DEPORTES

Martes 7 de Agosto de 2001


Y ahora... ¿Quién podrá ayudarlos?

El retiro de Rolando Biénzobas es definitivo. Con él, seguramente, se irá Sandro Peppi. La que fuera la principal categoría del Nacional de Rally, la N4, vive un momento crítico, que requiere decisiones inmediatas.
"¿Sabes qué? Voy a poner en venta mi auto, porque no quiero seguir corriendo bajo este sistema, en el que los reglamentos rigen para algunos y otros tienen manga ancha. A ver si pueden competir con tres autos en ruta".

Con esta frase, el campeón 2000 del Nacional de Rally, Rolando Biénzobas, anunció su retiro definitivo de las pistas, fruto de la penalización que le quitó el triunfo en San Felipe. Se va, pero deja en el tapete un tema que no es menor y que, de seguro, tendrá repercusión en una serie que vive una crisis hace rato: la ausencia de un parque automovilístico respetable, que además sufre los vaivenes de las ausencias temporales, y la pérdida de relevancia con respecto a las otras categorías.

Si en 2000 la N4 fue la gran responsable del despertar del rally criollo y tuvo siete autos en ruta casi todas las fechas, este año ha cedido terreno a la N3, no ha logrado una participación superior a seis coches por fecha, y vivió la vergüenza de presentar apenas dos Subaru Impreza para la cita en Concepción.

Es cierto, sigue siendo la categoría más espectacular, pero, hoy por hoy, sólo compiten por el triunfo Dino Innocenti, Daniel Mas y Biénzobas. Kurt Horta no tiene auto para hacerlo, nunca se sabe cuándo estará Javier Fernández y Sandro Peppi no ha andado en los tiempos de sus rivales. Con Ronald Küpfer marginado indefinidamente, con Biénzobas retirado - seguramente de la mano de Peppi, con quien hace equipo- , quedarán dos autos en competencia y dos que harán número.

Y, lo que es peor, los altos montos necesarios para tener un auto en condiciones imposibilita que alguien quiera meterse en la N4. La alternativa es abrirla a otras marcas, pero nadie se atreve a dar el paso. De hacerlo, Luis Rosselot entrará con un Mitsubishi Evo VII que supera a todos los Impreza juntos.

Según el organizador del evento, Felipe Horta, la crisis es un reflejo del accionar de los pilotos en el primer año de competencia. "Los culpables son ellos mismos, porque encarecieron la N4 de forma irresponsable e hicieron los autos más débiles de lo que eran. ¿Y para qué? Todavía no lo entiendo", dice Horta.

El alopécico ex piloto dice que no se cuestiona la continuidad de la serie, pero que si es necesario tomar cartas en el asunto, sería bueno hacerlo desde ya: "Creo que los autos tienen que volver a ser estándar, con apenas una caja de competición. Kurt Horta corre así y no ha gastado un peso arreglando el coche".

La misma fórmula entrega Daniel Mas, quien ve con malos ojos el futuro de la serie ("no podemos correr dos autos, sería ridículo"), pero dice que está dispuesto a poner el hombro. "El compromiso que teníamos a principios de año era mantener los autos estándar, pero sólo fue de palabra y no se cumplió. Así, el coche durará siete carreras, mientras que ahora tenemos que amar el motor fecha a fecha", dice Mas.

Y él sabe de frustraciones. De las cuatro pruebas del año sólo llegó en una, y dice que está "quemado". "Hay que seguir. La N4 es la categoría que tiene trascendencia, es la más entretenida. Si la N3 sólo existe en Chile, afuera nadie la corre", sostiene.

"Yo soy optimista", dice el puntero de la serie, Dino Innocenti. "Me encantaría que corriera más gente, pero no me he preocupado de la próxima temporada. En todo caso, si algo pasa, igual correría en lo que sea. Pero no nos podemos farrear la N4. La organización y los auspiciadores deben hacer algo, subsidiar, porque es la gran categoría del rally nacional".

Respecto de los costos de sustentación, el penquista dice que hay que volver a los autos originales, porque así durarán más: "El problema no es que los arreglamos. El problema es que son malos, les falla todo, los frenos, la electrónica, los motores. Nos clavamos con los Subaru Impreza, son pésimos".

- ¿Pero ve que haya gente interesada en meterse?

"Mira, el rally está hecho de hombres empeñosos, que están dispuestos a arriesgarse y luchar. El rally no es para los que se pasan el día llorando".

- ¿Lo dice por el retiro de Biénzobas?

"Rolando está armando un espectáculo lamentable. Lo siento por él, porque lo pasó mal, pero no puede andar por la vida culpando al resto por sus errores. Basta de mentiras".

Por Marcelo Palomino M.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Kurt Horta no intervino su Subaru Impreza más allá de la caja de competición. Los pocos pilotos que quedan en la serie mayor del rally criollo, la N4, desean volver a los autos estándar.
Kurt Horta no intervino su Subaru Impreza más allá de la caja de competición. Los pocos pilotos que quedan en la serie mayor del rally criollo, la N4, desean volver a los autos estándar.
Foto:El Mercurio
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales