REPORTAJES

Domingo 25 de Enero de 2009

Luis González, el fotógrafo de los chilenos en Potsdam, desclasifica sus recuerdos:
Los pasajes más desconocidos del exilio de Michelle Bachelet

Bajo el constante control de la Stasi, que tenía vigilantes alojados en todos los edificios donde residían chilenos, vivió la mandataria en la RDA. El edificio donde estaba su departamento contaba con un búnker subterráneo y su ex marido, Jorge Dávalos, era descrito por la policía secreta como un hombre que habría sido "financiado por el partido para desarrollar una capacitación en manejo de armas explosivas y pistolas".

A. S. Desde Potsdam, Alemania

Ella no fue la excepción. El día de su matrimonio con Jorge Dávalos, Verónica Michelle Bachelet Jeria viajó desde su departamento al centro de Potsdam sólo para cumplir con lo que, para los más de 200 exiliados chilenos en esa zona de Alemania Oriental, era casi un mandamiento: depositar el ramo de novia a los pies del "monumento antifascista" que hasta hoy puede verse en la plaza de esa ciudad, a 30 minutos de Berlín, en la otrora Alemania Oriental.

Hasta allí llegó en 1975 la entonces veinteañera Michelle Bachelet junto a su madre Ángela Jeria para iniciar un exilio en la ciudad imperial que duraría cuatro años, pero cuyo rastro puede seguirse hasta hoy.

Matrimonio autorizado

En el centro de Berlín, a pasos de Alexander Platz, las fichas sobre Jorge Leopoldo Dávalos Cartes en la Comisión Federal para los Documentos del Servicio de Seguridad Pública de la antigua RDA (BStU por sus siglas en alemán), dan la primera pista.

En la página 000020 de septiembre de 1977, la oficina Chile Antifascista (CHAF) recomienda al Ministerio de Seguridad "autorizar su matrimonio con la señorita Verónica Michelle Bachelet sin tener que pedir los documentos a Chile, ya que ambos disfrutan de asilo político en la RDA y no están en la posición de conseguir estos documentos", dice la ficha de la BStU.

La situación para ellos no es fácil. La ficha 000017 (del 14 de octubre de 1974) asegura que Dávalos llegó a la RDA el 19 de noviembre de ese año "con el fin de desarrollar los pasos necesarios para lograr la llegada de su familia a la RDA: su esposa Marcia Martínez Jiménez y su hijo Jorge Ignacio Dávalos Martínez". Por eso, la oficina del CHAF debe asegurar a la Stasi que su anterior unión ya no está vigente, y así lo hace. "Su matrimonio, llevado a cabo el 11 de marzo de 1969, en Santiago de Chile, fue legalmente disuelto por el juzgado de matrimonios", dice al Ministerio de Seguridad y consigue la venia, como queda expresamente establecido en las fichas.

La única rubia entre los chilenos de Potsdam

En el barrio de Am Stern, a diez minutos en tranvía desde el centro de Potsdam, el frío es inclemente. Los edificios idénticos y las porterías de los departamentos, todos con el nombre Karl Marx, dejan en claro que fueron construidos bajo el mandato socialista de Erich Honecker.

Como dice la ficha de Dávalos, el edificio 34, depto. 6 de la calle Koroljowstrasse, fue el lugar que albergó a Bachelet.

Y, aunque la calle fue rebautizada como Lilienthalstrasse, el lugar se mantiene idéntico. Aunque no sus habitantes.

La señora Dzingel, alemana de unos 60 años que vive allí hace más de 30, cuenta que apenas dos chilenos quedan en la zona, versus los casi 200 que llegaron a ser: el ex dirigente sindical de El Salvador, Berne Cataldo, quien arribó cuando Bachelet ya se había ido, y Luis González, quien vivió por años en el mismo piso que la Presidenta y se convirtió en el fotógrafo oficial de la comunidad.

"Queríamos tener recuerdos y por seguridad se decidió que sólo una persona estuviera encargada", recuerda González, quien decidió abrir a "El Mercurio" su colección de fotos de chilenos exiliados en Potsdam.

"Era la única rubia entre todos los chilenos de piel oscura", recuerda la señora Dzingel. "Resaltaba mucho en el vecindario, pues se vestía de forma muy estrafalaria, aunque era tranquila", comenta entre risas. Porque para ella ese tiempo fue "el más feliz".

El búnker convertido en "Club Raum"

Los chilenos solían organizar actos de solidaridad y abrían sus fiestas al barrio.

En esos momentos, Bachelet jugaba un rol clave. "Tocaba la guitarra y armó un trío con mi hermana Miriam y una ciudadana inglesa. Como éramos recién llegados no teníamos más números artísticos y se convirtieron en nuestra carta de presentación", cuenta González, quien recuerda que Quilapayún era el grupo preferido de la Presidenta.

Pero en medio de la Guerra Fría no todo era alegría. En el edificio de Bachelet, un búnker construido en el subterráneo recordaba que el gobierno socialista estaba en constante peligro. El espacio, que conectaba a través de un túnel con todos los demás departamentos del barrio, aún sigue allí, aunque ahora se usa como bodega.

En medio del exilio, el Ministerio de Seguridad autorizó su uso para otros fines. Y así el túnel se transformó en el "Club Raum", donde los chilenos "celebrábamos cumpleaños, navidades y fiestas patrias, evadiendo el frío", dice González.

Pero también, pese a que los edificios fueron entregados a las 42 familias chilenas, en todos ellos vivía un ciudadano alemán miembro del Ministerio de Seguridad. ¿La razón? Tenerlos vigilados.

Por aquel entonces, relata González, "la Presidenta y su madre participaban activamente en política. Michelle, como miembro del comité central de las juventudes del PS en Potsdam, se dedicaba a mantener vigente la solidaridad con quienes se habían quedado en Chile".

Mientras, Ángela Jeria compartía su tiempo entre su trabajo en el Museo de Prehistoria, viajes a conferencias internacionales y su participación en programas de Radio Berlín, donde más tarde trabajó el actual director de la Secom, Juan Carvajal.

"Era una dama: elegante, siempre maquillada y con tacones. Destacaba mucho en el barrio", recuerda González sobre Ángela Jeria.

Por aquel entonces, la joven Bachelet "asistió a la Escuela Internacional de Educación, donde se entregaba formación marxista, y tomaba clases de alemán", revela González.

"Los chilenos con mayor experiencia política", en cambio, "iban a la escuela de formación de cuadros del PS en Kleinmachnow. Allí estuvieron Jorge Dávalos, Osvaldo Puccio y el propio Cataldo", cuenta González.

Bachelet aprobada en alemán

A mediados de 1976, un joven Jorge Dávalos llegó a Potsdam al mismo edificio de Bachelet. Según los archivos de la Stasi, Dávalos fue financiado por su partido "para desarrollar una capacitación del manejo de armas explosivas y pistolas" (ver recuadro). Tras casi un año de pololeo se casaron y en diciembre de ese año aparece el segundo registro de Bachelet en los archivos de la BStU.

"Estamos dispuestos a llevar a cabo una prueba de conocimientos de alemán de la postulante al Herder Institut y a través de esto lograr su admisión", dice la ficha de diciembre de 1977. Tras ser aceptada, se trasladó a Leipzig, donde tuvo a su primer hijo, Sebastián.

Mientras, en el barrio de Am Stern en Potsdam, por esa misma fecha el chileno Luis González contraía nupcias con una ciudadana alemana y abandonaba el departamento familiar de tres dormitorios asignado por el Ministerio de Seguridad para cambiarse a uno más pequeño. Por extraña coincidencia le entregaron el de Bachelet.

En la página 000020 de septiembre de 1977, la oficina Chile Antifascista (CHAF) recomienda al Ministerio de Seguridad "autorizar su matrimonio con la señorita Verónica Michelle Bachelet sin tener que pedir los documentos a Chile, ya que ambos disfrutan de asilo político en la RDA y no están en la posición de conseguir estos documentos", dice la ficha.

Según el fotógrafo Luis González, "la Presidenta y su madre participaban en política. Michelle, como miembro del comité central de las juventudes del PS en Potsdam, se dedicaba a mantener la solidaridad con quienes se habían quedado en Chile".

El ex marido de Bachelet, según la Stasi

"Durante 1968 habría sido auspiciado por el partido para desarrollar una capacitación del manejo de armas explosivas y pistolas". La ficha BStU sobre Jorge Dávalos es larga y completa y ésa es una de las tantas afirmaciones que hace la Stasi sobre el ex marido de Michelle Bachelet, quien llegó a la RDA en 1974.

"Como dato general sobre Dávalos se puede decir que es de profesión arquitecto, pero no tiene diploma. En este momento, Dávalos trabaja en la empresa de construcción Teltow. Es conocido que no se desempeña como el mejor o el más empeñoso y busca muchas veces excusas para dejar el lugar de trabajo antes de tiempo. Dentro de estas excusas se encuentran organizaciones de discursos y reuniones solidarias, entre otras", dice el informante Teschber Oberstleutnant en una ficha de 1978.

Pero además da cuenta que entre los chilenos que vivieron en la RDA, Dávalos llegó a ocupar importantes cargos, como uno de los representantes del PS en Potsdam.

"Dávalos durante un encuentro en abril sacó a relucir que el PS de Chile no es un partido marxista leninista (...). Es así como intenta hacer responsable al PC chileno de los errores cometidos durante el régimen de Allende", cuenta el documento de la Stasi.

"En la siguiente reunión (que era para celebrar el aniversario 45 del PS) se leyó un documento por parte de Altamirano, en el que se decía concretamente que el PS de Chile es hace 11 años un partido marxista leninista. Dávalos comentó diversos pasajes de este documento, pero no comentó nada de su propia visión", sostiene.

"Al final de esta reunión el marido de la IM (informante) interrogó a Dávalos de por qué no manifestaba su opinión. A eso Dávalos contestó que no se puede entregar en cualquier lugar oficialmente su opinión y que, después de todo, él debía mantenerse acorde con el documento", señala.

La ficha agrega que el marido de la informante "es de la opinión de que estas personas como Dávalos le hacen daño al trabajo cooperativo con otros partidos y organizaciones".

Según él la forma de pensar de Dávalos "le haría mucho daño al partido".

La ficha sobre el ex marido de la Presidenta agrega otros datos inéditos: era muy amigo del director socialista Orlando Lübbert ("Taxi para tres") y que trabajó en la película "Der Übergang" (Pasar al otro lado). Junto a la Presidenta volvió a Chile en agosto de 1979.





"Estamos dispuestos a llevar a cabo una prueba de conocimientos de alemán de la postulante (Michelle Bachelet) al Herder Institut y a través de esto lograr su admisión", dice la ficha de diciembre de 1977. Tras ser aceptada, se trasladó a Leipzig, donde tuvo a su primer hijo Sebastián.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Estilo Bachelet. Se vestías de forma muy extrafalaria, aunque era tranquila
Estilo Bachelet. Se vestías de forma muy extrafalaria, aunque era tranquila", recuerda una ex vecina.


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales