PORTADA

Viernes 17 de Marzo de 2000

Renuncian Implicados en Falsificación de Firmas:
Se Desarma Alianza Electoral Que Respalda a Fujimori

Un congresista y el jefe de uno de los grupos que integran la coalición dejaron la carrera parlamentaria para ponerse a disposición de la justicia.Por Nancy Farías,Corresponsal
LIMA.- El congresista oficialista Oscar Medelius, del movimiento Cambio 90-Nueva Mayoría, y Daniel Chuan, jefe del movimiento independiente Perú al 2000, uno de los cuatro grupos políticos que integran la alianza electoral Perú 2000, que respalda a Alberto Fujimori en la carrera presidencial, renunciaron la noche del miércoles a su participación en la lista parlamentaria oficialista que enfrentará las elecciones de abril próximo.

Ambos personeros son los

principales implicados en la denuncia sobre la falsificación de un millón de firmas para la inscripción de Perú al 2000 ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

La renuncia de Chuan implica el retiro del Movimiento Nacional Independiente Perú al 2000 de la alianza fujimorista y con ello un eventual reconocimiento implícito de las consecuencias políticas que acarreó dicha denuncia. Se especulaba también con las consecuencias prácticas, pues aún no está claro si se puede producir un retiro masivo de candidatos a estas alturas del proceso electoral.

El representante legal de la alianza Perú 2000, Daniel Rodríguez, confirmó el retiro del citado frente y enfatizó que esto "no significa un reconocimiento de responsabilidad alguna en la supuesta falsificación de firmas del frente Perú al 2000".

Durante la mañana del miércoles, dos testigos principales de la investigación sobre la falsificación de firmas publicada por el diario "El Comercio" habían sido presentados en el seno del Colegio de Abogados de Lima, ante diferentes organizaciones como la Conferencia Episcopal, las misiones de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) y del Centro Carter, la Comisión Andina de Juristas, el grupo Transparencia, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos y el Instituto de Defensa Legal.

Tras conocerse las nuevas declaraciones de los testigos y su abierta intención de presentarse ante la fiscal que lleva el caso, el Presidente Alberto Fujimori dijo a la prensa nacional que está interesado en que la denuncia sea aclarada a la brevedad posible, a la vez que garantizó que el proceso electoral del 9 de abril será completamente limpio y transparente.

La noticia de las renuncias, que remeció el ambiente político peruano, fue conocida gracias a las difusión en todos los medios de prensa de sendas cartas que enviaron Medelius y Chuan al Jurado Nacional de Elecciones y al jefe de campaña de Perú 2000.

El congresista Medelius escribió que renunciaba a participar en la lista parlamentaria de Perú 2000, en la que estaba inscrito con el número 24. Asimismo, informó que renunciaba a su inmunidad parlamentaria para facilitar la investigación y ponerse a disposición de la fiscal Mirtha Trabuco, a cargo del caso.

Oscar Medelius es dueño de la Notaría Medelius, donde presuntamente se legalizaron las firmas supuestamente falsificadas.

Daniel Chuan, secretario general del Movimiento Nacional Independiente Perú al 2000 y conocido como amigo íntimo del asesor presidencial Absalón Vásquez, expuso en sus oficios que su renuncia obedece a una intención de facilitar la indagación de la fiscal Trabuco.

Chuan anunció que tanto él como su agrupación Perú al 2000 renuncian "irrevocablemente a participar en la campaña electoral con miras a las elecciones presidenciales del 9 de abril, como integrante de la lista de la alianza Perú 2000, en la que figuraba con el número 36 de la lista parlamentaria".

Reacciones
Fujimori se mantuvo reunido con el equipo de campaña de la alianza Perú 2000 hasta altas horas de la noche del miércoles y no se conoció otra versión oficial más que la otorgada por el candidato a la primera Vicepresidencia, Francisco Tudela, a la radioemisora Radioprogramas del Perú, en la que confirmó las dimisiones y los motivos de éstas.

Tudela calificó el hecho como "un gesto muy noble" de Medelius de querer ponerse a disposición de la justicia.

La congresista de Cambio 90-Nueva Mayoría, Luz Salgado, dijo a Panamericana TV que "la alianza (Perú 2000) continúa sólida, porque somos muchos los movimientos políticos que la integran".

Perú 2000 estaba conformado hasta el miércoles por los movimientos políticos Cambio 90-Nueva Mayoría, Vamos Vecino y Perú al 2000.

Consultada si estas renuncias implican un reconocimiento de la falsificación de las firmas, Salgado respondió que "más bien es una disposición para que se esclarezca todo este asunto que está en la Fiscalía".

Por último, Salgado explicó que la renuncia a su inmunidad parlamentaria de Medelius es "un asunto que está por verse y es mejor esperar lo que decide el Ministerio Público", pues el trámite que debe efectuar el Congreso para decidir sobre el levantamiento del fuero a un parlamentario es muy demoroso.

Por su parte, el candidato presidencial de Unión por el Perú (UPP), Máximo San Román, coordinador de las reuniones periódicas que realizan seis candidatos presidenciales de la oposición, señaló que las renuncias de Chuan y de Medelius no son muy significativas, y agregó que quien debe dimitir es el candidato Fujimori.

El jurista César Valega, indicó que el Jurado Nacional de Elecciones debe pronunciarse de todas maneras sobre la validez o invalidez de la inscripción del Frente.

En declaraciones recogidas por el diario "La República", el analista señaló que "a la renuncia de Chuan debe sumarse las de por lo menos unas 30 personas más "de las que pertenecen al Frente Perú al 2000, porque es ilógico pensar que de este grupo que se inscribió con un millón de firmas falsas sólo tenga un representante en la lista al Congreso".

La supuesta vinculación en el polémico caso de la presunta falsificación de firmas por parte de José Cavassa, quien en la práctica estará al frente del aspecto técnico en las elecciones generales, ensombreció ayer aún más el confuso panorama político en Perú.

Diversos medios de prensa apuntaban ayer a Cavassa, gerente de Gestión Electoral de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), como uno de los presuntos protagonistas de la supuestamente ilícita inscripción del Frente Independiente Perú 2000.

Las pistas llegaron hasta el funcionario después de que su cercano colaborador Rubén Calderón, jefe de la ONPE en el departamento de Arequipa, fuera identificado por testigos como el hombre que, bajo el seudónimo de "Angel", habría codirigido la acción fraudulenta.

Calderón ha negado su participación en el hecho y ha asegurado que su relación con Cavassa es lejana, pero en el último punto hay varias evidencias de la proximidad entre ambos.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales