REPORTAJES

Sábado 18 de Septiembre de 2010

Mañana, 19 de septiembre, circulará un afiche enmarcable junto al diario "El Mercurio":
Radiografía de Ahumada-Puente, la calle donde nació y creció Chile

Extensión histórica de la Plaza de Armas, que alguna vez fue el epicentro de todo, es la vía que ha sido testigo de la evolución política, económica, social y cultural de este país desde la fundación de Santiago en 1541. Un equipo de "El Mercurio" dibujó con precisión cada uno de los edificios que hoy se aprecian en este célebre eje e investigó los cientos de hechos y personajes que se esconden tras las fachadas. El resultado es un apasionante y revelador recorrido gráfico por casi 500 años de historia.  
ROCÍO MONTES ROJAS Caminar desde Alameda por el Paseo Ahumada, cruzar la Plaza de Armas y continuar por calle Puente hasta llegar al río Mapocho puede ser un recorrido relativamente rápido si se apura el tranco... ¿Quince minutos? ¿Media hora? La mayoría de los que transitan por esta vía parecen estar llegando tarde a alguna parte y, con la cabeza gacha y la cartera bien agarrada, casi siempre miran el suelo, como temiendo encontrarse con el vecino. Para los chilenos del siglo XXI, los que vivimos este Bicentenario, esta ruta es un lugar de paso y no un paseo.

Las ganas de llegar a cualquier sitio impiden darse cuenta de que detrás de cada uno de los 59 edificios de Ahumada, Plaza de Armas y Puente no existen solamente locales comerciales y oficinas. En cada metro cuadrado de esta zona se esconden cientos de historias que han transcurrido durante cientos de años. Porque esta vía, que conocemos sin conocer, que vemos sin ver, ha sido testigo durante casi cinco siglos de la evolución política, económica, social y cultural de este país desde la fundación de Santiago en 1541.

Entre los protagonistas se hallan héroes de la Patria (Bernardo O'Higgins anduvo por Puente cuando entró a la ciudad en 1817 junto al Ejército Libertador y José de San Martín). Pero por estas calles también han hecho historia millones de personajes sencillos que han contribuido a desarrollar Chile desde su propia trinchera. Uno de ellos, Jorge del Carmen Berríos Hernández. Es el más antiguo de los 19 lustrabotas que se instalan en la zona. De 72 años, visitaba en su departamento al Presidente Jorge Alessandri Rodríguez. Les iba a sacar brillo a sus zapatos.

Un equipo de periodistas e infógrafos de "El Mercurio" recorrió Ahumada, Puente y la Plaza de Armas durante varias sesiones en el transcurso de tres meses. Lo hizo acompañado de Ítalo Cordano Gnecco, un arquitecto de la UC que se define como ex arquitecto, obsesivo, devoto de la historia y, sobre todo, dice bromeando, "un caso perdido". Sea como fuere, tiene en la cabeza cada detalle del centro y maneja un nivel de información que sorprende. Los datos que relató fueron el puntapié inicial para comenzar una investigación minuciosa sobre la base de entrevistas y la revisión de decenas de libros y archivos fotográficos.

En el afiche enmarcable que circulará mañana junto al diario "El Mercurio" se podrá observar en detalle cada una de las construcciones que hoy existen en el célebre eje de Ahumada, Puente y Plaza de Armas y varios de los hechos y personajes que se esconden tras las fachadas a lo largo de las doce cuadras. Al cumplirse 200 años de Chile independiente, un apasionante y revelador recorrido gráfico por casi 500 años de historia.

Los secretos de la vía

¿Por qué Ahumada se llama Ahumada? Porque aquí vivió...

En el eje existen 316 luminarias, 91 asientos, 114 árboles y 20 quioscos. El primero data de 1926 y se ubica frente al número 299 de la calle. También se pueden hallar 36 basureros, 64 casetas telefónicas y 10 barquitos maniceros.

Hoy en día, el suelo de la Plaza de Armas es de... baldosas. La infografía muestra cómo fue variando el piso desde la tierra del 1500.

Esta calle inspiró a escritores. Algunos literatos, incluso, cometieron en esta vía horrendos crímenes.

La evolución del transporte público y privado antes de que Ahumada fuera convertido en paseo en 1977, el vestuario de los hombres y mujeres en los últimos 200 años, cómo se han transformado las monedas y el mobiliario urbano.

Otro dato: en la esquina de Puente con San Pablo existe un local de adobe -que actualmente es una ferretería- que se levanta al borde de la calle y que conserva la estructura de 1800. En ese tiempo, la línea de edificación otorgaba más metros de construcción.

Una de las tantas pérdidas patrimoniales que ha sufrido el sector, además del puente Cal y Canto, es el edificio que estaba ubicado en la esquina nororiente de la Plaza de Armas, en la intersección con 21 de Mayo. Era conocido por la gente como "La Moneda chica".

En Ahumada se alojó en 1935 el actor Clark Gable. Alguna vez, en 1917, en esta calle cantó Gardel. Todavía se puede observar una puerta del exclusivo restaurante Waldorf. En Ahumada también nació el Haití, cuyas meseras usaban faldas hasta la pantorrilla en 1950. En la lámina se podrá observar cómo fue evolucionando la prenda hasta hoy... cuando las garzonas utilizan unas mini bien cortas que atrapan al cliente.

La calle Ahumada-Puente, donde nació y creció Chile, está llena de insospechados secretos. Basta detenerse y mirar con la frente en alto y los ojos bien abiertos.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales