ESPECTÁCULOS

Sábado 29 de Noviembre de 2003

Música:
El divorcio de Los Prisioneros aún no está firmado

Claudio Narea todavía es parte en la sociedad e incluso le toca porcentaje de un disco y una gira en la que no participó.

PAULINA TORO

Quiéranlo o no, Los Prisioneros siguen siendo socios. Ante notario siguen llamándose Los cuatro Luchos Ltda.. Y continuarán unidos hasta que la ley los separe. Hasta que por voluntad cuatripartita
- que incluye al mánager, Carlos Fonseca- quieran desvincularse y deshacer la sociedad que formaron en su regreso el 27 de diciembre 2001. Si no hacen el trámite antes de diciembre de 2004, el contrato se renovará automáticamente por otros dos años.

Como en todo matrimonio, hay bienes que disputar. Y como aún no hay divorcio, suceden cosas como éstas: el guitarrista Claudio Narea legalmente puede recibir cerca del 25% de cada material hecho por la sociedad, aunque no haya participado. El disco Raras tocatas nuevas y la gira de Los Prisioneros con Café Tacuba son los hijos cuya tutela está en manos de abogados y que Narea espera arreglar a lo amigo.

Ellos (Los Prisioneros) saben hasta dónde me corresponde, dice el guitarrista, ya sea en ganancias o pérdidas, agrega. Él está dispuesto a renunciar a los porcentajes de esos trabajos, que, en realidad, no resultaron de lo más rentable. El disco de covers con Álvaro Henríquez ha vendido menos de 1.000 copias en la Feria del Disco.

La gira con los Tacuba acumuló, en cuatro conciertos, 20.500 espectadores aproximadamente. Poco para una gira cara, como la definió Carlos Fonseca: Invitados extranjeros encarecen la producción. Por eso las entradas fueron más costosas. El promedio por ticket fue de $6.000. Las ganancias, o pérdidas, nunca han sido reveladas.

Fonseca y los suyos pudieron haber usado en el tur una razón social nueva que excluyera a Narea, pero en los contratos de arriendos de estadios está certificado que usaron la que incluye al guitarrista.

Lo mismo sucedería con el anunciado disco junto a Henríquez, que sería editado en abril de 2004. Narea insiste: Mi sentido común me indica que yo debería estar fuera de esto. Si él está dispuesto, ¿por qué no se han disuelto legalmente? Porque toma tiempo, dice Narea, quien aclara que se resolverá con la ley hasta por ahí no más.

Los Prisioneros han tenido dos sociedades publicadas en el Diario Oficial de Chile entre el período de su regreso como grupo y la salida de Narea. Una fue bautizada como Producciones Artísticas Los Prisioneros Limitada, inscrita el 5 de septiembre 2001, con un capital inicial de $800 mil, en la que cada uno puso $200 mil. La otra es la ya mencionada Los Cuatro Luchos Limitada, constituida en diciembre del mismo año con $200 mil entre los cuatro.

La sociedad Los Prisioneros Ltda. - nombre de fantasía- fue disuelta en julio de este año, dos meses antes de conocerse la salida de Narea. La de Los Cuatro Luchos sigue en curso y ha acumulado un capital que deberá dividirse de alguna manera entre los cuatro.

Jorge Mahú es un abogado de la SCD ajeno al caso, pero conocedor de estos temas. Él opina: Si Narea quiere retirarse de la sociedad, deberá vender su parte al resto de los socios. Claro que todo dependerá de cómo esté constituida la sociedad, pues también es posible que se la venda a un nuevo socio. ¿A Álvaro Henríquez? Por qué no.

A Narea hablar de este tema le parece fome, aburrido. Y cree que los muchachos - Jorge y Miguel- tampoco están muy interesados. Él los conoce y vaticina: Ellos no deben saber mucho de esas cosas, por lo que estamos en igualdad de condiciones.

El dueño del nombre

Miguel Tapia fue quien bautizó a la banda con un nombre que hasta hoy suena a protesta y dictadura. El quería que sonara feo, contestatario, concepto muy ad hoc a la época: 1983. Así, el 19 de noviembre de 1986 el baterista decidió ir a firmar él mismo al Ministerio de Economía chileno. Por eso aparece Los Prisioneros como una marca de su propiedad.

Originalmente, el giro con el que inscribió el nombre fue grupo musical, pero Tapia hizo una ampliación de los servicios que implicaba el nombre tras su regreso de 2001. Todo por el DVD registrado en el Estadio Nacional ese año. Por ese trabajo de Carmen Luz Parot, Los Prisioneros ahora no sólo es un grupo musical; la marca también incluye filmación en video y cine, documentales, grabaciones, fonomecánicas y cualquier nueva forma de reproducción.

Así son Los Cuatro Luchos

Los Cuatro Luchos es una sociedad bastante amplia en sus alcances. En su constitución dice que incluye los beneficios generados por la interpretación musical por cualquier medio y en cualquier lugar. Por la organización y realización de espectáculos artísticos, tanto en Chile como en el extranjero. Por la representación de artistas nacionales o extranjeros. Por la prestación de servicios de arte, diseño, publicidad y relaciones públicas en espectáculos. Por la edición y comercialización de discos, cintas, videos, películas, libros y cualquier reproducción artística. Y por la formación, constitución o participación en toda clase de sociedades cuyo objeto se relacione con el presente giro.

EL GRUPO EN CIFRAS

EL DISCO: Trascendió que las participaciones en el disco Raras tocatas nuevas son: 40% de las ganancias para Los Cuatro Luchos Ltda.; 30% para radio Rock & Pop y otro 30% para Warner Music, el sello.

LA TORTA: La disuelta sociedad Los Prisioneros Ltda. dejó un saldo de $455 millones, aproximadamente. La repartición se hizo en la misma acción notarial: $112 millones le tocó a cada uno.

VENTAS: Más de 50 mil copias ha vendido el disco doble en vivo Estadio Nacional. Mientras que el último álbum Raras tocatas nuevas no supera las 1.000 copias en Feria del Disco.

LOS TRES Prisioneros originales editaron cuatro discos juntos. El primero es La voz de los 80, lo siguieron Pateando piedras, La cultura de la basura y Los prisioneros (de 2003).

A Los Prisioneros no los quiero volver a ver. Me siento solo, pero bien.

Claudio Narea, desde Perú.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Jorge González y Miguel Tapia siguen unidos a su ex compañero Claudio Narea. Tras la separación de mediados de septiembre, nadie se ha encargado de disolver la sociedad que formaron cuando se reunieron en 2001.
Jorge González y Miguel Tapia siguen unidos a su ex compañero Claudio Narea. Tras la separación de mediados de septiembre, nadie se ha encargado de disolver la sociedad que formaron cuando se reunieron en 2001.
Foto:El Mercurio


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales