INTERNACIONAL

Martes 27 de Junio de 2006

Nueva publicación:
Los conservadores de EE.UU. ya tienen su enciclopedia

El libro no tiene tapujos al hablar de la agenda "llena de principios" de Reagan, ni al tratar de "corrupto" a Clinton.

JASON DEPARLE
The New York Times

WASHINGTON.- Según muchos, el movimiento conservador de Estados Unidos está seriamente dividido. Y ahora, justo cuando lucha por buscar su dirección futura, aparece un libro que quiere dar luces sobre lo que significa ser conservador.

Tras dieciséis años de preparación, "American Conservatism: An Enciclopedia", reúne en 997 páginas los artículos de 251 colaboradores.

"Hemos pasado de adversario de la historia a hijo del destino, pero el gobernar ha traído un nuevo nivel de desafío", manifestó Jeffrey O. Nelson, editor de ISI Books, que produjo la enciclopedia.

Al criticar lo que llamó el conservadurismo de "la gran educación, el gran gasto, la gran guerra, el gran gobierno" de los líderes republicanos, Nelson señaló que esperaba que el libro, cuyo precio es de US$ 35, ayude a que el movimiento regrese a su raíces del gobierno limitado.

"Si el conservadurismo va a tener éxito y prosperar en el siglo XXI", precisó, "tendría que parecerse más a la tradición conservadora como se expresa en este libro que al conservadurismo que actualmente se practica en Washington".

Es cierto que el libro omite nombres familiares como el ex líder republicano de la Cámara de Representantes Tom DeLay, o el asesor presidencial Karl Rove, y da poco espacio al ex presidente de la Cámara Newt Gingrich, mientras que gasta mucha más tinta en Willmoore Kendall, un cientista político que murió en 1967. Esas proporciones son adecuadas, indicó un ex alumno de Kendall, William F. Buckley Jr., el fundador de "National Review", quien calificó el libro de referencia como "excelente".

"Newt llegó y se fue muy rápido pero no dejó huellas visibles", explicó Buckley.

Calificaciones

Algunos artículos muestran su conservadurismo sin tapujos. Por ejemplo, de Ronald Reagan se puede leer que "tenía una agenda vigorosa y llena de principios", mientras que de Bill Clinton se dice que era un "corrupto".

Si hay un lugar donde convergen los ríos de la derecha, parece ser la oficina de William Kristol, un editor, cuya madre (Gertrude Himmelfarb), padre (Irving Kristol), filosofía (neoconservadurismo) y revista ("The Weekley Standard") tuvieron artículos separados.

Consultado sobre la enciclopedia, Kristol afirmó que quedó perplejo al leer en ella que él valoraba "la virtud de una ciudadanía" más que su prosperidad o libertad, aunque declinó extenderse en "sutilezas".

Algunas "sutilezas" son significativas. Otro artículo describe la página editorial de "The Wall Street Journal" como "pro empresa". El editor de la página, Paul A. Gigot, precisó que el periódico a menudo criticaba a las empresas que buscaban favores del gobierno y ganó el Premio Pulitzer en 1980 en parte por un editorial llamado "Abajo con las grandes empresas".

"Creemos en el capitalismo, el libre mercado y la gente libre, no la empresa por sobre el trabajo", explicó Gigot.

El volumen es cuidadoso cuando camina sobre asuntos de raza. Describe la "cortesía y dignidad" de Strom Thurmond, quien como gobernador y senador de Carolina del Sur encabezó el esfuerzo del sur por preservar la segregación. No menciona que Thurmond tenía una hija negra cuya existencia mantenía en secreto.

George C. Wallace, quien llegó a ser gobernador de Alabama con la promesa de "segregación para siempre", fue "habitualmente más complicado que lo que sus críticos permitieron".

Dan T. Carter, de la Universidad de Carolina del Sur, señaló que tales artículos ofrecían una visión "pasteurizada" de la historia racial. "El surgimiento del conservadurismo norteamericano tiene una deuda, en parte, con la animosidad racial, y para muchos conservadores es incómodo abordar eso", indicó Carter, biógrafo de Wallace. "No tiene que decir que el conservadurismo capituló a ésta. Pero tiene que reconocer que existía".

Nelson estuvo de acuerdo en que el análisis racial de la enciclopedia estaba incompleto y aseguró que la próxima edición incluiría un artículo sobre la reacción de los conservadores al movimiento de derechos civiles.

Todo el contenido del volumen dejó al menos un tema con una mezcla de sentimientos. A Richard A. Viguerie, fundador de Moral Majority, le encantó encontrar que lo describieran como un "cuco liberal". Pero dado el ejército de pensadores y otras activas personas que habitan el libro, Viguerie señaló, "deberíamos haber logrado más políticamente que lo que hicimos".

Ésa, indicó Kristol, no es una visión conservadora. "El pensamiento conservador", dijo, "debería enseñarle que no tiene que esperar demasiado de la política, al menos en el corto plazo".

ACEPTACIÓN

LA OBRA es ofrecida por dos clubes literarios conservadores y ha vendido casi 20 mil ejemplares desde su lanzamiento hace un par de meses.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Jeffrey O. Nelson, editor de ISI Books, que produjo la enciclopedia, informó que su elaboración demoró 16 años.
Jeffrey O. Nelson, editor de ISI Books, que produjo la enciclopedia, informó que su elaboración demoró 16 años.
Foto:THE NEW YORK TIMES
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales