CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Martes 8 de Agosto de 2000


El Pliegue Como Leitmotiv

Pamela Cavieres y Sebastián Preece alteran desde diferentes facturas la referencia real de su propuesta, cargando su obra de significaciones acotadas a la Galería Gabriela Mistral, donde se instalan desde hoy.
Uno de los planteamientos que asumió la Instalación en su definición original - hace más de tres décadas- fue el hacer un uso sustancioso del lugar específico en donde se sitúa como creación artística. El espacio y el volumen entraban, por tanto, a desempeñar una función primordial en la dinámica interior de la obra, extendiéndose a su exhibición y posibles lecturas.

Muchos instaladores han incorporado esta premisa al discurso que circunda su quehacer, sin embargo en el objeto o montaje en sí se advierte una factura autónoma, cuya calidad artística puede ser variable, pero se vuelve difícil de abordar tras un marco teórico tan determinante.

La propuesta instalativa que se inaugura hoy en la Galería Gabriela Mistral (Alameda 1381) logra combinar la simplicidad de ejercicios manuales, plásticos y estructurales con el profundo cuestionamiento de la mirada, los modelos de representación y los procedimientos propios del quehacer artístico.

Pamela Cavieres y Sebastián Preece construyen en la peculiaridad y casi antagonía de sus gestos una ficción común que se hace cargo del espacio ocupado, sus significados y sus determinaciones funcionales.

En este acto inventivo, ejercitan a dúo la desarticulación de totalidades para ponerlas a actuar en fragmentos, manejando el control de sus uniones y disociaciones. El pliegue como leitmotiv va desde el objeto a la percepción espacial y viceversa, resumiendo lo asimilable de sus operaciones como un "Plegado Artificial".

En tres manifestaciones visuales independientes, Cavieres resume la pérdida de los referentes de realidad a partir de los cuales funciona el imaginario artístico. Una superficie de mármol negro se reinstala en el piso de la galería y denota el paso del tiempo en la vida de un objeto-obra. Un collage escaneado en fotografía e inspirado en la obra del escultor italiano Lorenzo Bernini se despliega gigante en una esquina del muro sin omitir errores ni pegoteos. Finalmente, una serie interminable de pequeños hexahedros (de liviano papel sintético) ocupan la totalidad de la sala insinuando en ella nuevos contornos. Algunos recogen la desarticulación de imágenes originales, la gran mayoría enuncia silenciosamente la letanía de su elaboración.

"Estas 10 mil figuras surgen de una propuesta que me hice de construir cada día una cantidad, a modo de acumulación y como un acto repetitivo. Luego se fueron integrando las fotografías de una catedral destruida y de mi brazo, connotando mi identidad. Son imágenes que se pierden, se quiebran, son imposibles de percibir de esta forma", señala Cavieres.

La primera inquietud de Sebastián Preece respecto del ejercicio pictórico fue resuelta en una visualidad convertida a pequeños módulos que emergían desde el muro a modo de rompecabezas. Hoy, la propia estructura de la galería le indica el tratamiento volumétrico de su propuesta, planteada siempre en términos de procedimiento y no de producto final.

Aprovechando la naturaleza "hechiza" del recinto, Preece lo desarticuló y descubrió al mismo tiempo, proponiendo encuadres y puntos de vista que tensionan la ilusión visual y el espacio real.

"La galería colinda con la librería del Ministerio de Educación y este muro blanco, institucional, donde se exhiben cuadros, es un muro falso. Lo que hice fue abrirlo para conectar los dos espacios a través de un vidrio que convierte a la librería en otro espacio observable, con sus cajas amontonadas que se integran a la obra. Aquí no hay una cara y una espalda; hay dos miradas que hablan de dos funciones", dice el artista.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
En
En "Plegado Artificial", los artistas proponen, desde diferentes orientaciones, un descubrimiento de la visualidad a partir de su desarticulación.
Foto:Julio Maillard
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales