VIVIENDA Y DECORACIÓN

Sábado 19 de Marzo de 2011

 
Arte sin límites

Diez coloridos textiles desarrollados por artistas con discapacidad intelectual, integrantes del proyecto Flor de Arte, de Coanil, adquieren una dimensión distinta en las manos de decoradores de la AdD. Los trabajos, que serán exhibidos en la Sala de Arte CCU a partir del 31 de este mes, llenan de vida espacios para distintos usos ambientados en diversos estilos.  
TEXTO, BEATRIZ MONTERO WARD La intensidad y equilibrio cromático, la armonía en la composición, el atractivo de la técnica y la ingenuidad y alegría que transmiten los textiles hechos en el taller Flor de Arte de Fundación Coanil impactan. Se trata de obras realizadas en forma grupal por jóvenes y adultos con discapacidad intelectual, con técnicas mixtas que incluyen pintura, costura, bordado, aplicaciones en género y dibujo, bajo la guía de artistas voluntarios. "Es un trabajo colaborativo en el que cada uno con su habilidad aporta. Cada pieza tiene varias intervenciones y se va armando al modo de un patchwork", explica Josefina Hevia, artista visual con estudios en arteterapia, directora del proyecto Flor de Arte. Diez de estos textiles, creados durante una actividad intensa de tres días en un taller en Valparaíso serán exhibidos a partir del próximo 31 de marzo en la Sala de Arte CCU. Una actividad que tiene como propósito no sólo mostrar a la comunidad el valor plástico de estas obras, sino también difundir y dignificar el quehacer y la creatividad de estas personas. Y es en este marco social que se le solicitó a la Asociación de Decoradores (AdD) que se sumara al proyecto invitando a diez de sus asociados a ambientar un espacio con ellas. "En el montaje de la exposición se acompañará cada tela con la fotografía del espacio donde estuvo integrada", indica Felipe Forteza, subgerente de asuntos corporativos de CCU.Porque la idea es que el público pueda apreciar las múltiples posibilidades que brindan, como formar parte de la decoración de un living formal, una terraza o una sala de estar juvenil. "No necesariamente tienen que ubicarse en un contexto infantil", asegura Paula Gutiérrez, quien sin temor la situó en un estar junto a una mesa italiana del siglo XVIII y a un sillón francés. Por su parte, Cecilia Rojas y María Jesús Ruiz Tagle decidieron demostrar que una obra de este tipo puede perfectamente ser el objeto de arte más importante en un comedor contemporáneo, llenándolo de alegría y color. De la misma forma Anita Domínguez y Francisca Goycolea optaron por romper con el esquema de decoración tradicional al incluir el textil en un salón pensado para adultos. "Hay que atreverse pues esta pieza suelta y hecha a mano imprime fuerza", dicen. María José Tagle y Gabriela Balbotín, en cambio, prefirieron una propuesta más osada en el uso del color e inspiradas en la tela escogida pintaron un muro en un tono verde agua para colgarla. "La acompañamos con elementos limpios y bien lineales, dando una sensación suelta y liviana", cuentan.Una terraza que es la prolongación de un gran living fue el espacio escogido por Luis Fernando Moro. "Funciona bien en un lugar como este con muebles de diseño y obras de arte que van desde lo muy primitivo hasta lo ultra contemporáneo", advierte. Asimismo, motivado por la composición cromática de la tela escogida, Hugo Grisanti decidió integrarla en un ambiente con los mismos colores, privilegiando el uso de materiales rústicos tratados con nobleza.Las salas de estar para niños, jóvenes y adultos también sirvieron de escenario para este proyecto, tal como lo muestran las propuestas de Francisco Silva, María Teresa Bertelsen, y María José de Rementería y Pía Urzúa. "Siempre es importante incluir arte en este tipo de ambiente. Pero estas son obras que tienen un plus adicional a su valor estético al estar hechas por personas con discapacidad. Y ese mensaje que llevan puede resultar muy adecuado en un lugar de uso familiar", advierte Silva. 

Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
La idea de Francisca Goycolea y Anita Domínguez fue utilizar la obra para romper la formalidad de un gran living.
La idea de Francisca Goycolea y Anita Domínguez fue utilizar la obra para romper la formalidad de un gran living.
Foto:VIVIANA MORALES, JOSÉ LUIS RISSETTI Y PATRICIO ULLOA


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales