NACIONAL

Martes 4 de Abril de 2000

Detenido:
Ex Policía Acusado De Robo

A disposición de la justicia Jesús Silva San Martín, quien recibió premios durante su carrera de detective y en las últimas semanas cooperó en la búsqueda de Jorge Matute.
La Policía de Investigaciones puso a disposición de la justicia al ex detective Jesús Silva San Martín, inculpado de autoría intelectual del robo con violencia a dos ciudadanos peruanos en un hotel de la capital.

Silva adquirió notoriedad por sus condiciones para investigar, recibiendo en cuatro ocasiones el premio "al mejor detective del mes". En 1994, al cabo de 10 años de servicio, fue sometido a exámenes siquiátricos y dado de baja por salud incompatible con el servicio.

En las últimas semanas, ya como ex policía, Silva cooperó en la búsqueda del estudiante Jorge Matute en Concepción, aunque su aporte no condujo al hallazgo del joven.

Su padre, Héctor Silva, conductor de taxi colectivo en Paine, dijo que ignoraba que su hijo estaba detenido. "Tengo otros dos hijos que son policías activos, por lo cual no estoy en condiciones de decir nada", respondió en su huerto de media hectárea.

Acusación de Robo
Con Violencia

Según el informe enviado al 7 Juzgado del Crimen, Silva estableció contacto con los peruanos Jorge Alvarado y Moisés Laos mientras estos permanecieron alojados en el hotel Lira de la capital.

Agrega la acusación que el ex detective se concertó con Geovanni Casoni, de 18 años, con antecedentes por robo; David Flores, de 44 años, con orden de aprehensión por estafa, y el menor de iniciales H.L.F., de 17 años, quienes también fueron detenidos.

Un cuarto implicado en el atraco, Carlos Pereira, está prófugo de la justicia.

Expresa la acusación que conocedor de los movimientos de estos extranjeros - sospechosos de estar involucrados en tráfico de drogas- , Silva proporcionó información al resto de la banda para que actuara sin su presencia.

Al parecer los asaltantes pensaban hacer una "mexicana", esto es, apropiarse de una fuerte suma de dinero y de una cantidad importante de droga. No obstante, sólo robaron mil dólares, por lo cual fueron en definitiva acusados.

Para actuar la banda aprovechó los antecedentes que tenía de los peruanos, e ingresó sin violencia el 27 de marzo pasado al hotel ubicado en Lira con General Jofré. Sin embargo, ya en el interior del recinto el grupo encañonó a una camarera para cometer el robo con violencia.

"A mí me pareció un autoasalto", dijo incrédula la administradora del hotel, Nayda Fernández. Dijo que los carabineros de la 4 Comisaría tomaron conocimento de la denuncia de los dos peruanos y examinaron sus pasaportes.

La señora Fernández agregó que con posterioridad se informó que los dos peruanos tenían numerosos ingresos injustificados al territorio chileno y que por esa razón estaban bajo sospecha de la Interpol.

Los asaltantes huyeron en un automóvil robado con patente e inscripción fraudulenta. El vehículo estaba en poder de otro integrante de la organización criminal, Rodrigo Donoso, buscado por giro doloso de cheques, quien también fue entregado al mismo tribunal.

En poder del detenido Donoso la policía halló un segundo automóvil robado y con inscripciones falsas, lo que aumentó las presunciones de que la banda estaba principalmente dedicada a este tipo de delitos.

Los dos peruanos abandonaron el hotel al día siguiente del robo de que fueron objeto. Habían permanecido alojados una semana y dejaron un saldo impago de 60 dólares en su cuenta, excusándose que habían quedado sin dinero. Desde entonces se ignora su paradero.

Historias del Policía
Premiado

En una de sus más reconocidas acciones el ex detective Jesús Silva enamoró a una mujer que vivía en la población La Victoria para infiltrar el grupo subversivo Mapu Lautaro. Incluso se dice que llegó a participar en "copamientos territoriales" y a marchar por las calles exhibiendo armas de fuego para ser aceptado entre los terroristas.

Por su contribución a la desarticulación de la subversión, Silva fue distinguido entre sus pares. También obtuvo el reconocimiento expreso del director de esa época, Horacio Toro.

Pero su desplome fue rápido. En 1993 Jesús Silva se vio involucrado en la muerte de tres presuntos delincuentes comunes en Maipú y debió comparecer ante la justicia para probar que actuó en defensa propia.

Ya como integrante de la Prefectura Investigadora de Asaltos, detuvo por robos con violencia a Marco Villanueva Vinet y Evaristo de la Cruz Godoy, acusándolos de haber trabajado como informantes de la Oficina de Seguridad del Gobierno, a las órdenes de Marcelo Schilling.

El Partido Socialista intercedió en favor de Godoy y presentó una querella por detención ilegal en contra del policía.

Silva se defendió declarando a la prensa que se había visto forzado a liberar sin cargos a ambos detenidos por instrucciones precisas del subdirector Franklin Quijada. No obstante, fue procesado y condenado por la jueza Dobra Lusic, por aplicación de rigor innecesario.

Villanueva Vinet fue nuevamente detenido por la policía civil en 1998 y acusado formalmente de una sucesión de robos con violencia a supermercados, bancos y camiones de transporte de valores. Aún está detenido.

El detective Silva discrepó, también, con el propio director Nelson Mery, luego de la detención de la brasileña Tania Cordeiro, inculpada en robos con características subversivas en Rancagua. Reveló supuestas torturas y abusos sexuales contra la mujer mientras estuvo en el cuartel, pero el ministro en visita Alejandro Solís sólo procesó a tres detectives por detención ilegal y arbitraria.

La Cordeiro abandonó el país cuando la Corte Suprema le concedió la libertad por la vía del amparo que presentó en su favor el abogado Héctor Salazar.

Silva también alcanzó cierto protagonismo en la investigación por el homicidio del senador y fundador de la UDI Jaime Guzmán cuando compareció ante la ministra en visita Raquel Camposano, asegurando que en vida el asesinado Agdalín Valenzuela - vinculado al FMR- le había confidenciado haber proporcionado el arma homicida al prófugo Raúl Escobar.

Entonces Jesús Silva pidió perdón a la familia Guzmán por haber callado, pero se justificó diciendo que tuvo miedo de haber sido silenciado.

Familia Matute
Lamenta Detención

En Concepción, la familia Matute Johns lamentó la detención de Jesús Silva. Este último se había contactado con la familia en Santiago, asegurándole que poseía antecedentes en el sentido que en la desaparición del estudiante estarían involucrados ex miembros de la Central Nacional de Informaciones y cuatro funcionarios de Investigaciones.

Todo habría derivado de un incidente ocurrido en la discotheque La Cucaracha y que habría culminado con la agresión al joven Matute.

Alex Matute Johns dijo que el anuncio de la detención de Silva por Investigaciones no le sorprendía, ya que este último les había señalado en un contacto telefónico que su ex institución lo involucraría en cualquier hecho policial para descalificarlo por los antecedentes que dice poseer sobre la extraña desaparición de su hermano, ocurrida el 20 de noviembre pasado desde La Cucaracha.

"La familia ya estaba advertida de que algo así le podía suceder", precisó Alex Matute.

No obstante, la magistrada que sustancia el proceso por secuestro y obstrucción a la justicia, Flora Sepúlveda, habría desechado esa versión, ya que nunca Silva fue llamado a declarar ni tampoco lo solicitó el estudio jurídico de la familia Matute Johns, que encabeza el jurista Fernando Saenger.

El abogado Saenger admitió que más del 50% de las pistas o versiones que han investigado en el caso Matute corresponden a antecedentes falsos.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales