ACTIVIDAD CULTURAL

Miércoles 7 de Julio de 2010

"Retrato(s) de colección", segunda muestra que celebra el centenario del Palacio:
Galería de personajes ilustres y otros no tanto

Una contrastante y variada muestra de pintura, escultura y fotografía dedicada al retrato abre el 13 de julio en el Museo de Bellas Artes.  
Marilú Ortiz de Rozas Si por "retrato" antiguamente se entendió la inmortalización plástica de personajes relevantes para el desarrollo de la nación, el concepto fue evolucionando con el correr de los años. Se convirtió en instrumento de sensibilización social, a comienzos del siglo XX, y últimamente, en herramienta etnográfica para artistas que indagan otras realidades humanas, en diversos soportes. Es así como en la primera sección de la muestra "Retrato(s) de colección", desfila una galería de próceres de la Independencia de Chile, como el famoso retrato de Bernardo O'Higgins pintado por José Gil de Castro. "El retrato tenía entonces la función, casi religiosa, de dignificar al protagonista de la obra", revela Ramón Castillo, curador de la muestra y asistente de dirección del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA).

A fines del siglo XIX, el retrato pierde su función estrictamente testimonial y adquiere "una dimensión expresiva más poética", como en "La carta", de Pedro Lira. Poco después llega con fuerza de Europa el "miserabilismo", tendencia que promueve la representación del mundo marginal. Hay notables ejemplos en la muestra, como las esculturas "Crudo invierno", de Rebeca Matte, o "La miseria" de Ernesto Concha.

"Alrededor de 1920, los artistas, más liberados de la función enaltecedora o de denuncia, abordan el retrato como medio expresivo de la vanguardia, elaborando un ensayo visual estético y acusando recibo del Cubismo y del Expresionismo", recalca Castillo. Entre los ejemplos hay conocidas obras de Camilo Mori, como "El boxeador" o "La viajera", autorretratos y representaciones de pintores por sus colegas.

El último capítulo aborda el retrato "foto-gráfico"; se incluyen fotografías y diversos tipos de grabados, donde sobresale un aguafuerte de Julio Escámez y una litografía de Claudio Bravo. La galería de rostros que aportan los fotógrafos es muy diversa: incluye creadores de leyenda, como Víctor Jara o Enrique Lihn, en el caso de Luis Poirot; personajes rurales de la serie "Rostros de Chiloé", de Mariana Matthews; las conmovedoras parejas de internos siquiátricos, de la serie "El infarto del alma", de Paz Errázuriz; y la inolvidable faz de las mujeres presas, de la serie "Cautivas", de Jorge Brantmayer.

 El mundo mapucheEn el marco de esta muestra se realizará un "ejercicio de colección", sección dedicada a la representación del mundo mapuche. Las dos obras del Museo de Bellas Artes que abordan esta temática: "Madre Araucana", de Virginio Arias (en la foto), y "El jugador de chueca", de Nicanor Plaza, se contextualizarán con imágenes fotográficas.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
"La Carta" (1900), óleo sobre tela de Pedro Lira.
Foto:MNBA


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales