VIVIENDA Y DECORACIÓN

Sábado 8 de Octubre de 2011

 
Los viajes de una artista low-tech

Catalina Bauer trabaja con temas, materiales y procesos cotidianos. En un momento en que el arte, como todo lo demás, parece tecnologizarse sus obras ofrecen un contrapunto que comienza a ser apreciado en otros países.  
TEXTO, PABLO ANDULCE TRONCOSO | RETRATO, CARLA DANNEMANNIMÁGENES, GENTILEZA CATALINA BAUER  El Aeroflot despegó en Nueva York y aterrizó en Moscú alrededor del mediodía del 18 de septiembre. La única chilena en el vuelo recogió su equipaje y salió a encontrarse con el taxista que la esperaba. El hombre no sonrió cuando ella se identificó, tampoco le habló camino al hotel. En silencio, atravesando las calles de Moscú, la chilena pensó que era una ciudad gigantesca e intimidante a la que llegaba para para instalar su obra "Mapa" en la cuarta versión de la Bienal de Moscú.La impresión de que los rusos eran extremadamente fríos duró hasta que sus anfitriones, la organización del evento, la recogieron en el hotel para comenzar a montar esa misma tarde. Un grupo de jóvenes voluntarios la ayudó a fijar el mapa del mundo -4 metros de alto por 12 de largo- sobre un muro que se levantó especialmente para la obra. En los siguientes días fijaron clavos sobre cada uno de los puntos dibujados dentro del contorno de los continentes, y a cada clavo sujetaron una bolsa plástica, pequeña y transparente, con agua. En eso consiste "Mapa", un trabajo que Catalina antes había mostrado dos veces en Chile y una en Inglaterra: "Asumo que el curador de la bienal conoció mi trabajo cuando se mostró la colección de Juan Yarur -de la cual "Mapa" es parte- en Londres, en la Saatchi Gallery + Phillips de Pury. Yo recibí la invitación a través de Gasworks, la residencia que hice allá gracias a la Beca AMA que creó Juan".Desde la primera, en 2005, cada muestra de "Mapa" ha sido diferente. Ahora, en la ex fábrica que acoge a la Bienal, con espacios amplios, estructuras a la vista y ventajosamente ubicada frente a un gran ventanal, el resultado la deja muy satisfecha: "Habían unas vigas de fierro en el techo que intervienen bastante en la obra. También el agua que había en este edificio, con cañerías muy viejas, era más turbia. Algunas bolsas goteaban y el muro quedó con esas marcas. Es un "Mapa" mucho más matizado, menos limpio, pero más vivo".Durante la inauguración y los días siguientes Catalina pudo ver a mucha gente tomando fotos, comentando, tocando su trabajo. La envergadura aportaba visibilidad y el recibimiento fue bueno, pero no pudo evitar sentir que este tipo de eventos son menos íntimos y que la escena europea está tremendamente tecnologizada: "Quizás es un tema de curatoría, pero veo muchos recursos digitales y tecnologías nuevas. En ese sentido lo mío es un contrapunto, más low-tech".Eso que ella llama lo suyo es un trabajo que hace referencia a los aspectos corrientes de la vida diaria, y los reconstruye a partir del hallazgo de un material y a través del trabajo manual, casi siempre laborioso y sin tecnologías. Así es como intenta darle al objeto un nuevo significado artístico.Entre el 22 de septiembre y el 30 de octubre los asistentes a la IV Bienal de Moscú podrán ver eso. Como lo vieron una semana antes los visitantes del Museo de la OEA en Washington, donde Catalina expuso junto a cuatro de sus socios en BLOC, el taller de tutorías artísticas que tiene intenciones de convertirse en residencia próximamente. "Los cinco empezamos con un proyecto que se llama "Material ligero". Es una exposición itinerante que propone, más que mandar obras a otros países, viajar y tener una mini residencia de trabajo en el lugar donde se va a exponer. Eso nos da la oportunidad de conocer un contexto distinto, interactuar con artistas locales, visitar talleres y escuelas de arte de otros países, que suelen tener infraestructuras mucho más impresionantes que las nuestras".  

Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
"Columna", de 60 cm de diámetro y 4 m de alto, está hecha a partir de elásticos de hule. Fue expuesta en Melbourne, en 2009.


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales