ESPECTÁCULOS

Domingo 13 de Enero de 2008

Claudia di Girolamo:
Las teleseries de la tarde no necesitan sexo ni violencia

La actriz vuelve al horario de las 20:00 horas dirigida por Vicente Sabatini. También regresa a las tablas de verano con "Las brutas".

EDUARDO MIRANDA

Fuera de las cámaras, Claudia di Girolamo luce infinitamente natural: ropa holgada, sin maquillaje, pelo suelto. A cambio, dentro del set de grabación de TVN la actriz se transforma: por estos días, es Beatriz, una mujer elegante, con ropa impecable y el cabello voluminoso.

Luego de un año sin teleseries de las 20:00 horas, Di Girolamo regresa para encarnar a la heroína de la producción del primer semestre de la red estatal, que está ambientada en el litoral central: "Es muy atractivo tener que enfocar la historia en un lugar específico y donde los personajes se desarrollan en un entorno fuera de Santiago". Cuenta que interpreta a una millonaria dueña de un club de yates: "Es una mujer que tiene una relación muy particular con sus hijos y que ha tenido varios maridos que se le han muerto. Creo que eso da para mucho misterio y para crear una historia muy divertida".

El guión de la teleserie, que aún no tiene nombre, está a cargo de un equipo liderado por Alejandro Cabrera; en la dirección está Vicente Sabatini, pareja de la actriz. El drama se desencadena porque el marido de la protagonista (Alfredo Castro) se pierde en el mar y vuelve parapléjico; para entonces, ella ya está casada con su cuñado (Marcelo Alonso). Un dato: al inicio, la telenovela rompe con un clásico, la pareja que forman ella y Francisco Reyes. "Beatriz es muy enamoradiza, y aunque el personaje de Pancho (Reyes) llega después, igual ocurren algunas cosas entre ellos", adelanta la actriz.

En 2007, Di Girolamo estuvo dedicada a otros formatos en TV, como la serie "Cárcel de mujeres", y a grabar el proyecto Bicentenario "Paz", ambientado en la Guerra del Pacífico. Por eso, este regreso la tiene entusiasmada: "Toda el área audiovisual del canal se ha expandido enormemente. En las miniseries nocturnas se pueden tocar temas que son más crudos y duros. En cambio, las teleseries de la tarde no necesitan sexo ni violencia. Por eso es más desafiante hacer producciones familiares y cotidianas".

Aunque este primer semestre estará concentrada sólo en la teleserie, la actriz tiene otros proyectos en carpeta para 2008. "Uno de mis grandes sueños es dirigir. Más que nada es una obsesión. Tengo planes para hacerlo este año, pero estoy estudiándolo con tiempo". El año pasado cursó el Seminario de Dirección, en el Centro de Investigación La Memoria, de su amigo Alfredo Castro: "Uno de mis dramaturgos favoritos es Samuel Beckett. Cuando estuve en España arrasé con las librerías y me lo he leído todo. Quiero dirigir una obra de él, pero quiero estar preparada. Es algo difícil y que me tomará unos dos años de trabajo".

En teatro

"LAS BRUTAS", donde Di Girolamo actúa con Amparo Noguera y Catalina Saavedra, vuelve a escena el jueves 17 de enero en La Memoria.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales