EDITORIAL

Viernes 27 de Mayo de 2011

 
Educación en la antigua Roma I

Augusto Blanco M. Señor Director:

La carta del señor Pablo Kangiser publicada ayer sobre la educación en la Roma antigua, que comenta una publicación de Stanley Bonner del año 1977, describe las ventajas de un sistema educativo basado en la preceptoría y la relación "uno a uno" del maestro con su alumno, sin intervención de un aparato estatal que medie en esa relación.

Acierta el señor Kangiser en la lectura de Bonner, al advertir las ventajas de una relación de esta naturaleza entre maestro y alumno, pues una de las cosas que tenemos por cierta actualmente es que una adecuada ratio entre alumnos y profesores es un aspecto que puede ayudar a mejorar la calidad de la instrucción.

Sin embargo, el sistema educativo de hoy pretende otros fines más allá de la instrucción, relacionados con la socialización, la formación del carácter y la convivencia en una sociedad compleja. Ideas algo más actuales, como las del aprendizaje mediado y el modelaje, están en la base de un concepto de educación donde importan los contenidos de la enseñanza y las habilidades y actitudes que se adquieren y las formas por las cuales se aprende.

Es muy probable que en una sociedad como la romana, fuertemente segmentada y esclavista, los parámetros de calidad educativa hayan sido suficientes si la aristocracia lograba los rudimentos necesarios como para distinguir entre el otium y el nec-otium y desenvolverse razonablemente en este último. En una sociedad democrática y compleja como la nuestra, esos parámetros, por cierto, no son suficientes.

AUGUSTO BLANCO M.Rector Colegio La Misión

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales