EL SÁBADO

Sábado 19 de Enero de 2008

Nueva generación de videistas
Regreso al relato

Mario Fonseca

Surgido como un lenguaje esencialmente experimental en la segunda mitad de la década de 1960, el video arte tuvo en Chile un importante desarrollo desde fines de los 70 en adelante, dejando un consistente cuerpo de obras de varios artistas integrantes de la Escena de Avanzada, como Diamela Eltit, Lotty Rosenfeld y Eugenio Dittborn, entre otros. No obstante, dentro de los parámetros conceptuales y formales de aquel momento, las obras venían marcadas por la densidad críptica de cada autor en sus incursiones en lo social, lo político o el ejercicio del arte, por reiterar los ejemplos. En un salto que deja varias omisiones importantes en el camino, una nueva generación de artistas menores de 30 años ofrece propuestas que resguardan una línea de relato que facilita el acceso a sus contenidos e impregna prontamente al espectador con la emotividad que subyace en cada trabajo.

Bajo la curatoría de Iván Palmarola, quien aporta además dos obras propias, Niles Atallah, Joaquín Cociña, Cristóbal León, Yael Rosenblut y Macarena Ruiz-Tagle presentan en el Museo de Artes Visuales media docena de videos emitidos en atinado montaje y donde el conjunto da cuenta de una expresión que se instala entre el guión cinematográfico y la experimentación artística, propia de los desplazamientos que han generado en las artes visuales la ubicuidad social y las nuevas tecnologías. Los trabajos individuales, sin embargo, acusan distancias más marcadas, con piezas cuya simplicidad requiere mayor exhaustividad –Atallah–, fluidez –Rosenblut– o resolución dramática –Palmarola, niños–, el que logra en cambio un mosaico cabal y pleno de sensibilidad en su secuencia de la piscina. Ruiz-Tagle, por su parte, trabaja una saga más compleja, con inserciones paralelas cuya demanda intelectual tiende a enfriar los estímulos principales, sugiriendo dos películas. El trío Atallah, Cociña y León muestra un díptico de gran poder inquisidor, reiterando una vez más la revisión de nuestra historia reciente, aunque haciéndola proyectable al contexto cotidiano internacional. Las dos piezas de su Nocturno de Chile, inteligentemente separadas para su exhibición, producen cada una una tensión escalofriante cuyo desenlace se resuelve recién al ver la segunda, en la última sala de la muestra, desde donde se hace difícil el camino hacia la salida.

MÁQUINA BLANDA

DÓNDE: Museo de Artes Visuales. José Victorino Lastarria 305, Santiago

DURACIÓN: Hasta el 27 de enero de 2008


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Escena de video de Iván Palmarola.
Escena de video de Iván Palmarola.
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales