VISIÓN NACIONAL

Miércoles 11 de Abril de 2001


Chanco Suena a Mexicano

Es como la capital chilena de las rancheras y corridos mexicanos, herencia que proviene de la famosa cantante Guadalupe del Carmen, hija ilustre de la ciudad del queso. Todos lo años se realiza allí un festival en su honor.
Por Iván Gajardo

Más parece un villorrio mexicano que un pueblo campesino de la Región del Maule. Por las ventanas de sus casas salen a raudales los sones de rancheras y corridos. Conocido más por sus quesos mantecosos, Chanco es ya la capital chilena de las canciones mexicanas.

La mayoría de sus 11 mil habitantes caminan por sus calles tarareando melodías del país azteca. La música charra acompaña a las dueñas de casa en sus labores hogareñas, a los hombres en las cosechas y a los niños mientras hacen sus tareas.

En las fiestas abundan los mariachis y casi no se bailan cuecas, pues todos disfrutan con temas clásicos como "Jalisco, no te rajes" y "Allá en el rancho grande", la pegajosa "Si Adelita se fuera con otro", o la nueva versión del tema "Yo no fui", el hit del momento, que interpreta Pedro Fernández.

COLORIDO FESTIVAL

Es tanto el fervor que despierta en los chanquinos esta música, que organizan el Festival del Cantar Mexicano, que reúne durante tres días, en la medialuna del rodeo, a un centenar de los mejores exponentes nacionales de las rancheras, corridos y guapangos, y a unos 5 mil espectadores cada jornada.

El festival nació en 1988 bajo la tutela del municipio local con la finalidad de homenajear y recordar a la principal responsable de que esta música se haya asentado en el alma del pueblo: Guadalupe del Carmen.

Bautizada en 1930, la Lupita, como le llaman cariñosamente los amantes del cantar mexicano, nacida y criada en Chanco, inmortalizó sus corridos en toda Sudamérica.

Por eso, el máximo galardón que entrega el festival es una estatuilla enchapada en oro con su figura, que para los participantes es tan codiciada como la Gaviota de Plata o el Oscar de la Academia.

LUPITA, LA PENDENCIERA

Nacida en el seno de una familia de pequeños propietarios agrícolas en el sector de Quinhuiné, desde muy niña la Lupita se valió de su extraordinaria voz para ganarse la vida. Sus biógrafos cuentan que dejó su hogar muy temprano y en sus inicios cantó en las calles de Santiago para subsistir. Las penurias terminaron cuando el buscatalentos Jorge Landi la descubrió y la condujo hacia el estrellato.

Guadalupe se casó con Marcial, uno de los integrantes del dúo Los Hermanos Campos.

Juntos compusieron e hicieron famosos al menos un centenar de temas rancheros, como "Juan Charrasqueado", "Carita Risueña", "Lupita, la Pendenciera" y "Mataron a la Paloma", que le valieron en 1954 un disco de oro, el primer reconocimiento que el sello musical RCA Víctor entregó a una artista latinoamericana.

Estos temas y muchos otros se escuchan a menudo en programas radiales destinados a enviar mensajes y saludos a pobladores de sectores rurales.

La Lupita, pendenciera como el personaje de su canción, recorrió gran parte de Sudamérica, pero extrañamente nunca tuvo la oportunidad de estar en México.

A Chanco sólo regresó dos veces, para el aniversario del club deportivo Miramar y para el bicentenario de la iglesia San Ambrosio, en 1981. En esa oportunidad deslumbró a los presentes con su hermosa voz. Quienes recuerdan esa actuación coinciden en señalar que cantó como un ruiseñor. Un ruiseñor que dejó de cantar en 1989.

TROVADORES DE LA VIDA

Tal como ocurre entre los chanquinos, en las poblaciones y sectores rurales de nuestro país la gente se identifica con la letra y música que interpretan los mariachis, quienes les cantan a las situaciones de la vida cotidiana. Con sus voces acompañadas por trompetas, guitarras, guitarrones y violines, estos músicos conmueven y alegran al pueblo.

Según Osvaldo Waddingthon, experto en música mexicana, esta temática se arraigó en Chile desde que se exhibieron las primeras películas habladas en español, protagonizadas por el actor Jorge Negrete, y perdura hasta nuestros días especialmente en los estratos bajos.

Inolvidables resultan para los amantes de la música y cine mexicano las voces de Pedro Infante, Antonio Aguilar y Pedro Vargas; la facha de Pedro Armendáriz; la belleza de María Félix, Gloria Marín y Silvia Pinal, y el estilo de Miguel Aceves Mejías.

Waddingthon afirma que fue tanta la influencia de las cintas aztecas en nuestro país, que los cines se repletaban y muchos chilenos aseguraban que Pancho Villa y Emiliano Zapata eran héroes de nuestra independencia. Y que Cantinflas había nacido en Santiago, en el barrio Recoleta.

en internet

Festival Guadalupe del Carmen

http://www.chanco.cl/festival.htm

Chanco Es Zona Típica

http://www.chanco.cl/zona.htm

Grandes de la Música Ranchera

http://www.promoweb.com.mx/cocula/

grandes.htm

Historia de la Charrería

http://webdemexico.com.mx/arte/

charreria/musica.html

Proyecto Turístico Pacífico Verde

http://www.chiper.cl/news/2000/11/30/

sp_n1.asp



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Los bailes folclóricos de México son otra expresión popular de los habitantes de Chanco. Prácticamente, han desplazado a la criolla cueca.
Los bailes folclóricos de México son otra expresión popular de los habitantes de Chanco. Prácticamente, han desplazado a la criolla cueca.
Foto:Ricardo Henriquez


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales