REVISTA YA

Martes 29 de Marzo de 2011

En Medio Oriente:
Las poderosas voces femeninas de la revolución

Son mujeres ciento por ciento conectadas en la red. Opinantes y sin miedo a decir lo que ven, lo que creen, lo que sienten. Toda una audacia en países como Egipto, Irak y Túnez. Ellas están generando cambios y un liderazgo en la forma de entregar y facilitar la información en el convulsionado mundo árabe. "¡Las redes sociales nos han dado a todas una voz! Antes éramos invisibles y desoídas", dice una de ellas.  
Por Natalia Núñez.  Todo comenzó con una voz femenina que no se escuchó masivamente mientras vivía, pero que se hizo fuerte desde su muerte. Neda Agha-Soltani, la joven iraní de tan sólo 26 años que murió, asesinada, desangrándose en las calles de Teherán, en Irán, en junio de 2009, mientras asistía a una protesta, se transformó en un símbolo tan macabro como revelador del poder de las redes sociales en Medio Oriente y de cómo las mujeres estaban liderando movimientos para generar cambios.Su video, su agonía, sus ojos perdidos en el cielo constituyeron un ícono mundial de la revolución que se estaba fraguando en los países musulmanes con gobiernos opresivos. Su video, grabado por un simple celular, se transmitió con velocidad abismante a través de YouTube, Twitter y los blogs de todo el mundo.Neda se transformó en inmortal. Se hicieron reportajes, columnas e incluso un documental sobre ella. Y se tornó en leyenda. En una voz poderosa. Más poderosa tras su muerte."¡Las redes sociales nos han dado a todas una voz! Antes éramos invisibles y desoídas. ¡Ahora no hay lugar para calabozos dictatoriales! ¡El problema se da con los regímenes a los que simplemente no les importa! Es como si hubiera un manual de "dictadura para tontos" transferido a esos presidentes y reyes", asegura a Revista Ya, desde la ciudad de Sheikh Zayed, Marwa Rakha, una famosa bloguera egipcia que fue testigo de todas las revueltas que sucedieron en su país y que terminaron con el derrocamiento de Hosni Mubarak el 11 de febrero pasado.Marwa Rakha tiene 36 años, se casó en julio pasado y ahora espera a su primer hijo, que debería nacer dentro de un mes. Es consultora de marketing y de negocios en medios masivos, periodista de radio y colaboradora permanente, desde 2008, del sitio "Global voices", una red de contactos universal que está cambiando el modo en que el flujo de información está llegando a todos los rincones del mundo. Una web donde las mujeres blogueras de Medio Oriente han sido protagonistas en los últimos meses."Global Voices es una publicación digital alternativa que ha logrado tener en su plantilla casi exactamente el mismo número de mujeres editoras y de autoras. Somos un grupo diverso de más de 60 países. Se cubren temas directamente relacionados con género constantemente y también se incluyen las voces de mujeres blogueras, periodistas y activistas en las notas que publicamos", explica desde Puerto Rico la editora en español de "Global voices", Firuzeh Shokooh.Y es que decenas de miles de mujeres han participado en los movimientos tunecino y egipcio. Protestando tanto en las calles como en internet. Ejemplo de esto último son los testimonios y confesiones de http://metallicnaddou.blogspot.com/ y http://atunisiangirl.blogspot.com/, ambos blogs de mujeres de Túnez, escritos en francés, con un discurso incendiario sobre la situación en la que vivían. "En nuestro propio país la chica tunecina no se puede expresar. Su blog es censurado ahí", reza el encabezado de uno de ellos. Sin embargo, la disidencia digital rindió frutos: el pueblo tunecino hizo caer en un mes a uno de los regímenes árabes más dictatoriales.Mientras, otras naciones vecinas de la región aún esperan dar el golpe. En Siria, por ejemplo, la bloguera Tal Dawser al-Mallouhi fue condenada a cinco años de presidio, transformándose tristemente en la bloguera encarcelada más joven del mundo: ya pasó todo el 2010 tras las rejas y tiene tan sólo 19 años. No hay dudas: es difícil para una mujer que vive en un país musulmán hacerse escuchar sin consecuencias.Marwa Rakha cuenta con emotividad cómo se sentía mientras blogueaba en medio de la revolución en Egipto, su país: "¡La mayoría del tiempo me sentía enojada! Estaba furiosa por no haber ido a la plaza a protestar más de una vez. ¡Me enojé cuando Mubarak se rehusó a dejar el poder! ¡Me enojé cuando el vicepresidente Omar Soliman dijo que los egipcios no estaban listos para la democracia! ¡Me enojé cuando después del discurso del Primer Ministro, manifestantes pacíficos fueron atacados por hombres a caballo y camellos con látigos, espadas, y cuchillos! Estaba inmersa en una asquerosa montaña rusa de esperanza y desesperación".La voz de Marwa, hoy empoderada, firme, con discurso, asertiva, no surgió de la noche a la mañana. Por años se cuestionó su identidad y sus ideales para lograr abrirse paso, hacerse escuchar y que le creyeran. "Siempre he encontrado la forma para hacer lo que he querido hacer y siempre he peleado por mis creencias. Tuve que pasar por muchas fases. Fase uno: tratar de conformarme. Fase dos: enojarme conmigo misma por no ser capaz de conformarme. Fase tres (ésta comenzó en 2005, cuando tenía 31 años): cuestionarme y dudar. Fase cuatro: encontrar mis propias respuestas. Fase cinco: hablar alto y fuerte (usaba un alias al comienzo). Finalmente, fase seis: ¡Soy quien soy y me amo de la manera en que soy!".La esposa neurótica y la niña de la éliteIrak tampoco se queda atrás en materia de blogs femeninos. Uno que llama especialmente la atención es http://neurotic-iraqi-wife.blogspot.com/. Como su nombre lo indica, se trata de la vida de una esposa iraquí neurótica. ¿Su frase de bienvenida?: "Este blog es sobre mí, siendo una esposa iraquí cuyo marido eligió reconstruir su país en lugar de construir su nueva vida con su nueva señora, ¡Yo!".Este blog en particular ha sido pieza de estudio a nivel internacional. La académica de la Deakin University de Australia, Perri Campbell, desarrolló una investigación sobre esta publicación. La experta cuenta para Revista Ya su visión de este fenómeno, de este verdadero desahogo femenino en medio del ciberespacio. "Creo que las blogueras iraquíes tienen importantes historias que contar sobre los desafíos y procesos de vivir en un Irak post invasión. Yo fui lo suficientemente afortunada de leer las historias de cinco mujeres iraquíes: Neurotic Iraqi Wife, Faiza, HNK, Aunt Najma and Riverbend. Estas blogueras no solamente escriben historias convincentes, sino que se comprometen en conversaciones con lectores de todo el mundo, debatiendo problemas tales como la presencia militar continua en Irak y el rol de ciertas figuras políticas tales como el Presidente Obama. Las blogueras como Neurotic Iraqi Wife nos dan un fugaz vistazo de la vida en Iraq después de la invasión. Como sea, Neurotic cuenta una historia particular y personal; una que ciertamente no es la historia de otras blogueras o personas que viven en Irak".La experta australiana dice que tanto los weblogs como las redes sociales son facilitadores potenciales para jugar roles incluso más protagónicos en los recientes levantamientos en Medio Oriente. "Los blogs habilitan a la gente a vociferar sus opiniones sin necesariamente tener que encarar las mismas consecuencias que habría en espacios no digitales. Esto quiere decir que ciertos grupos de personas pueden llegar a estar conectadas y se pueden organizar y movilizar en torno a problemas políticos particulares".En consecuencia, bastan una BlackBerry y una webcam para cambiar el mundo. Bien lo sabe Gigi Ibrahim, una egipcia de enormes ojos almendrados, 24 años, procedente de una familia de la élite de Egipto, recientemente graduada de ciencias políticas, y que fue la portada de la revista "Time" de febrero pasado fruto de su incesante presencia en las redes sociales informando sobre todo lo que estaba sucediendo durante la revolución en Egipto, vía YouTube, Vimeo o la plataforma que sirviera para correr la voz. A estas alturas, ella es casi una celebridad en El Cairo. Tiene miles de seguidores en Twitter y ha dicho a la prensa internacional que esta cruzada la hizo por el futuro de su país. "Empecé solamente conversando con las personas involucradas. Entonces me volví más activa y todo el tema se volvió adictivo. Fui a reuniones y participé en protestas. Rápidamente aprendí que la mayoría de los aciertos en el movimiento laboral fueron iniciados por mujeres", confesó a la cadena de televisión Al Jazeera.El sueño de MarwaArly Faundes, directora del Laboratorio de Medios Digitales de la Universidad Diego Portales, explica por qué estas mujeres árabes se movilizaron ahora y no antes, y por qué el efecto es "contagioso" de un país a otro. "La posibilidad de compartir en la web fortalece el concepto de comunidad, de intercambio de información y de divulgación de ésta. Algo que a su vez se fortalece cuando se trata de conflictos que son cercanos geográficamente y también emocionalmente, como ocurre en la comunidad de Medio Oriente. Es decir, la misma comunidad, las mismas mujeres toman con mayor fuerza el mensaje que es transmitido por la red, porque es cercano y motivador y de alguna manera efectivo porque tiene mayor alcance. Es necesario agregar que para las mujeres resulta doblemente importante, porque esta libertad contrasta con las restricciones que ellas tienen en el día a día y que, de alguna manera, se diluyen con las oportunidades de expresión que les da la web".La ventaja del blog, sostiene Faundes, es ser la base desde donde se pueden escribir las opiniones, sin límites de 140 caracteres como sucede en Twitter y sin tope de un grupo de amigos como ocurre en Facebook. "El blog se convierte en una página individual donde una persona tiene la posibilidad de expresar sus opiniones, informar y desde allí compartir esta información a través de las diferentes redes sociales, que a su vez llevan al lector al blog, donde además puede opinar y generar conversaciones sobre el tema".Tanto Gigi Ibrahim como Marwa Rakha, ambas egipcias, compartieron y lucharon por el mismo deseo: libertad para su país. Para ello se valieron de las mismas herramientas virtuales. Las usaron sin miedos y defendieron su verdad como miles de otras jóvenes. "Estoy impresionada con todas las personas que usaron las redes sociales para lograr que las voces de los egipcios fueran escuchadas; durante la revolución fue toda esa gente que twitteaba, blogueaba, tomaba fotos y subía videos la que le mostró a todo el mundo cuán popular estaba siendo nuestro levantamiento; ellos mostraron la violencia usada contra quienes protestaban, el miedo, la esperanza, la alegría y los mártires", dice Marwa Rakha.Y sigue: "Sueño con tener una guagua saludable y feliz en un país libre donde sus derechos dados desde el nacimiento, tales como la libertad de elegir y la libertad de expresión, no sean violados". ¿Ha pensado en nombres para su hijo? Claro: se llamará Adam. ¡Por fortuna! Pues a saber, y como consigna el diario español "El País" del miércoles 21 de marzo, en la ciudad de Ibrahimiya, en Egipto, ya habría nacido la primera niña bautizada bajo el nombre Facebook, en señal de agradecimiento por la victoria obtenida.

 "Siempre he encontrado la forma para hacer lo que he querido hacer y siempre he peleado por mis creencias. Tuve que pasar por muchas fases. Fase uno: tratar de conformarme. Fase dos: enojarme conmigo misma por no ser capaz de conformarme. Fase tres: cuestionarme y dudar. Fase cuatro: encontrar mis propias respuestas. Fase cinco: hablar alto y fuerte. Fase seis: ¡Soy quien soy y me amo de la manera en que soy!", dice Marwa Rakha.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Marwa Rakha es una famosa bloguera egipcia.<br/>
Marwa Rakha es una famosa bloguera egipcia.

Foto:ALAA EL KAMHAWY


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales