NACIONAL

Sábado 26 de Septiembre de 2015

PDI los expulsó ayer de la institución:
Condenan a dos detectives a 15 y 12 años de cárcel por lesiones

Los policías balearon en el suelo a dos jóvenes y falsearon un parte policial que llevó a engaño a la fiscalía, que en principio investigó una persecución policial con intercambio de disparos.  
MARIO GÁLVEZ Quince y doce años de cárcel efectiva deberán cumplir dos policías de la Bricrim de Puente Alto, ahora ex, acusados de lesiones graves gravísimas y graves contra tres jóvenes que viajaban en un auto particular.

La sentencia incluye el delito de faltar a la verdad en los informes policiales remitidos a la Fiscalía de Puente Alto, donde el subcomisario Víctor Manuel Olivos Gallardo y el subinspector Bastián Andrés Apablaza Espinoza dieron cuenta de una persecución policial, donde supuestamente hubo intercambio de disparos con las víctimas.

Los dos policías fueron expulsados ayer de la institución por instrucciones del director general, Héctor Espinosa, luego de conocerse la sentencia condenatoria, según confirmó la Jefatura Nacional de Asuntos Públicos de la PDI.

Según explicó la fiscal Trinidad Steinert, que llevó adelante la investigación, los hechos ocurrieron la tarde del 12 de octubre de 2011 cuando cuatro jóvenes transitaban en un auto particular por calle Nocedal, en Puente Alto. Los policías ordenaron su detención pero el grupo escapó, iniciándose una persecución policial. Los detectives dispararon contra el auto en movimiento y una de las balas hirió en la espalda a Mauricio Araya Urbina, quedando grave.

Ante ello los jóvenes se detuvieron. Los funcionarios los redujeron y los lanzaron al suelo. Fue en ese lugar donde el subcomisario Olivos les disparó a quemarropa a Ángel Quintanilla Morales, quien recibió un tiro en la cabeza que lo dejó parapléjico por la lesión de carácter grave gravísima; y a Francisco Herraz Tapia, quien sufrió herida a bala en el brazo y antebrazo izquierdo y fractura expuesta en el húmero derecho, con diagnóstico de gravedad.

El parte policial dio cuenta de que los dos funcionarios iniciaron la persecución porque habrían sido amenazados por los jóvenes. El Ministerio Público formalizó a Herraz, Quintanilla, Araya y al cuarto ocupante, Andrés Bustos Inayao, por amenazas en contra de los detectives.

Pero las indagaciones posteriores, los peritajes realizados por expertos del Servicio Médico Legal, de Carabineros y del Ejército, como también declaraciones de testigos y fotografías sacadas en el lugar, dejaron en evidencia lo ocurrido y que los policías habían mentido sobre lo sucedido.

El abogado querellante, Carlos Quezada, había reclamado que los funcionarios se mantuvieran en la institución e incluso fueran ascendidos en el transcurso de la investigación criminal. Pero la institución despejó ayer la situación de ambos.

EXPULSIÓNConocidos los hechos, el nuevo director general ordenó la expulsión de los dos detectives. 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales