NACIONAL

Lunes 29 de Julio de 2013

Desde tirabuzones y tractores hasta elementos de investigación genética:
Dos mil piezas reunirá el nuevo Museo del Vino y el Campo en Lolol

Empresario Carlos Cardoen proyecta abrir sus puertas en la primavera de 2014. La colección tiene un 90% de avance y la construcción, en viña de la VI Región, un 20%.  
Macarena Villa El aroma a vino recibe y envuelve al visitante en su ingreso a la Viña Santa Cruz, en Lolol. Allí, a poco andar, al lado del Museo del Automóvil y frente a los viñedos, ya están de pie las estructuras de fierro que alguna vez fueron parte de la maestranza del Ferrocarril Antofagasta-Bolivia y que ahora albergarán al Museo del Vino y el Campo.

Dos mil piezas tiene la colección en la que el empresario Carlos Cardoen trabaja hace 15 años. El 90% de ella está lista -todo se restaura en sus talleres en la zona- y la construcción, que supera los 2 mil m {+2} , alcanza un 20% de avance. El objetivo es que abra sus puertas en la primavera de 2014.

"La agricultura ha sido para Colchagua la vida misma y la viticultura es la principal actividad de la zona", explica como fundamento del proyecto.

La muestra del agro irá desde los inicios de la agricultura en América prehispánica, el desarrollo del maíz hasta su intervención genética, sus herramientas, procesos e implementos. Tendrá máquinas, como una trilladora del siglo XIX, una enfardadora manual de fines de 1800, el sistema de conducción del agua en la Colonia y un tractor gigante de 1924, entre otros.

El tema del vino comenzará con su origen en Mesopotamia, las vasijas y ánforas de cerámica usadas en Europa, el vidrio desde los fenicios y romanos hasta la botella, el uso de barricas, prensas y cubas, envasadoras y encorchadoras, la historia del corcho, desde la cosecha del alcornoque hasta su versión sintética; los descorchadores, el uso del acero inoxidable en la fermentación de los mostos y su desarrollo en Chile.

Una máquina de inicio del siglo XX para transportar mostos de una cuba a otra, y un lagar de cuero de vaca en el que se apretaba la uva en forma manual en la Colonia también estarán en el área de viticultura.

El desarrollo científico en ambas materias será parte de la muestra. Para ello un equipo español de la firma Pioneer está trabajando en su diseño tecnológico, en particular de las investigaciones relacionadas con la genética.

Un regalo de papá

Cardoen conoce cada pieza de sus museos. El de Colchagua lo visita a diario. Pero en su nuevo museo exhibirá piezas esenciales en su propia historia: las máquinas restauradas que hizo su padre, Carlos Cardoen Decoene. "Tuvo una fábrica de maquinarias agrícolas en Colchagua y en Santa Cruz. Fue ingeniero e inventor. Debe haber tenido más de 40 patentes en maquinaria agrícola", relata.

Son máquinas cosechadoras y desgranadoras de maíz, arados y máquinas para seleccionar frutas, que guarda para su restauración, y que "tienen el mayor sentimiento agregado", dice Cardoen.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El empresario Carlos Cardoen  lleva 15 años coleccionando las  piezas de este museo. Varias están en Colchagua y otras en la viña de Lolol, como las maquinarias que le obsequió su padre. <br/>
El empresario Carlos Cardoen  lleva 15 años coleccionando las  piezas de este museo. Varias están en Colchagua y otras en la viña de Lolol, como las maquinarias que le obsequió su padre. 

Foto:PABLO MARDONES


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales