VIDA CIENCIA TECNOLOGÍA

Miércoles 7 de Abril de 2010

 
Fui uno de los primeros chilenos en probar el iPad

Roberto Arancibia Publicista y bloguero Un buen amigo viajaba a USA y trató de hacer coincidir su viaje con el lanzamiento del iPad. El sábado 3 de abril estaba en la fila de una tienda de Apple y después de un largo rato pudo comprarlo. A las 7 y media de la mañana del domingo fui a buscarlo al aeropuerto, y ahí mismo, en la puerta de embarque, lo tuve en mis manos.

Más liviano de lo que pensé -apenas 680 gramos-, una pantalla de 10 pulgadas perfecta y luminosa, con una resolución de verdad notable y una cómoda facilidad de uso muy intuitiva.

Cuando llegamos a casa pudimos verlo con más calma y disfrutarlo de verdad.

Rápido, impresionantemente rápido, se conectó a Wi-Fi casi solo, y pude bajarle un par de aplicaciones desde la AppStore. Pudimos ver las versiones especiales que importantes diarios, principalmente de Estados Unidos y de Europa, estrenaron para esperar el iPad. Muchos juegos, videos, revistas y una gran cantidad de libros, que se ven y se sienten como libros de verdad.

Acá se puede disfrutar de una biblioteca virtual, con carátulas y portadas, con páginas que se dan vuelta igual que los libros reales, pero con la posibilidad de cambiar la tipografía o modificar el tamaño de letra.

También puedes escuchar música con unos parlantes que suenan muy bien. Es una experiencia exquisita disfrutar la música mientras lees el diario o recorres Google Maps. Todo el sistema del iPad viene en varios idiomas, incluyendo español, y de regalo incluye lo mejor: la certeza de que este nuevo dispositivo -que no se puede comparar con nada- llegó para quedarse y cambiar todo.

¿Lo malo? Muchos reclaman que no tiene Wi-Fi, (aunque el modelo que yo probé lo trae), otros alegan que no tiene un puerto USB o que le falta esto o aquello. A ellos les digo: son sólo detalles. Esto no es lo que todos quieren que sea. Es distinto.

Las editoriales, los diarios, los libros y revistas tienen que aprender a usarlo. Ahora mismo. Y subirse a la ola. Todo va a adaptarse a nuevas herramientas como el iPad. Así es la historia de los gadgets que ha lanzado Apple. Todos, casi sin excepción, han marcado el rumbo de las cosas por venir. El iPod y el iPhone son buenos ejemplos.

Con el iPad pasará lo mismo, habrá gadgets y artefactos similares de otras marcas, pero Apple seguirá innovando y marcando el camino. Será criticado, copiado y finalmente adoptado.

Ya dije, es incomparable con un notebook, con un iPhone, con un tablet o con cualquier otra cosa. Porque "es" otra cosa.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Arancibia posa con su nuevo aparato a la salida del aeropuerto.<br/>
Arancibia posa con su nuevo aparato a la salida del aeropuerto.

Foto:ROBERTO ARANCIBIA


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales