CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Domingo 30 de Septiembre de 2001

Literatura femenina:
Las historias de Marcela Serrano perderán erotismo al pasar al teatro

La obra basada en la novela "Nosotras que nos queremos tanto" se estrenará el 5 de octubre en la sala San Ginés.
VERÓNICA SAN JUAN

Marcela Serrano preferiría que sus novelas quedaran intactas. Que ni siquiera las tradujeran ni las adaptaran. Con su primera adaptación cinematográfica ("Antigua vida mía") no quedó conforme. Y resistió por meses la oferta de llevar al teatro "Nosotras que nos queremos tanto", su primera novela publicada en diciembre de 1991.

Finalmente y ante las sucesivas insistencias del director Christian Villarreal ("Santas, vírgenes y mártires") aceptó, pero esta vez - a diferencia de lo ocurrido con la película- impuso algunas condiciones para llevar a escena la historia de cuatro amigas que, una vez recuperada la democracia, se reúnen en un lago del sur de Chile para analizar sus vidas anudadas, en distintos grados, al proceso político del país.

La narradora supervigiló desde Ciudad de México - reside allí desde 1994- el texto redactado a seis manos por Villarreal y las jóvenes dramaturgas Lucía de la Maza y Francisca Bernardi.

La obra que debutará el 5 de octubre en el Teatro San Ginés conserva, según Serrano, todo el espíritu de su novela ¿Cómo lo lograron? Aquí algunas claves para entenderlo.

Eje narrativo: en la novela es (Shlomit Baytelman), una cincuentona profesora universitaria, quien cuenta las historias afectivas, sexuales, políticas y laborales de sus amigas Sara (Mónica Carrasco), Isabel (Cecilia Cucurella) y María (Eliana Palermo). En la obra todas están a cargo de exponer sus historias a través de diálogos cruzados.

Historias secundarias: en las 437 páginas de la novela (edición de bolsillo) circulan historias satélites de tías lejanas, abuelas, hijas, criadas, amigas, madres, compañeras de partido y hermanas. Toda esta galería de personajes secundarios desaparece en la obra.

Contexto político: Los distintos niveles de compromiso político de las protagonistas durante la Unidad Popular y el gobierno militar se conservan intactos en el montaje. Incluso, este fuerte componente de la novela fue reforzado en el montaje con una buena parte de la iconografía musical que caracterizó al gobierno de Salvador Allende.

Referencias sexuales: aunque en el libro algunas de las protagonistas detallan minuciosamente sus encuentros sexuales, en la obra se optó por disminuir al máximo estas referencias. "En la novela hablan de orgasmos, eyaculaciones precoces, masturbaciones, etc. No nos quisimos detener en eso porque se podía transformar en algo sórdido; en que todo se redujera a hablar sexualmente mal de los hombres para que la gente se riera. Eso no nos interesaba. A Marcela (Serrano), tampoco", explica el director.

Presencia masculina: maridos y amantes son aludidos y analizados en igual medida en la novela. En la dramaturgia se optó por darles protagonismo a las relaciones ilegales. ¿Cómo se hizo? El actor Nono Hidalgo ("Edipo asesor") interpreta en las escenas de racconto a seis amantes vinculados a la época de juventud de alguna de ellas.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
AMIGAS DE JUVENTUD.-  Cecilia Cucurella, Shlomit Baytelman, Mónica Carrasco y Eliana Palermo protagonizan
AMIGAS DE JUVENTUD.- Cecilia Cucurella, Shlomit Baytelman, Mónica Carrasco y Eliana Palermo protagonizan "Nosotras que nos queremos tanto".
Foto:Enzo Basso
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales