NACIONAL

Viernes 20 de Julio de 2012

Banda de delincuentes irrumpió en sucursal de Edwards Citi en avenida Santa María con Luis Pasteur:
Experto ladrón lidera asalto a banco y escapa con $42 millones en efectivo

José Avello, apodado "El Fantasma", huyó tras salir por una ventana y saltar por los techos. Sus tres cómplices, detenidos.  
ÓSCAR SAAVEDRA Al asaltante José Avello (47) lo apodan "El Fantasma", pues sus apariciones son efímeras y terroríficas. De eso dio buena cuenta ayer. Junto con otros tres delincuentes irrumpió en una sucursal del Banco Edwards Citi en avenida Santa María, en Vitacura. Y durante diez minutos, aterrorizó a los funcionarios y a los clientes que allí estaban.

A las 9:26 horas, Avello entró a la entidad bancaria disfrazado con una peluca castaña, lentes y una bufanda gris que le cubría el rostro. Un minuto después, lo hizo su cómplice Luis Martínez, quien llegó encapuchado y con una pistola calibre 9 mm.

Avello caminó directamente hacia un grupo de ejecutivas, a las que intimidó y llevó a una oficina donde Martínez ya tenía maniatado a un guardia. Luego, "El Fantasma" tomó a una de las mujeres y con un revólver .38 que le robó al vigilante, la llevó hasta las cajas de atención, en el segundo piso. Bajo amenazas, obligó a que una cajera le abriera la puerta del lugar.

Mientras, Martínez se quedó en el primer piso para vigilar que los empleados no avisaran lo que ocurría a Carabineros. Pero falló. Sin que lo advirtiera, una cajera pulsó la alarma silenciosa del recinto y una patrulla de la 37ª Comisaría fue enviada rápidamente a la sucursal.

Cuando Avello estaba dentro de las cajas, sustrayendo lo que estaba a su merced, un efectivo ingresó y subió al segundo piso. El ladrón -apenas lo vio- le disparó.

El carabinero se parapetó y declinó usar su arma para no balear a uno de los presentes. Dejó al delincuente y corrió en busca de otros uniformados que habían llegado a la sucursal como refuerzos. Viéndose en apuros, Martínez agarró por el cuello a un ejecutivo y lo utilizó como un escudo. Salió a la puerta principal, gritó a los carabineros, y reingresó con su prisionero.

Escape accidentado

Todo este caos alertó a los otros dos cómplices de Avello -Eduardo Cortés, "El Palomo" y Javier Norambuena-, quienes lo esperaban afuera del banco en un vehículo todoterreno. Uno de ellos desenfundó rápidamente una pistola calibre 45 y disparó más de diez tiros.

El todoterreno salió raudo por avenida Santa María, seguido por una patrulla. Pero la fuga duró sólo unas pocas cuadras, ya que en la intersección con la avenida Carolina Rabat, impactaron a la camioneta Tucson conducida por la economista y ex ministra del gobierno militar, María Teresa Infante. El choque hizo que los delincuentes se cambiaran de pista y colisionaran con un Nissan, que venía por la vía contraria. Eso permitió detener a los dos delincuentes.

En la sucursal, los otros dos asaltantes intentaban eludir a la policía. Martínez mantenía retenido al ejecutivo y amenazaba con matarlo. Pero su enajenación lo hizo descuidarse, situación que el rehén aprovechó para quitarle el arma y abalanzarse en su contra.

Arriba, en el segundo piso, con un botín de $42 millones en las manos, Avello buscaba una forma de salir y, apremiado, comenzó a apuntar con su arma a los funcionarios del banco.

Abajo, Martínez ya había sido reducido por el rehén, otros funcionarios bancarios y la policía. Durante el forcejeo, el mismo se infirió un balazo en el abdomen y terminó hospitalizado.

También parecía el final de Avello, pues no encontraba una salida. Caminaba de un lado a otro y amenazaba con su arma a los empleados. Hasta que encontró una puerta de emergencia y escapó por una pequeña ventana. Saltó por los techos a una residencia en calle Del Corralero, donde botó la peluca, la bufanda, la chaqueta y un arma eléctrica que da golpes de corriente.

En un comienzo, echó el dinero en un bote de basura, pero luego se arrepintió. Tomó el maletín en que lo tenía, y se fue rumbo a Luis Pasteur. Allí se encontró con una mujer que iba en auto, a la que amenazó con el revólver .38 que era del guardia y la dejó a pie. Arrancó por el camino viejo de La Pirámide.

Carabineros encontró el auto, pero no había rastro de Avello. Lo buscaron por tierra y aire, con un helicóptero. Pero "El Fantasma", una vez más, se esfumó.

Más detalles C8 Carabinero que se enfrentó a ladrones: "Me dispararon"El cabo de Carabineros Juan Lema, que llegó al lugar y se encontró con los delincuentes, fue quien recogió el arma de Luis Martínez, cómplice de "El Fantasma". Cuando la tuvo en sus manos, miró a los presentes y señaló: "Con ésta me dispararon, eran cuatro". A unos metros, Patricio Silva, empleado de una bencinera, contó que "los delincuentes dispararon muchas veces. Fue milagroso que no hirieran a un inocente". Recordó que después sintió el choque: "Los delincuentes no se dieron cuenta de que los carabineros les balearon una rueda".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir



[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales