ARTES Y LETRAS

Domingo 13 de Noviembre de 2005

Guía de exposiciones
Recuperaciones

Nancy Gewölb y su interpeladora intervención, que se exhibe en Animal.

DANIELA ROSENFELD

Nancy Gewölb, una de las ganadoras del III Concurso Artes y Letras y Galería Animal, exhibe por estos días en el mencionado espacio. Su puesta en escena, porque indudablemente la propuesta supera lo que podría llamarse meramente una instalación, ciertamente recupera objetos de su biografía personal, pero también despliega una ambientación transitable, una atmósfera cargada de estímulos tanto visuales como acústicos e incluso olfativos, constituyéndose en una invitación a vivir una experiencia envolvente que convoca a muchos más sentidos que la vista. Pero en el fondo, el tono es el de un llamamiento a reconocer sus propias vivencias, a recorrer las imágenes que articulan sus alegrías, temores, recuerdos, hitos o secretos, deseos y desechos, como ella misma dice.

Muros y techos revestidos de latón envejecido, donde cuelgan ciertas pinturas y fotografías de familia enmarcadas en neón, piso cubierto con antiguas alfombras persas, y, al centro, una gran cajonera con cerca de 50 pequeñas gavetas para ser descubiertas, arman su propuesta. Allí están sus regalos simbólicos tipo souvenir, allí radica su entrega, su exposición pública de cada recoveco de su vida, en un afán catártico, desfachatado y sin pudores, de desplegar y compartir íntimas revelaciones de su historia. Pero estos cajoncillos consiguen aliar dos conceptos naturalmente interrelacionados que, finalmente, suministran la tensión necesaria a su montaje. Por un lado, ocultan su privacidad, pero al mismo tiempo piden ser abiertos, despertando el espíritu voyerista del público.

Si bien aquí hay evocación por medio del empleo de una suerte de ready made, estos objetos no buscan ser descontextualizados ni neutralizados para transmitir un significado distinto a su sentido original, sino que justamente se les vivifica en su real dimensión, siendo alterados sólo por una traslación espacial hacia otro espacio, uno más abierto, más expuesto y vulnerable.

Sin caer nunca en lo opresivo o dramático, el riesgo y la apuesta de esta verdadera ofrenda de Gewölb se basa en "el acto de deshacerse de sus cuidados y aflicciones del ánimo" -como define "carga" la RAE-, al distribuirlos entre otros, y en su furiosa y alevosa puesta en escena es posible respirar la sensación de alivio que seguramente debe buscar.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
La apuesta de esta ofrenda de Nancy Gewölb se basa en
La apuesta de esta ofrenda de Nancy Gewölb se basa en "el acto de deshacerse de sus cuidados y aflicciones del ánimo".
Foto:Claudio Vera


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales