VIVIENDA Y DECORACIÓN

Sábado 21 de Enero de 2006

Recrear la pendiente

Un volumen muy simple, que interiormente se escalona haciendo alusión a las características del terreno, planteó el arquitecto Rodrigo Aguilar para esta casa de fin de semana, ubicada en el loteo San Francisco de Los Andes, a 20 km de la ciudad que lleva ese nombre.

Texto, Beatriz Montero Ward / Fotografías, José Miguel Pérez

A 20 km de la ciudad de Los Andes, internado entre los cerros cordilleranos, se encuentra el loteo San Francisco de Los Andes. Fue este lugar, agreste y de una particular belleza, el que una pareja de actores escogió para hacer su casa de fin de semana. Motivados con una construcción que el arquitecto Rodrigo Aguilar había proyectado en Calera de Tango le pidieron que tomara el encargo.

En su primera visita a la parcela de 5.000 m2, el profesional les advirtió que para él era imposible reproducir la casa que habían visto, pues cada proyecto está íntimamente relacionado con el entorno, el terreno y la forma de vida del cliente.

Así, considerando que los propietarios querían una vivienda económica con un solo gran espacio interior, continuo y amplio, Aguilar propuso un volumen muy simple, hermético hacia la calle y abierto hacia la quebrada y las vistas a través de encuadres específicos.

- Adentro me interesaba recrear la pendiente del terreno, es decir, que se sintiera lo que uno ve en el exterior. Eso lo logré definiendo dos pisos, interconectados entre sí, que rematan en ventanas desde las cuales se aprecian vistas puntuales- , explica el arquitecto.

En el piso superior, por donde se entra a la casa, se encuentra el área de dormitorio. Allí, un ventanal rectangular que se prolonga hasta el cielo, encuadra un enorme cactus y la cordillera. "La idea ­puntualiza Aguilar­ era hacer entrar las montañas, crear conciencia de que ellas están allá arriba". En el nivel más bajo, en cambio, se ubica el estar y la cocina, zona que se prolonga hacia afuera mediante una terraza que mira la quebrada y el valle.

Ambos niveles conforman un gran espacio continuo, separados entre sí por una escalera y un muro con forma de ele. Este último, ubicado en medio de la casa sirve hacia el sector de dormitorio para poner libros y en el de estar para albergar la estufa a leña de doble combustión, el equipo de música y algunos adornos; sin topar las paredes perimetrales, divide las dos instancias dentro de la construcción.

- Creo que una de las cosas interesantes de esta casa es la percepción que se tiene del espacio interior, que aunque es relativamente pequeño se siente muy amplio. Eso se consiguió gracias a la continuidad visual entre las áreas y a las alturas de piso a cielo, que en el dormitorio es de 2.40 m y en el estar, de 3.60 m.

Para levantar esta vivienda de 60 m2, emplazada en la parte más alta del terreno y en paralelo con respecto de la quebrada, se realizaron fundaciones de hormigón. Sobre estas se levantó la estructura de madera, revestida por fuera en tinglado de fibro cemento teñido y por dentro, en un enyesado pintado blanco. Los pisos son de maderas de demolición, lo mismo que algunas vigas y pilares. Para los marcos de ventanas se escogió pino y para el palillaje, raulí. "Me interesaba mezclar maderas de distintos tonos para lograr un efecto de texturas más complejo", dice el arquitecto.

El único recinto cerrado es el baño. Allí buscó hacer una caja negra dentro de una blanca. En la primera, entera revestida en piedra pizarra, se ubica la ducha, y en la otra, el vanitorio de madera. Para enfatizar la continuidad visual también allí se puso piso de madera.

- Se trata de una construcción sencilla, en la que se privilegian las vistas y la sensación de espacialidad- , concluye el profesional.

Ficha:

Arquitecto: Rodrigo Aguilar

E-mail: raguilar@uchile.cl

Constructor: Luis Ureta

Superficie construida: 60 m2

Superficie del terreno: 5.000 m2

Año de construcción: 2005

Materiales: Basamento de hormigón, estructura de madera revestida en tinglado de fibro cemento teñido y maderas (pino, roble y raulí).


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
1- La terraza de tinglado de madera es un agradable lugar con vista a la quebrada. Allí se encuentra la parrilla para los asados.
1- La terraza de tinglado de madera es un agradable lugar con vista a la quebrada. Allí se encuentra la parrilla para los asados.
Foto:José Miguel Pérez


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales