VIDA CIENCIA TECNOLOGÍA

Martes 20 de Julio de 2004

Un chileno dio el permiso

El talquino Jenaro Gajardo inscribió la Luna a su nombre y dijo que Nixon debió solicitarle su autorización para pisar el astro.

MANUEL CRISTÓBAL ROJAS

La leyenda dice que, para que los astronautas pisaran la Luna, el Presidente de EE.UU. de la época, Richard Nixon, debió pedir permiso al abogado talquino Jenaro Gajardo, quien inscribió el astro a su nombre en 1953.

Según él mismo contó en varias entrevistas, Nixon le habría enviado una carta haciendo la solicitud. La misiva decía: "Solicito, en nombre del pueblo de los Estados Unidos, autorización para el descenso de los astronautas Aldrin, Collins y Armstrong al satélite lunar que le pertenece".

A Gajardo se le ocurrió la idea de hacer suya la Luna después que se le negara el ingreso como director a un club social por no contar con bienes de valor.

"Me quedó la preocupación al salir de la reunión. Me senté en la plaza de Talca, miré la luna llena y dije: 'La Luna tiene más o menos 1.500 kilómetros de diámetro; tiene deslindes y pertenece a la Tierra y no la ha inscrito nadie'", contó Gajardo.

Publicó su demanda en el Diario Oficial y como nadie reclamó, asumió que el satélite le pertenecía. Le costó $42 de la época.

El periodista Francisco Mouat entrevistó a Gajardo en 1989. "Fue una entrevista especial, por su forma de ser. Era muy volado, muy loco, un romántico, buen lector de poesía; lo que contó fue bastante poético", dice Mouat.

La nota está publicada en el libro "El Teniente Bello y otras pérdidas".

Gajardo murió el 29 de junio de 1998. En su testamento dejó la Luna para todos los chilenos.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Jenaro Gajardo apuntó alto.
Jenaro Gajardo apuntó alto.
Foto:EL MERCURIO
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales