REPORTAJES

Domingo 21 de Octubre de 2001

El Director de Investigaciones:
El tira y afloja de Mery

Que ha profesionalizado y depurado el servicio. Que debe dejar su cargo y que es obsecuente con el Gobierno. Diferentes apreciaciones hacia el jefe de los detectives: un activo masón y, según dicen, cercano al PPD y al PRSD. En entrevista, Nelson Mery relata su verdad.
MARIELA HERRERA MUZIO

"Me gustan los elefantes porque son animales nobles, fuertes pero pacíficos. Con buena memoria para recordar a sus amigos... y para no olvidar a sus enemigos", así describe Judas Nelson Lenin Mery Figueroa (60) a sus cercanos su afición por coleccionar figuras de paquidermos, de todos los tamaños, confeccionados en los más disímiles materiales y provenientes de cualquier lugar del mundo.

Precisamente tendrá que echar mano a esa nobleza que tanto le gusta para pasar con dignidad el trago amargo que significa el terremoto que está sufriendo su institución, y por qué no, su mismo cargo. Claro que tanto en el Gobierno como en Investigaciones - si bien rumores van y vienen- señales políticas reales de su salida aún no se escuchan. Por lo menos por ahora.

Y es que el futuro de este "intocable" policía, cuya estadía en el cargo ha sobrevivido a varias crisis - incluyendo un sometimiento a proceso por obstrucción a la justicia- , es tan incierto como la voluntad del Gobierno de tomar medidas concretas tras el escándalo de la desgracia de Alto Hospicio.

Pero Mery es de cuero duro; además no es primera vez que sectores políticos piden su cabeza sin resultados para sus "enemigos". De ahí que la pregunta ¿quién es Nelson Mery? no sea gratuita.

Investigando al investigador

A quien quiera saberlo, Mery confiesa ser un linarense de corazón. Si bien nació en Santiago y vivió algunos años en Los Andes - de hecho parte importante de sus estudios primarios y secundarios los hizo en el Instituto Chacabuco de los Hermanos Maristas de esa localidad- , los últimos años de "humanidades" los cursó en el Liceo de Hombres "Abate Molina" de Linares y fue allí donde conoció a su esposa, la señora "Maruja" Figueroa Labbé, con quien tiene tres hijos: Carolina, Magno y Nelson.

Allí lo sorprendió el golpe, ya que entre el 63 y el 76 se desempeñó en la comisaría de Linares. Y en el año 73 le dieron la misión de ser el nexo entre el Ejército e Investigaciones en la zona.

Fue en los 70 cuando lo conoció Rolando Rentería, dirigente agrícola y uno de los fundadores de Renovación Nacional en Linares.

"Cuando los dirigentes nos juntábamos con él, notábamos que era una persona que iba a llegar alto", recuerda Rentería y agrega: "Manejaba muy bien la situación en esos años".

Su cargo y los álgidos momentos que se vivían han puesto en cuestionamiento si tuvo o no alguna participación en la violación de derechos humanos.

En el año 92, antes de que el ex Presidente Patricio Aylwin lo nombrara director, el Ministerio del Interior - encabezado en aquel entonces por Enrique Krauss- le encargó al Departamento V que investigara el historial de Mery para ver cuán "limpio" estaba. El estudio no le comprobó ninguna vinculación con torturas ni desapariciones, lo que terminó por convencer a Aylwin para su nombramiento.

Claro que el año pasado, a raíz del libro que escribió Mónica Echeverría, se dudó de tan pulcro "currículo".

Resulta que la escritora, en la "crónica novelada" llamada "Difícil envoltorio", vinculó a Mery con la desaparición de María Isabel Beltrán.

El asunto es que después del golpe lo destinaron a la Escuela de Artillería de Linares, donde tuvo que cumplir con la detención de una mujer llamada Patricia (se la acusaba de estar involucrada en el ocultamiento de armas enterradas en Panimávida), la misión incluía también militares y, según ha dicho Mery, habrían sido estos últimos los que detuvieron a María Isabel - que se encontraba en el mismo domicilio- con quien, dice, nunca tuvo contacto.

Patricia quedó libre el 74. María Isabel aún está desaparecida.

Este hecho es bien conocido también por los abogados de derechos humanos.

La opinión de uno de los "duros" en esta materia da una nueva visión: "Teníamos antecedentes de eso, se le acusó de llevar personas al regimiento de Artillería, pero después supimos que no estuvo vinculado a ninguna desaparición ni tortura".

Es más, la apreciación de este abogado no se queda allí: "Mery ha hecho un tremendo aporte en el avance de causas de derechos humanos. La colaboración del Departamento V con los jueces ha sido vital para el esclarecimiento de muchos casos. Y la participación de Nelson en esto ha sido vital".

Un cercano al Director de Investigaciones recuerda que "durante el gobierno militar pasó por momentos muy complicados, la DINA lo investigaba mucho porque no era 'simpatizante' de ellos", cuenta quien prefiere mantener su nombre en el anonimato.

De hecho, contrario a versiones que en un momento lo sindicaron como "militarista" o pro Pinochet, siempre se lo consideró con ideas democráticas y hoy se le identifica como cercano al PPD, según se comenta dentro de la masonería.

Y la verdad es que tampoco mira con malos ojos al Partido Radical (algunas razones: su padre, Gonzalo Mery Varela - que era oficial de gendarmería- era radical, y él es un activo masón - tiene el grado 30 de un máximo de 33 y se reúne con su logia los días miércoles en el club de la República ubicado en Marcoleta- , lo que lo acerca mucho a la gente del PRSD).

El loco Mery

Termina la década del 70 y Nelson Mery es trasladado a Iquique. Cuenta un amigo: "fue para allá como una especie de agente encubierto, recuerdo que a una misión muy delicada y le pasaban cosas chistosas, como cuando a veces salíamos con algunas muchachas. Él podía estar bailando con una y se desaparecía porque corría tras un tipo que estaba buscando. De ahí que lo llamaran 'el loco"'.

Vuelve a Santiago y avanza en su carrera hasta estar muy cerca de la dirección. Pero un "regalo" inesperado demoraría su ascenso.

Cuentan que en el año 90, con la llegada inminente de la democracia, el entonces Director de Investigaciones, el general (r) Fernando Paredes Pizarro (designado por Pinochet), habría mandado, con cierta intencionalidad, a Mery a la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos dependiente del Ejército (Anepe), para que las nuevas autoridades políticas lo ligaran a esa rama de las FF.AA.

Finalmente, fue el general (r) Horacio Toro, el nuevo director designado por Aylwin, quien lo trae de nuevo a Investigaciones.

Toro alcanza a desempeñarse en su cargo sólo dos años, pues el 92 se destapa el polémico caso de los planes Halcón donde se acusa de espionaje a políticos por parte de detectives.

Mery lo subroga, hasta que el 20 marzo del '92, Aylwin lo nombra Director General de la Policía de Investigaciones de Chile, convirtiéndose así en el primer funcionario de carrera en convertirse en el mandamás de la institución.

Es éste uno de los principales factores de su permanencia por ya casi 10 años en el cargo durante los tres gobiernos de la Concertación, ya que cuenta con adhesión entre sus hombres, como pocos.

Es que para ellos no es cualquier cosa que "uno de los suyos" y no un "afuerino" esté a la cabeza del servicio.

Y esto le ha permitido hacer reformas. En todos los sectores se alaba la "purificación" que hizo y cómo ha liderado un importante proceso de profesionalización y modernización de la policía civil.

De ahí que le estén resultando los planes a este naturista cuya predilección culinaria son los espárragos, las alcachofas y el jugo de tomate. Un hombre que no come carnes rojas y que conbina su masonería con ciertos "ritos esotéricos". Por ejemplo, el de tener en su oficina un recipiente con agua, una vela y una Biblia. "El agua absorbe las malas energías y luego se renueva", les ha explicado a quienes se quedan extrañados mirando la especie de "altar".

Otro ejemplo es que no acepta que le entreguen algún documento que lleve alguna enumeración que termine en número par. ¿El motivo? Ni sus más cercanos lo saben; lo asocian a la numerología. Y si se busca por ese lado se puede descubrir que los números pares son los materiales y los impares los espirituales.

"Obsecuente con el gobierno de turno"

Claro que el tener apoyo interno no le basta para mantenerse por una década en el cargo, y siempre quedando bien parado por fuerte que sea el ventarrón.

Ha sido el soporte del gobierno, que en los próximos días se verá si es definitivo o no, luego de que Mery entregue mañana el informe de lo ocurrido en Alto Hospicio, lo que le ha dado un espaldarazo seguro.

Y el apoyo es mutuo. Quienes miran con recelo el desempeño de Mery señalan cómo ha justificado siempre cuanta hipótesis lanza el gobierno frente a algún tema de investigaciones.

De hecho, el ejemplo más reciente es de sólo unas semanas, cuando el Ministro del Interior, José Miguel Insulza, señalaba a la prensa la existencia de una red activa de ex agentes de la CNI. Al día siguente, sale el Director de Investigaciones corroborando los dichos de uno de sus aliados en La Moneda, matizando eso sí las declaraciones. Pero el apoyo... siempre.

Señala una fuente que de cerca ha visto el trabajo de Mery: "Es absolutamente obsecuente al gobierno de turno y en su caso ha estado con tres de la Concertación".

"Y por otra parte, Mery le es útil al gobierno, es cómodo para La Moneda contar con él".

Agrega la fuente: "Hace lo que le mandan de Interior, si antes fue por su estrecha relación con el subsecretario Belisario Velasco, hoy lo es por Insulza".

Quienes lo critican ven en él a un detective más de escritorio que de terreno, que se queda mucho más en lo administrativo que en lo operativo.

Como en todo, las opiniones se contraponen.

Para el radical Iván Mesías - que lo conoce hace más de 20 años- el trabajo de Mery está exento de críticas negativas: "Ha logrado despolitizar un servicio, logró que los detectives tuvieran una respetabilidad que habían perdido o que a lo menos estaba en entredicho".

Y si hay alguna institución que pudo tener roces con él - por las riñas históricas entre ellas- ésa es Carabineros. Pero las palabras del actual senador y ex General Director de Carabineros, Fernando Cordero, demuestran que, por lo menos en las cúpulas, éstas nunca existieron.

"Respeta mucho a la otra persona, es cálido en el trato, y amante de la autoperfección". Señala Cordero: "¿Momentos difíciles con él? todo lo contrario".

Y agrega su hermano masón: "Además, cada vez que nos vemos es una buena oportunidad para disfrutar un puro".

Y debe serlo, porque Nelson Mery es fanático de los puros y las pipas. Placeres que podría estar disfrutando - en su casa ubicada en la calle Juan de Austria con Isabel la Católica- con más tranquilidad en los próximos días cuando el Ejecutivo vea el informe de las investigaciones del norte.

Porque si bien en el gobierno aseguran que tiene el apoyo de La Moneda, en estos tiempos de volteretas oficialistas, todo es posible. Incluso la salida de un hombre como Mery que les ha sido fiel.

LEGISLACIÓN

Cómo llegar donde Mery

El decreto ley No. 2.460 (del año 1979) dicta la Ley Orgánica de la Policía de Investigaciones de Chile. En ésta se señala, entre otras normativas, quién está facultado para ocupar el cargo de Director General.
Dice la ley:"... Este cargo será de la exclusiva confianza del Presidente de la República para todos los efectos legales. La designación de su titular deberá recaer en alguno de los funcionarios que ocupen los cargos de Subdirector o Prefecto Inspector de la planta de Oficiales Policiales.

"No obstante, el Presidente de la República podrá designar como Director General de Investigaciones a un Oficial General de las Fuerzas Armadas, Algunos dicen que esta norma garantiza a Mery su difícil remoción. No cuenta el gobierno con un hombre de su confianza para el cargo entre los altos mandos militares, ni existe en la institución un profesional que le haga el peso al actual Director.

ENTREVISTA

"Cada uno debe asumir su responsabilidad"

En medio del período de calificación, el Director General de Investigaciones, Nelson Mery, se hizo un tiempo para contestar preguntas y, de paso, hacer sus descargos.
- En estos momentos en que diversos sectores están pidiendo su cabeza por el caso de Alto Hospicio, ¿cómo lo enfrenta Ud?

"He vivido momentos difíciles y críticos en 41 años de servicio. Este es uno de esos momentos críticos y lo sobrellevo con serena perfección para encontrar respuestas asertivas para esto".

- ¿Cómo han sido por estos días las relaciones con el gobierno a la espera del informe sobre las investigaciones?

"Yo estoy esperando el informe que entregaré el lunes con mis conclusiones y resoluciones. Y le informaré al Ministro Insulza acerca de lo que yo resuelva luego de leerlo, que son más de 500 hojas. Y lo haré con sana autocrítica y abierto a todo tipo de comentarios".

"Lo injusto es que se nos está juzgando por 76 años de vida institucional de la noche a la mañana."

- ¿Y en ese momento Ud. pondrá su cargo a disposición?

"Yo asumí la Dirección General el 20 marzo del 92. Este es un cargo de exclusiva confianza del Presidente de la República y como corresponde a un Estado democrático de derecho, desde ese mismo momento este cargo está a disposición del Presidente"

- ¿A qué atribuye que los tres gobiernos de la Concertación lo hayan ratificado en su cargo?

"La respuesta deberían darla los Presidentes. Pero hay que ver qué pasa con Investigaciones; cuando en el 90 se recupera la democracia, la institución tenía un presupuesto de continuidad; un nivel preocupante de reproche social; con bajos niveles de credibilidad; los cuarteles eran deplorables; bajo interés por ingresar a nuestra Escuela".

"Y ahora el presupuesto ha aumentado lo suficiente para hacer crecer la institución, en términos de modernidad; hay seis mil postulantes para 300 vacantes en la Escuela; tenemos un código de ética".

- Volviendo a las culpas, en instituciones jeraquizadas ¿no se supone que éstas deberían ser asumidas por el alto mando?

"La institución tiene una jerarquía y ésta tiene que funcionar. Porque el Director no se puede convertir, por ejemplo, en el prefecto de todas las prefecturas; y tampoco el alto mando de todas las jefaturas zonales. Aquí cada uno debe asumir su responsabilidad".

- Claro, pero ¿hasta dónde llega la lógica de la jerarquía?

"Bueno, en el informe se verá hasta dónde llegarán las responsabilidades. Y además nosotros ya hemos adoptado medidas, aquí se fueron dos oficiales generales, no mandos medios".

- ¿Qué opina del mea culpa que hizo el subdirector operativo, José Sotomayor?

"No voy a comentarlo".

ASESINATO DE JAIME GUZMÁN

"En esa ocasión debió irse"

Entre los años 92 y 93 se llevó a cabo la investigación del asesinato del senador UDI Jaime Guzmán. La Moneda insistió hasta el cansancio que el culpable se encontraba en España y que era Sergio Olea Gaona. Indagaciones del ex comisario Jorge Barraza (a quien se le debió en parte importante el esclarecimiento del secuestro de Cristián Edwards, y que luego se le alejó de la institución) apuntaban hacia otra dirección: los culpables eran miembros del Frente Manuel Rodríguez con importantes contactos en Cuba.
El gobierno se empeñó en su tesis y Mery los acompañaba. Incluso cuando Barraza logra captar en un video a los responsables y se lo entrega a su Director Nacional, éste demoró un año en entregarlo a la justicia.

Fue este hecho el que gatilló que la entonces Ministra de la Corte, Raquel Camposano, lo procesara, junto a Marcelo Schilling (en esos momentos, secretario del Consejo Coordinador de Seguridad Pública: la "Oficina"), por obstrucción a la justicia.

Ha sido aquél sin duda el momento más bajo de Mery, si bien después le fue revocado el cargo, señalan hoy sus detractores: 'En esa ocasión debió irse".

¿Ocurrirá eso hoy? Difícil pronosticar, pero sin dudas que Alto Hospicio volvió a removerle el piso donde se afirma su inamovible sillón.





Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
HOMBRE DE LAS FILAS. Ser el primer funcionario de carrera en convertirse en director de la institución le ha valido una fuerte apoyo dentro de Investigaciones.
HOMBRE DE LAS FILAS. Ser el primer funcionario de carrera en convertirse en director de la institución le ha valido una fuerte apoyo dentro de Investigaciones.
Foto:Héctor Aravena


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales