EDITORIAL

Sábado 15 de Marzo de 2014

 
Música chilena en radios

 A raíz del polémico proyecto de ley que obliga a las radios nacionales a programar un 20% de música nacional, parece relevante señalar que el año 2011 se acordó entre el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), la Sociedad Chilena del Derecho de Autor (SCD) y la Corporación de Productores de Fonogramas y Videogramas (Profovi) la adquisición de un software que tenía por función el monitoreo y control del uso de obras musicales de artistas chilenos en radiodifusión, mediante la implementación de un moderno sistema de monitoreo radial de gran precisión y cobertura nacional. Se buscaba así generar datos fidedignos acerca del aporte de la música nacional en la programación radial del país y precisar la distribución de derechos de autor y conexos.

Se trata de un mecanismo operado por la empresa española BMAT que monitorea, de forma permanente y durante todo el año, a 125 radios del territorio nacional utilizando tecnología avanzada en la detección de la huella ( fingerprint ) de millones de audios transmitidos por las emisoras de radio nacionales. Esta contiene, además, una base de datos conformada por 9,4 millones de canciones, a la que se ha ido uniendo de forma progresiva la Base de Datos de Música Chilena (BDMCH), que ha ingresado al sistema 38.388 tracks de música chilena y que irá creciendo anualmente al igual que la cantidad de radioemisoras que, proyectadas al 2016, debiesen alcanzar las 400.

El informe 2013 del sistema de monitoreo radial arrojó que el porcentaje de música chilena en las radios catastradas durante el período es de 17,26%, duplicando el aproximado histórico de 8,5% según datos de la SCD, y 1,3% mayor que el año anterior en que entró en funcionamiento. Si bien se desconoce cómo estos datos se incorporan en las tablas de recaudación y distribución de derechos de autor, sí sabemos que estos han aumentado en un 43,6% entre 2009 y 2012 según consignan las memorias anuales de la sociedad, lo que tiene correspondencia con la información que el sistema entrega.

Si aceptamos, entonces, que el instrumento validado por la sociedad recaudadora de derechos arroja que un 17,26 % de lo que se toca en un universo representativo de radios de alcance nacional corresponde a música chilena, y a esto sumamos la razonable hipótesis de que este porcentaje debiese tender a aumentar en las radios regionales de alcance local aún no cubiertas, como demuestra el crecimiento anual con la incorporación mayoritaria de radios regionales, no parece existir una razón que justifique imponer una cuota obligatoria de 20% a todas las radios nacionales.

Por el contrario, lo anterior reafirma que la implementación de instrumentos adecuados como el comentado y la persistencia en la generación de incentivos permitirán en un corto plazo no solo salvar esa diferencia de 2,74% que hoy separa la realidad de lo esperado, sino aumentar progresivamente los porcentajes de música nacional en nuestras radios, permitiendo mayores ingresos para nuestros artistas, mayor diversidad para la libre elección de nuestras audiencias, y mayor libertad editorial en un medio tan relevante para la vida nacional como es la radio.

Luciano Cruz-Coke C.Ex Ministro Presidente del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales