NACIONAL

Sábado 15 de Diciembre de 2012

En 1937 Valparaíso tenía el edificio más alto de Chile:
El rascacielos porteño que Lukas llamó rascacerro

Su principal copropietario, el Club Valparaíso, desapareció y el décimo piso completo salió a remate.  
HERNÁN CISTERNAS ARELLANO Valparaíso tiene el reconocimiento a nivel nacional de haber sido una ciudad pionera. Entre otros hitos, fue la primera en Sudamérica que contó, en el siglo XIX, con alumbrado público a gas, fundó el primer banco del país y el primer cuerpo de bomberos. Aquí debutaron el telégrafo y las operaciones bursátiles. Incorporó el fútbol a Chile, fundó el primer canal de televisión y realizó el primer transplante cardíaco.

Sin embargo, muy pocos recuerdan que durante un tiempo ostentó lo que para su época fue el primer "rascacielos" de Chile, denominación que se otorgaba a los edificios de 15 o más pisos.

Se trata del edificio que la Sociedad de Rentas Cooperativa Vitalicia S.A. -fundada en 1907 para fomentar el cooperativismo, la mutualidad y la previsión- construyó en 1937 en plena plaza Aníbal Pinto, puerta de entrada del barrio histórico reconocido Patrimonio de la Humanidad.

Edificada donde antes existió la calle Estrecho de Magallanes, la mole de fierro y cemento de 15 pisos y 70 metros de altura se constituyó en una especie de muro de contención del cerro Panteón. Los transeúntes ignoran que si no existiera esa construcción, la vista desde los cafés de la plaza Aníbal Pinto serían los mausoleos y tumbas del Cementerio 1, el más antiguo de Valparaíso.

El premio nacional de Periodismo Renzo Pecchenino, que firmaba sus caricaturas como Lukas, en una crónica sobre el puerto lo bautizó como "el rascacerros, pues está sujetando el viejo cementerio, al nivel de su décimo piso". Curiosamente, su tumba está a 80 metros de ese punto. Al describir la plaza Aníbal Pinto y su entorno, señaló que "ese cementerio increíble, que no vemos desde aquí, de vez en cuando se convierte en un tobogán de tumbas que se desploman sobre la calle Condell".

Aunque hoy tener 15 pisos es un hecho común y las construcciones de gran envergadura se han incrementado -en Santiago, el Costanera Center tiene 64 pisos y 300 metros; en los Emiratos Árabes el Burj Khalifa cuenta con 155 pisos y 828 metros-, en la década de 1930 era un tema de discusión en Chile.

El debate estaba centrado en Santiago en la altura que tendrían los edificios que rodearían al Palacio de La Moneda y el Barrio Cívico de avenida Bulnes.

Hasta ese momento, el "rascacielos" de la capital era el edificio Ariztía, en la calle Nueva York, construido a principios de los años 20 con catorce pisos.

Club Valparaíso

El edificio Cooperativa Vitalicia fue construido por el arquitecto Alfredo Vargas Stoller, iniciador del estilo modernista en Valparaíso. De sus 93 unidades o dependencias, el 30% sigue con uso habitacional. El resto son consultas médicas, que dominan sobre las oficinas de abogados, ingenieros y laboratorios.

Por años, uno de sus principales copropietarios fue el Club Valparaíso, que ocupaba todo el décimo piso. Sus comedores constituían uno de los lugares con mejor vista a la bahía y su cocina era recomendada en todas las guías turísticas. Malas concesiones y administraciones lo llevaron a la quiebra. Esta semana el local salió a remate.

ALTURASHace 75 años, Valparaíso tuvo el "rascacielos" de Chile al superar en un piso al edificio Ariztía, de Santiago.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>VECINDARIO.-</b> Al frente, la céntrica plaza Aníbal Pinto, puerta de entrada al barrio patrimonial; atrás, el Cementerio 1 de Valparaíso.<br/><br/>
VECINDARIO.- Al frente, la céntrica plaza Aníbal Pinto, puerta de entrada al barrio patrimonial; atrás, el Cementerio 1 de Valparaíso.


Foto:TOMÁS FERNÁNDEZ


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales