INTERNACIONAL

Domingo 2 de Septiembre de 2001

CASO SCHARPING:
Canciller Alemán Sale En Defensa de Ministro

Gerhard Schroeder dijo que no tenía nada que reprocharle al titular de Defensa. Afectado aseguró que no dimitirá.
BERLIN.- El Canciller alemán, Gerhard Schroeder, cortó ayer en seco la polémica en torno a los viajes veraniegos de su ministro de Defensa, Rudolf Scharping, y compareció sorpresivamente ante los medios de comunicación en Berlín para respaldarle.

Mientras por los medios de comunicación alemanes comenzaban a circular los primeros nombres de posibles sucesores de Scharping, Schroeder aseguró que no había "nada" que reprochar al ministro, quien ayer volvió a Alemania desde Mallorca a bordo de un vuelo charter.

Scharping había provocado una escándalo político por haber utilizado en siete ocasiones aviones de las Fuerzas Armadas para ir y volver de las islas Baleares, donde veraneaba con la condesa.

"Sólo puedo recomendar no exagerar este asunto", declaró ayer Schroeder. "Aquí se está disparando con cañones inapropiados", añadió en alusión al coro de "dimisión" de la oposición.

Schroeder no admitió preguntas, pero sí aprovechó la ocasión para pasar al contrataque. Así, afirmó que, a diferencia de Roland Koch, el primer ministro del estado de Hesse y una de las esperanzas de los demócratacristianos alemanes, Scharping nunca "mintió a nadie ni administró "cajas negras"".

Koch fue uno de los protagonistas del escándalo de financiación ilegal de la Unión Demócrata Cristiana (CDU). "No hay nada que reprochar (a Scharping)", declaró Schroeder. Pero enfatizó que se reunirá con el ministro para mantener "una conversación larga", en lo que hace pensar que el Canciller tampoco aprueba la imagen que Scharping está dando.

Schroeder subrayó que el ministro de Defensa se atuvo a las normas que rigen para el uso que pueden dar los miembros del Ejecutivo a los aviones de las Fuerzas Armadas. "Todo lo demás es un asunto de dos personas adultas", recalcó el Canciller.

Scharping abandonó el aeropuerto de Francfort sin atender a la prensa. Con anterioridad, había desplegado una batalla de defensa en varios medios de comunciación, centrada en destacar que no despilfarró fondos públicos y que no pensaba dimitir.

"Estoy haciendo mi trabajo, y seguiré trabajando entre 80 y 100 horas por semana. No hay quien me pueda reprochar nada si tengo que interrumpir mis vacaciones en tres ocasiones por motivos oficiales", declaró al dominical "Welt am Sonntag".
DPA



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales