ESPECTÁCULOS

Miércoles 27 de Julio de 2005

Estación de TV
Venta de Canal 2: evangélicos denuncian irregularidades

Vidavisión, el ministerio que usó la señal en los últimos años, afirma haber pagado US$ 1 millón por la compra de la estación.

JOSÉ ANDRÉS ALVARADO

El lunes 1 se inaugura el Santuario Estudio Gigante, una versión devota del antiguo restaurante de Don Francisco. A las 20:00 horas comenzarán la música y las alabanzas. Están invitados el Presidente Ricardo Lagos, todos los candidatos (el primer confirmado es Sebastián Piñera) y artistas cristianos top, como el puertorriqueño René González, el salsero dominicano Giovanni Ríos y el chileno Jimmy Subarzo.

¿Santuario Estudio Gigante? Sí. La Misión Cristiana Vidavisión anunció a fines de junio la compra del recinto, de 10 mil metros cuadrados, ubicado en Catedral 1850. US$3 millones costaría la transacción, financiada con aportes de los evangélicos y un préstamo bancario.

El pastor Alejandro Martínez, líder de Vidavisión, inaugurará el nuevo templo con 12 días de oración y show. Ese evento iba a ser una suerte de "Festival de Viña evangélico", con transmisión televisiva y todo, porque el enorme recinto es también un estudio de TV y desde ahí se emitirían los contenidos de Vidavisión, que durante los últimos años ocupó la pantalla del Canal 2.

Pero la Compañía Chilena de Comunicaciones (CCC), dueña de la radio Cooperativa y de la concesión de Canal 2, les arruinó la fiesta. Según Martínez, el 6 de julio pasado vieron con estupor cómo sus transmisiones se cortaron. "Llamamos y nos dijeron que era un problema técnico", asegura el pastor. La realidad era que ese mismo día, la CCC anunció el traspaso de sus acciones en Canal 2 a Inversiones Alfa Tres S.A. Es decir, vendió el canal a Jaime Cuadrado, que lo transformará en Telecanal.

"Días después nos llegó una carta fechada el 5 de julio de 2005", cuenta Martínez. En la misiva, firmada por Luis Ajenjo, presidente del directorio de la CCC, se les avisa el fin de las transmisiones de Vidavisión, que -dice la carta- se exhibieron "hasta la fecha en forma totalmente gratuita".

A juicio de los evangélicos, ahí comienzan las irregularidades: "Nosotros estábamos comprando el Canal 2 y ya habíamos pagado cerca de US$ 1 millón", acusa el pastor. ¿Por qué Ajenjo dice en su carta que hubo gratuidad? La explicación estaría en las leyes que rigen la TV. La 19.131 prohíbe "facultar a un tercero para que administre en todo o parte los espacios televisivos que posea la concesionaria". En la CCC no responden oficialmente, pero aclaran que jamás se firmó un contrato de compra-venta ni se iniciaron los trámites básicos para una operación de este tipo.

En Vidavisión reconocen eso, pero contraatacan mostrando copias de cheques recepcionados por los antiguos dueños de Canal 2 desde 1999 hasta la fecha. Martínez dice que "en promedio" pagaban $20 millones mensuales, e insiste en que eran abonos para una futura compra. Además, anuncia acciones legales y agrega que ya recurrió al Consejo de TV, que analizó el tema el lunes 25. Trascendió que se llegó a la convicción de que la venta de Canal 2 es legal.

El abogado de Vidavisión, Juan Alberto Rabah, reconoce que será difícil comprobar la existencia de delito. Para él, lo ideal sería recuperar la señal impugnando la venta a Cuadrado, y se prepara para perseguir judicialmente las responsabilidades civiles por los daños causados a Vidavisión: 40 personas que trabajaban en los estudios evangélicos de TV quedaron cesantes y otros planes quedaron truncos, como la emisión desde el Santuario Estudio Gigante.

Cuestionado

El pastor Alejando Martínez alega que en todo este caso hay "discriminación religiosa", que los ex dueños de Canal 2 nunca quisieron venderles el canal en cuotas y que el trato final fue poco deferente. Al otro lado la versión es opuesta: dicen que Martínez siempre se atrasó en los pagos (del arriendo no reconocido) y que sí hubo buen trato.

En Red-TV tienen la misma mala imagen. En 1999, la Primera Iglesia Cristiana, de la que Martínez es pastor, tenía infomerciales evangélicos, pero la anterior administración del Canal 4 alega que quedaron debiendo $13 millones.

A principios de 1998, Martínez fue protagonista de otra polémica: tras anunciar la compra de Radio Nacional y asumir la gerencia general, abandonó la emisora. Tras su salida, los trabajadores denunciaron la "desaparición" de $30 millones.

"Me siento estafado. Confié en Luis Ajenjo y me engañó. Todos los evangélicos están llorando el canal".

ALEJANDRO MARTÍNEZ,
pastor Vidavisión


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El pastor Alejandro Martínez (a la izquierda) en Vidavisión, que se emitía por Canal 2. Hoy está sin pantalla, pero con nuevos estudios de TV.
El pastor Alejandro Martínez (a la izquierda) en Vidavisión, que se emitía por Canal 2. Hoy está sin pantalla, pero con nuevos estudios de TV.
Foto:EL MERCURIO
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales