgo y conoce el tema en profundidad".

-¿Qué evaluación hace hoy del Caso Inverlink?

"Es importante que se mire con objetividad lo que pasó antes, durante y después antes de sacar conclusiones. Hay que ver el proceso completo, de tal modo de evitar que suceda algo similar a futuro".

-¿Qué diagnóstico hace hoy del Mercado de Capitales?

"Es un mercado activo, ha habido un buen número de aperturas, colocaciones de bonos y otros instrumentos de deuda o capital, por montos muy significativos. Los pequeños inversionistas han retornado al mercado, lo que indica un buen nivel de confiabilidad y transparencia. Además se está generando un proceso de desconcentración de propiedad en las empresas, lo que permitirá asignar mejor el riesgo entre sus accionistas y llevar adelante más proyectos.

"Sin embargo, en el plano institucional destacaría que hay que darle a la Superintendencia más independencia".

"Un ejemplo exitoso es la autonomía del Banco Central, esto ha creado valor para el sistema económico y se ha transformado en un activo-país. Este mismo modelo es aplicable a las entidades de regulación financiera, buscando -por ejemplo- que sus autoridades sean nombradas por periodos fijos, que no coincidan con los cambios de gobierno y que puedan formar comisiones, que se integren con acuerdos políticotécnicos similares a los del Banco Central. Esto permitiría que aspectos que hoy son tratados en el congreso, sean visto en el seno de estas comisiones, lo que daría más agilidad a los procesos de modernización.

-¿Este diagnóstico lo hace pensando en el caso Corfo Inverlink?

"Éstas son apreciaciones que se hacen a nivel internacional. Son parte de las recomendaciones que hizo el Banco Mundial cuando analizó el tema financiero en nuestro país".

"Más allá del caso en particular, el principio de independencia se pone a prueba en tiempos de crisis y en Chile ha habido varias, las que a veces han terminado generando regulaciones poco eficientes para el largo plazo, como por ejemplo la regulación eléctrica que se generó en medio de la crisis energética".

-¿Cuál es el paso siguiente que debería dar nuestro sistema financiero?

"Hay que profundizar la exportación de servicios financieros: colocaciones de créditos y cuotas de fondos en el exterior, intermediación financiera y bursátil, prestación de servicios de seguros.... En esto el Estado podría jugar un rol potenciador clave. Es necesario revisar la estructura tributaria e insertarla en un mundo global.

-¿No es inconsistente abogar por un mayor rol del Estado en el Mercado de Capitales?

"Es más bien una redefinición de éste. Las empresas que actúan en los mercados internacionales requieren de un Estado moderno que favorezca su propia capacidad de competir".

-En el plano de los emisores, ¿qué otro desarrollo importante considera necesario en el mercado local?

"Hay que mejorar los mecanismos para que las medianas empresas o compañías cerradas participen en el mercado de capitales. Esto es conveniente para la economía y también para esas firmas porque les permite tener alternativas a la banca y beneficiarse de esa mayor competencia. Respecto al financiamiento no bancario todavía hay mucho por hacer. Es necesario completar la curva de riesgo-retorno, falta, por ejemplo, desarrollar un mercado high-yield, donde existe un amplio segmento de compañías que podrían beneficiarse del mercado de capitales, si los inversionistas contaran con la información adecuada.

Midiendo fuerzas

-Como ex regulador, ¿qué posición toma en el gallito por el ingreso de otras entidades al negocio de las AFP?

"Hay que mirar el tema de una manera general y no si entra o no entra un actor. La pregunta de fondo es qué es lo mejor para el sistema. Sabemos que es una industria que tiene poca elasticidad de demanda e importantes economías de escala en la oferta. En relación a lo primero es necesario diseñar políticas que tiendan a incrementar esa elasticidad como los multifondos. Con respecto a lo segundo, hay que identificar donde están esas economías e implementar mecanismos que permitan traspasar esas eficiencias a los afiliados.

"Si parte de la solución fuera el ingreso de nuevos actores, eso podría incluir no sólo a la banca, sino que también a las compañías de seguros y otros agentes del sector financiero, caso en el cual habría que analizar los temas de conflictos de interés y concentración que eventualmente surjan y preguntarse si es posible regularlos. Podría suceder que su monitoreo sea técnicamente muy complejo o sea muy costoso, por lo tanto, se dificulte el cumplimiento de las reglas.

-¿Sale el proyecto de Reforma de Mercado de (conocido como MK2) o dormirá en el Congreso?

"Dado el período eleccionario, podría tener dificultades para salir adelante. Probablemente se requiera priorizar los aspectos más esenciales del proyecto, que son los que guardan relación con el desarrollo de la industria de capital de riesgo.

-¿Qué tema echó de menos que se tocara en la reforma?

"Se anunció en algún momento el APV Colectivo, que ha sido implementado exitosamente en Estados Unidos. Siempre he sido promotor de esta iniciativa. Sabemos que gente va a requerir ahorrar más para mantener su nivel de vida una vez jubilado. El APV individual dio una alternativa de solución a los estratos altos población, todavía queda pendiente que hacer con los estratos menos pudientes. Esta es una buena alternativa".

- ¿Cuál va a ser la gran preocupación de las empresas abiertas en el 2005?

"Un desafío importante será explotar de manera eficiente los tratados de libre comercio. Las empresas deberán continuar su adaptación a nuevos requerimientos comerciales, estandarizaciones, normas ambientales, de calidad, laborales, que en definitiva enmarcan la competencia global y permiten acceder a un mayor número de mercados. El potencial comercial de Chile es muy grande.

En otro plano, el 2005 los emisores extranjeros listados en EE.UU., deberán cumplir con la Ley Sarbanes Oxley. Existen diversos requerimientos, como la implementación de Comités de Auditoría, control interno y códigos de ética. Esto va a demandar un esfuerzo importante a las compañías con ADR".

-Los gobiernos corporativos hoy están de moda ¿También debería aplicarse esta política a empresas públicas como Corfo?

"El Gobierno ha sido un importante promotor de los gobiernos corporativos en compañías privadas, en especial, de las que realizan oferta pública de acciones. Las empresas del Estado y entidades públicas tienen un desafío pendiente en estas materias. Debieran estar en agenda temas como la incorporación de directores independientes; la incompatibilidad de altos cargos públicos, como ministros y subsecretarios, con el puesto; las prácticas de control interno y externo y la compensación de sus ejecutivos. Estos son factores críticos para asegurar una contribución positiva del Estado a la eficiencia de la economía y la competitividad país.

-¿Volvería a un puesto público?

"Me encuentro muy cómodo en el sector privado. Naturalmente, mantengo el interés de influir en las políticas públicas en aquellos ámbitos de mi competencia".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Junto a Julio Bustamante, ex superintendente de AFP, acaban de crear una Clasificadora de Riesgo, ICR.
Junto a Julio Bustamante, ex superintendente de AFP, acaban de crear una Clasificadora de Riesgo, ICR.
Foto:César Silva


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales